Cine no image

Publicado el 11 mayo, 2013 | por Trish

6

Crítica: ‘The Lords of Salem’

the_lords_of_salem_poster

Finalmente llega a los cines la última película del polifacético y polémico Rob Zombie (“La casa de los 1000 cadáveres”, 2003. “Los Renegados del Diablo” 2005). El actor, compositor, escritor y director entre muchos de sus roles, nos presenta su nuevo proyecto “The Lords of Salem” una película de terror poco convencional ambientada en el pueblo de Salem, Massachusetts, conocida como “La ciudad de las brujas” por los juicios que ocurrieron en 1692 y que acabaron con la vida de al menos 20 mujeres al ser ejecutadas por delitos de brujería.

Heidi (Sheri Moon Zombie) trabaja en un programa de radio local en la ciudad de Salem, junto con sus dos compañeros Whitey (Jeff Daniel Phillips) y Jackson (Ken Foree), forma parte de “El gran equipo de Radio H”. Un día, llega a la emisora una misteriosa caja de madera que contiene un vinilo dentro, es un regalo para Heidi de parte de una banda llamada “The Lords” (Los Señores). Pensando que se trata de un nuevo grupo de música que intenta promocionar su trabajo, reproduce el disco, que curiosamente empieza a reproducirse al revés, evocando flashbacks perturbadores en la protagonista.

the-lords-of-salem-03

A partir de este momento la vida de Heidi empieza a caer en picado, la canción parece tener un efecto hipnótico en ella y en el resto de mujeres de Salem cuando la reproducen en la radio. En este punto es donde comienza un viaje de dolor y decadencia en el que descubrirá que nada es lo que parece, ni ella misma. La llegada de otra caja que contiene entradas gratuitas y discos para organizar un concierto en Salem, hará que Heidi y sus amigos descubran que el espectáculo no se trata de un evento musical convencional, sino que Los Señores están de vuelta para cobrarse una sangrienta venganza.

Escrita, producida y dirigida por Rob Zombie, la película cuenta una historia de brujería de una manera poco convencional. Considerado uno de los mejores directores independientes del cine de terror, es conocido por sus películas políticamente incorrectas y cargadas de referencias a los films de terror de los años 30 de la Universal. La influencia de estas películas y del expresionismo alemán, se dejan ver en “The Lords of Salem” en cada plano.

Una historia de brujas en Salem no es nada nuevo, se ha explotado en el cine cientos de veces antes, pero aquí llega el director para mostrarnos su particular visión del género. La película comienza fuerte, con una presentación de personajes elaborada que te vaya haciendo empantizar con ellos poco a poco y un planteamiento del guion solido aunque quizás un poco lento, pero lo justo para conseguir despertar la intriga en el espectador, si algo sabemos de Rob Zombie es que no le gustan las prisas, cada escena tiene que tener el tiempo justo para desarrollarse en sí misma. El problema viene después, cuando a lo lago del metraje se va perdiendo la visión inicial y las situaciones acaban siendo alargadas absurdamente hasta llegar un punto en el que se pierde total interés y solo esperas que por fin suceda algo de verdad; la cinta parece quedarse atascada a la mitad, y más que una historia coherente parece que solo se nos presentan un montón de imágenes sin sentido cohesionadas débilmente por una idea original.

the-lords-of-salem-02

Pero nunca hay que olvidar que nos encontramos ante una película de uno de los directores más bizarros del cine actual, por lo que no podemos verla como una película de terror convencional. Su estilo es amado por muchos y odiado por muchos otros, pero es personal, algo que hoy en día no se encuentra fácilmente en el cine. Nos presenta una atmósfera psicodélica y perturbadora en cada plano, con una producción exquisita y acompañada de una dirección de fotografía sublime que juega con los planos y la psicología del color para meternos de lleno en ese mundo bizarro que Rob Zombie ha creado para nosotros, todo ello aderezado con una banda sonora inmejorable. Un mundo que en cierto momento se le va de las manos, es cierto que el director tiene su propia visión del terror influenciada de muchas maneras a lo largo de los años, pero intentar plasmar en imagen una idea demasiado inconcreta tiende a tener un resultado similar al que nos encontramos en “The Lords of Salem”, en verdad hay ciertos momentos en el que no tienes ni idea de lo que está pasando y te preguntas si se están riendo de ti aposta o de manera sutil.

La cinta está protagonizada por Sheri Moon Zombie (Heidi), esposa del director y actriz fetiche. Funciona bien en su papel, queda muy claro que ha sido escrito para ella lo que hace que en cierto modo la película sea mucho más fácil de llevar. El resto de actores bien podrían haber sido sustituidos por otros, ya que no se les da nada de juego, se limitan a estar correctos en sus escasos momentos en pantalla, lo que da lugar a un Bruce Davison (Francis Matthias) desaprovechado y a un trío de brujas de las que nos habría gustado saber un poco más ya que parecen tener más personalidad que todo el elenco de actores de la película.

En definitiva, es muy difícil criticar a un director de culto como Rob Zombie, ya que tiene una legión de asiduos seguidores que lo defenderán a muerte haga lo que haga, y es verdad que tiene títulos magníficos, pero no todo el campo es orégano y a veces tenemos que encontrarnos con películas como esta. Hay quien dice que el cine de Rob Zombie es en cierto modo como el de Tarantino, hay que entenderlo, y en esto estoy de acuerdo, de hecho me considero fan de muchas de sus películas, es un estilo innovador y que suele funcionar bien, pero en esta película se le ha ido de las manos hasta rozar lo absurdo. “The Lords of Salem” no es para todo el mundo, solo para los más fans del director ya que la película está cargada de simbología y estilo personal, donde por supuesto no pueden faltar las grandes referencias y homenajes como en este caso a Mozart, George Méliès y Bela Lugosi, entre otros.

the-lords-of-salem-01

The Lords of Salem” no es terror absoluto en sí mismo, ya que no nos acosa con sustos y escenas perturbadoras, es una historia más tranquila, magnética y atrayente en sus inicios pero que termina siendo un cumulo de imágenes sin sentido donde Rob Zombie deja entrever su faceta de director de videoclips, pero que termina remontando al final ofreciéndonos algo diferente a lo que se espera en el desenlace de este tipo de películas.

Nos Gusta

  • Escenas que son visualmente muy potentes
  • La idea original del film
  • Que no se hayan empleado efectos digitales

No Nos Gusta:

  • El ritmo demasiado lento
  • Que Rob Zombie haya perdido el horizonte a mitad de la película

5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑