Cine no image

Publicado el 10 agosto, 2011 | por Vicky

22

Crítica: ‘Super 8’

La comparan con Los Goonies, con E.T El extraterrestre, incluso con Encuentros en la Tercera Fase y yo digo que Super 8, es una combinación perfecta de las tres y además J.J. Abrams le añade un toque de adrenalina que quizás le faltaron a sus antecesoras y que hace que su película desmarque y no se convierta en un simple refrito o revisionado de películas de los 80.

Nada mas sentarte en tu butaca y tras escuchar las primeras notas de la banda sonora J.J Abrams y Steven Spielberg (encargado de la producción) nos recuerdan que estamos allí para ver una película diferente, es como si nos quisieran enviar un mensaje y sería algo como esto… “¡Basta de remakes y secuelas absurdas!, vamos a recuperar Hollywood, vamos a presentaros una película de verdad” y de repente, la música para, fundido en negro y unas letras se dejan entrever… “Super 8“, así se sencillo y de eficaz comienza la joyita de Abrams.

Los protagonistas de nuestra historia son unos niños que viven en un pequeño pueblo llamado Lillian en Ohio. Pero el protagonista principal es el encantador Joe (Joel Courtney), algo así como Mikey en Los Goonies. Joe ha perdido a su madre en un trágico accidente y tanto él, como sus amigos, se encuentran en esa etapa en la que te niegas a crecer, a puertas de la adolescencia. Su máxima diversión es completar un corto sobre zombis que pretender presentar en un Festival, pero el padre de Joe, Jackson Lamb (Kyle Chandler) cree que ha llegado la hora de dejar de jugar con sangre falsa y muñecos, así que pretende enviarle a un campamento de deportes para ayudarlo a crecer y dar ese paso hacia la madurez.

Cuando ya les quedan pocas tomas para completar el corto, un trágico accidente se cruza en sus caminos. Una camioneta hace descarrilar un tren, pero esto no supondrá un accidente sin más, no… Los acontecimientos se desmoronan, empiezan a desaparecer primero los perros, luego las personas, mas tarde los objetos metálicos… Nadie sabe lo que ocurre pero todos tienen miedo y la cosa se complica cuando los militares comienzan a campar a sus anchas por el pueblo.

La película tiene un ritmo adecuado, no decae en ningún momento, J.J Abrams nos mantiene en vilo y crea un clima de intriga perfecto para el espectador y aunque hasta el final no vemos quien o que está provocando los destrozos, Abrams no provoca esa sensación (que odio) en la que te sales del film para preguntarte “¿esta película no avanza?” o “No entiendo que está pasando...”. La película está perfectamente estructurada, es muy visual y el elenco de actores ayuda bastante. Joel Courtney que a pesar de estrenarse con Super 8, lleva todo el peso de la película y ha sabido defenderlo muy dignamente, utilizando la mirada más que los diálogos para transmitirnos como se siente en cada momento. Elle Fanning (hermana de Dakota Fanning) supone el Álter ego femenino de Joe, es un poco mas mayor que el resto, es la protagonista del corto y de la que se enamora nuestro protagonista. Kyle Chandler y Riley Griffiths completan el reparto.

Los personajes tienen una personalidad definida y su propio carisma quizás esas personalidades tan definidas hacen que los personajes pequen de ser demasiado evidentes para el publico, es decir, tenemos al chico gordito, al friki (en este caso obsesionado con los petardos), al tímido con potencial… aunque esto no es suficiente para que le quitemos una medalla al señor Abrams.

Sobre la dirección cabe destacar que Super 8 está rodada con mimo, planos largos y vistas desde el aire que recuerdan a las películas de finales de los 70 y principios de los 80, al igual que una perfecta fotografia y una ambientación excelentes. Esos pantalones de campana, niños en bicicleta y el misterio con el que se topan unos niños hacen que nos transportemos de lleno a los 80.

En definitiva, para los jóvenes adolescentes que no crecieron con Los Goonies y la magia de los 80, esta puede ser su redención, para los nostálgicos esta película os moverá algo por dentro y para los que simplemente vais al cine a disfrutar sin más, tenéis una  película de misterio, suspense y alguna que otra explosión escandalosa que seguro que no hará que os arrepintáis de haber pagado la entrada de la película del verano.

Lo Mejor: La historia, los actores y la escena del choque del tren que resulta muy espectacular.

Lo Peor: Una vez descubierto quien es el causante de los destrozos, resulta ser “algo demasiado moderno” que desentona con la ambientación creada para el film. Algo menos parecido a Falling Skies hubiese sido mejor.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑