Cine no image

Publicado el 9 febrero, 2011 | por Juanramonh

6

Crítica: ‘Valor de Ley’ (True Grit)

Nos llega un remake una película original de 1969, sólo que esta ocasión está bajo la dirección de los hermanos Coen, eso sí, respetando al misma historia principal, sólo que dándole alguna pinceladas propias. De esta manera nos introduciremos plenamente en la época del Far West y disfrutando del género como quizás no hemos hecho desde Sin Perdón, contando con todos los elementos característicos de un western.

La historia que nos presenta a una adolescente de 14 años, Mattie Ross, que viaja hasta Fort Smith en donde su padre ha sido asesinado por Tom Chaney para robarle un par de monedas de oro. Mattie pretende hacer justicia y vengar la muerte de su padre. Para ello busca a Rooster Cogburn, un alguacil con problemas de alcoholismo pero con años de experiencia al haberse enfrentado a muchos delincuentes. Cogburn parte solo pero Mattie rápido se pone en marcha para no quedarse atrás. Cuando le da alcance ve que va acompañado por LaBoeuf, un ranger de Texas que también busca a Chaney desde hace mucho tiempo y tiene precio su caza. Desde ahí partirá el trío mientras van sucediendo una serie de acontecimientos.

Respecto al reparto nos encontramos a Jeff Bridges interpretando a Rooster Cogburn (papel que en su día hizo John Wayne), un alguacil entrados ya en años, con mucha experiencia a sus espaldas pero con problema con el alcohol. A la joven Mattie Ross le ha dado vida la desconocida Hailee Steinfeld, dando una sensación de madurez, para su corta edad, al mismo tiempo que muestra su parte juvenil. Como el tejano Ranger veremos a un Matt Damon con un aspecto diferente al habitual, pero si con una pose seria y en momentos chulesca con unos objetivos claros. Tom Chaney es encarnado por Josh Brolin pero tampoco podremos disfrutar mucho de él ya que sale muy poco a lo largo del metraje. Al resto del reparto veremos a Barry Pepper poco reconocible al estar caracterizado como Ned Pepper.

Sobre la película, los hermanos Coen no han copiado directamente el filme original, sino que ellos se han inspirado más en la novela Charles Portis añadiéndole su firma particular. De hecho a lo largo de toda la aventura encontraremos pequeños subtramas mezclando varios géneros o estados del ser humano como puede ser la venganza o el odio entre otros, al mismo tiempo de mostrar empatía con los personajes. El aspecto visual también será del agrado del espectador, paisajes muy característicos como pueden ser los anchos ríos atravesando áridas y secas tierras, un pueblo en medio de la nada cuya única vía de comunicación son los caballos o el tren a vapor (sale una locomotora preciosa). Aunque habrá otros detalles que también harán la deleite de nuestros ojos y que tampoco podrían faltar, son los disparos y sus consecuencias, vamos que un tiro a corta distancia con un revólver sobre una cabeza veremos sus consecuencias, o también a larga distancia mediante un rifle.

En conclusión, nos encontramos ante una gran película que nos hará disfrutar desde el primer momento, tanto por su argumento en general, como las interpretaciones de cada uno de los actores, en los que habrá momentos que nos sintamos identificados con ellos. Desde hace mucho tiempo una pelícual del Far West no nos llamaba tanto la atención y no será por intentos, pero parece que ahora los hermanos Coen lo han conseguido. Eso sí, como curiosidad la producción a corrido a cargo de Steven Spielberg.

Lo Mejor: Adaptación de la novela de Charles Portis. Nos atrapa desde el primer segundo.

Lo Peor: Josh Brolin en cartel protagonista y apenas hace aparice durante el metraje.

Share Button

Quizás te interese...




Back to Top ↑