Cine

Publicado el 28 octubre, 2015 | por Dani Mateo

0

Crítica: Spectre

Sam Mendes ha conseguido hacerse con la dirección de dos largometrajes seguidos de James Bond, lo cual es un logro donde generalmente algunos directores aspiran a llegar para conseguir la atención de Hollywood gracias a un trabajo “sencillo” por contar con un lenguaje propio y una cantidad de referencias que hacen del “formato Bond” algo no demasiado difícil de rodar y que fácilmente te consigue poner en la picota de los directores importantes. En su debut con la franquicia, la anterior y maravillosa Skyfall, logró hacer un trabajo más personal y no tan encorsetado como venían siendo los títulos del espía británico. Spectre, la nueva entrega del Agente 007 nos muestra que conoce la leyenda del personaje, la filmografía y consigue conectar las películas de Daniel Craig creando una especie de tetralogía de su recorrido en la franquicia.

CartelCine SPECTRE ALTA

Mendes en Spectre parte con un guión donde demasiadas personas han metido mano. Los espías ya no están de moda, es una realidad. Vivimos en épocas de superhéroes, antihéroes y donde la ciencia ficción espacial pega fuerte, pero los espías han perdido el brillo que lucían en los 70, 80 o 90. El ocaso del Servicio Secreto de Inteligencia británico, el MI6, es claro y tarde o temprano tendríamos que enfrentarnos a un guion realista donde la tecnología supusiera una alternativa a los súper espías. La aparición del personaje de Denbigh (Andrew Scott), encabeza el inicio del cambio frente a los métodos del recién nombrado M (Ralph Fiennes). No obstante, se nota que demasiada gente ha metido mano a un guion que se convierte en el más largo de la saga y el cual puede llegar a hacerse pesado.

La historia nos sitúa tras el final de Skyfall, cuando Bond arma un escándalo en medio de la ciudad de México D.F. el día de su festividad de los muertos “jugando” con un helicóptero. Tras la muerte de M (Judi Dench) en Skyfall ésta deja grabado un mensaje para Bond donde le pide que no confíe en nadie y que encuentre a una persona y asista a su funeral. Esto será el desencadenante para que se destape la conspiración de la organización Spectre, la cual no veíamos en pantalla por problemas de derechos desde hacía mucho tiempo y que apareció por primera vez en cine en Diamantes para la eternidad, en 1971.

007-spectre

Daniel Craig se corona con esta película como uno de los mejores James Bond, a la altura de Connery aunque en una vertiente completamente diferente, dejando de lado la elegancia, sin olvidarla, pero centrándose en la eficacia. Es el mejor Agente 007 y lo demuestra con su eficacia incontestable. El reparto es bastante consistente, contando con Naomie Harris de nuevo como Moneypenny, Ben Whishaw como Q, y un inspiradísimo Ralph Fiennes como el nuevo M recobrando los roles que les asignó Mendes. Además, el director inglés hace un poco de arqueología en la saga no solo al rescatar a Spectre sino también al recuperar personajes como Mr. White, de nuevo interpretado por Jesper Christensen y hacer referencias a todos los villanos y amores de los que ha participado Daniel Craig como Bond. También contamos con cameos como los de Dave Bautista o Monica Bellucci, que apenas salen unos minutos en pantalla además unos inspiradísimos Christoph Waltz y Andrew Scott dan la sal y pimienta a una cinta donde Léa Seydoux pone el broche de oro.

Sam Mendes saca de la palestra los miles de gadgets para convertir Spectre en la más clásica de las entregas con Craig como Bond. Tenemos menos tecnología puntera para dejar paso a los coches con eyector de asiento, los paracaídas y relojes bomba. Estamos ante un espía clásico donde prácticamente sus habilidades serán la única arma para desactivar el entramado que está urdiendo Spectre. Además hay mucho guiño a la saga, tenemos un gato persa, la recuperación de Spectre, los gadgets más clásicos e incluso vuelve el Aston Martin DB5 que ya destrozó Bond.

spectre 03

La cinta tiene todo lo que puede funcionar, un increíble plantel de enemigos a batir, un conflicto sobre la renovación del MI6 con la constante amenaza de acabar con el programa 00 y un drama que ataca al pasado de nuestro protagonista. Tenemos increíbles persecuciones dignas de la saga Fast & Furious, escenas de acción impresionantes e incluso una cuenta atrás con bomba digna de la saga. Contamos con los villanos más malévolos y la constante sombra sobre el MI6 donde Bond no puede fiarse prácticamente de nadie, es decir, recapitulando, todo para que la película funcione. ¿Cuál es el problema entonces? La duración.

A Mendes le ha quedado una cinta demasiado larga donde trata de meter una cantidad de entramados que dan mucha profundidad al personaje. Hacen claro homenaje y honor a la saga, trata con un respeto increíble el material de Fleming e incluso logra situar el trabajo de Mendes a la altura de lo que hizo Nolan con Batman reinventando al personaje y trayéndolo a nuestra actualidad sin perder un ápice de su brillo. Sin embargo la consecuencia es que la longitud de la cinta da para tener apenas 10 minutos, si llega, a Christoph Waltz en pantalla, un Dave Bautista prácticamente mudo con apenas 5 líneas si llega, y un final donde el sentimentalismo hace tambalear un poco la integridad del mito de Bond.

spectre 02

Es posiblemente la cinta más difícil que me ha tocado analizar jamás, porque nada falla salvo el tiempo. El ritmo incluso tan solo decae hacia el final del segundo tercio de la película, justo antes de que empiece la resolución y ese tercer acto frenético, sin embargo es demasiada información. Además no funciona como película individual sino que es broche de oro para cerrar la saga, amén de la historia que puedan contar en la siguiente entrega, de nuevo con Craig.

Nos gusta de Spectre:

  • Un elenco casi perfecto con interpretaciones que dotan de profundidad y realismo a la cinta.
  • La producción, que salta de México a Roma pasando por Tánger, Japón e Inglaterra.
  • Los guiños a la saga y la ambición de querer unir todas las partes de la saga de Craig .

No nos gusta de Spectre:

  • Puede hacerse muy larga al tener un ritmo lento en algunos tramos.
  • Desaprovecha personajes como el de Christoph Waltz al apenas tener tiempo en pantalla.
  • Quizá peca el final un poco de sentimentalismo, desdibujando la figura del mito de Bond.
Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: Spectre Dani Mateo

Es posiblemente la mejor película de personajes de esta tetralogía de Craig, sin embargo nos exige de un esfuerzo de haber visto todas para poder juntar las piezas del puzzle, eso, en mi opinión, hace que sea una película para los amantes de este tipo de cine y en concreto del espía británico. Si es así, la película es redonda, sin embargo para el espectador medio puede llegar a hacerse pesada, aunque realmente entretenida por momentos.

4.3

Redonda


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑