Cine no image

Publicado el 13 diciembre, 2014 | por Jose Mellinas

5

Crítica: ‘The Babadook’

babadook-poster

Comenzaba mi crítica de la estupenda It Follows remarcando lo difícil que es hoy en día disfrutar del buen cine de terror, un género hambriento de originalidad, de propuestas kamikazes capaces de sorprendernos en un tiempo en el que ya hemos visto de todo (o eso creemos). Afortunadamente surgen de tanto en cuanto películas destinadas a convertirse en clásicos instantáneos. The Babadook es una de ellas.

Tomando como referencia el cortometraje Monster que dirigió en 2005, Jennifer Kent teje una sólida historia no de gore y truculencia varia, sino de personajes, de atmósfera. Es importante resaltar esto porque aquellos que esperen ver otro clon más de Paranormal Activity pueden ir cambiando de plan. Aquí, los protagonistas no pasan página a la ligera; sienten el dolor y les pesa de verdad, teniendo que vérselas con sus demonios internos antes que con el monstruo que les acecha. ¿Quién puede protegerles de la oscuridad que se ha ido apoderando de ellos? Kent pone mucho esmero en el drama y en el horror. El resultado: soberbio. The Babadook triunfa allá donde otras fracasan.

the-babadook-01

Amelia vive un infierno tras la muerte de su marido en un accidente de tráfico siete años atrás. Sueña despierta, su trabajo de enfermera no termina de situarle del todo, y el extraño comportamiento de su hijo pequeño, Samuel, no le ayuda en absoluto. La aparición de un libro infantil va a ser el detonante de una espeluznante serie de acontecimientos que van más allá de lo real…

Si funcionan los personajes es en gran parte debido a su acertadísimo casting. Essie Davis, a quien recordamos de las secuelas de The Matrix, se transforma por completo en una mujer desincronizada con el mundo, cuya complejidad alcanza el súmmum no necesariamente en las escenas compartidas con el ente sobrenatural. Su aspecto frágil y exhausto esquiva por completo la figura de la heroína intocable tan de moda en el fantástico actual; la suya es una de las interpretaciones femeninas más potentes que hemos visto en mucho tiempo. Por su parte, el joven Noah Wiseman se saca de la manga al entrañable Samuel, un niño obsesionado con la magia, los monstruos y los gadgets caseros cuya tesitura se sitúa frente a la de Danny Lloyd en El resplandor. La química entre ambos constituye el pilar en el que se apoya la película, formando así el contraste ante el ambiente opresivo que les mantiene presos.

Escalofríos con cerebro, damas y caballeros. El imaginario tenebroso (deudor de Dreyer, Murnau y hasta de Polanski) es solo el pretexto; el Mal se extiende por multitud de capas, no entiende de descansos y la amenaza es constante. Jennifer Kent ha sabido plasmar esa idea a la perfección jugando con las claves del género, pero sin tomarnos por bobos. “Si es en una palabra, o en una mirada, no puedes librarte del Babadook”; qué placer poder acabar esta crítica afirmando que nos encontramos ante una de las mejores películas de terror de los últimos años.

the-babadook-02

Nos Gusta:

  • Essie Davis y Noah Wiseman. Impecables.
  • La sorprendente mutación del film a lo largo de su desarrollo, sin traicionar nunca el concepto original.
  • Maravilloso debut de Jennifer Kent tras las cámaras.
  • Radek Ladzcuk a la fotografía.

No Nos Gusta:

  • Que una vez descubierto el Babadook, éste pierde todo su misterio. Comprensible e inevitable.

 

9/10

Share Button

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑