Cine no image

Publicado el 29 julio, 2012 | por Dani Mateo

0

Crítica: ‘Ted’

Por Daniel Mateo

Hablar de Seth McFarlane es hablar de un grande de la comedia absurda. El creador de Padre de Familia y Padre Made in USA se atreve ahora con su primer largometraje con actores reales.

Ted‘ se ha sabido vender muy bien por donde se ha estrenado y llega aquí, a España, con el cartel de comedia del año. Las expectativas pueden ser bastante altas sobretodo si se ha visto el tráiler previamente. La película tiene una buena factura, con grandes efectos especiales y un oso casi real, a nivel técnico es muy impresionante, pero la sensación de la que sales del cine es de haber visto una película enfocada a niños engordada con la mala leche del señor McFarlane.

La trama gira en torno a John, un chiquillo de unos 8 años que había sido foco de burlas y mofas llegando a ser aislado por sus vecinos, siendo un pequeño solitario sin amigos a tan corta edad. En navidad sus padres le regalan un oso de peluche llamado Ted que se convierte en el inseparable amigo de ese niño durante ese día. Antes de acostarse pide un deseo, que Ted pueda ser su amigo para siempre y que se haga real.

Los años pasan y el fenómeno Ted llega a todo el mundo. Un oso de peluche que es capaz de caminar, hablar y pensar no es algo que pase inadvertido, sin embargo la fama es efímera y fugaz, y Ted pronto es olvidado como tantos iconos de los 80, a los que hay infinidad de guiños. John ahora vive con Lori, su novia, además de con Ted. Tras cuatro años de relación, Lori espera algo más de John, algo de madurez y le plantea una situación límite en la que la ecuación de tres en la que conviven debe despejar a Ted para mantener su relación estable.

La película nos presenta una gran banda sonora y la factura de la dirección no es mala para ser su primer film. La película es muy de verano, amena, divertida, ligera, el problema es que quizá recuerda a demasiadas otras películas y bien parece un refrito Disney con mala leche al que le han metido con calzador un oso con una personalidad similar a la del perro de la serie Wilfred y un oso que recuerda a la muy reciente ‘Paul‘. Y es que Ted, tras pasar su momento de fama ahora es fumador de hierba, alcohólico y un juerguista.

Sorprende la actuación de Mark Wahlberg, al que personalmente no le veía una actuación tan buena desde Boogie Nights. El protagonista carga con el peso del film con soltura y sale del encasillamiento que venía teniendo con una gran actuación cómica.  Mila Kunis, la actriz que encarna a Lori, defiende bien su papel sin destacar demasiado, lejos de la fantástica actuación que nos brindó en el ‘Cisne Negro’ de Aronofsky, sino más en la línea de Aquellos maravillosos 70. Es curioso que no haya sabido explotar bien su papel cuando ha trabajado tantos años con Seth, recordemos que Kunis es la voz de Meg Griffin en la versión original de Padre de Familia.

La película la podríamos organizar en tres partes, siendo dos de ellas divertidas y la última un poco más convencional. Donde si ha conseguido sacar más de una carcajada es sobretodo en esos pequeños cameos y guiños a la generación joven de los 80. Cameos como el de Nora Jones, Ryan Reynolds, Tom Skerritt y sobretodo Sam J. Jones, quien lleva una parte del peso de la trama consigo y resuelve sacando más de una sonrisa. Los momentos de cameo son francamente muy divertidos, despertando más de una sonrisa en nosotros.

En definitiva, si eres un fan del humor McFarlane, te gustan las comedias románticas con cierta mala leche y quieres pasar un buen rato divertido Ted es tu película. Guiños a Indiana Jones, Star Wars, Alf, los salones recreativos y una infinidad de iconos de los 80 como Flash Gordon hacen de una trama a priori convencional pueda ser una comedia divertida a pesar de ser algo predecible.

Nos gusta

  • La animación de Ted
  • La mala leche del humor McFarlane
  • Mark Whalberg, impecable en su actuación

No nos gusta

  • La trama poco elaborada y convencional
  • Que en ocasiones puede recordar a un refrito de varias pelis y series

Una comedia fresca, entretenida pero algo predecible, por ello en Psicocine le ponemos una nota de:

 6’5/10

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑