Cine no image

Publicado el 9 mayo, 2012 | por Avatar

1

Crítica: ‘Sombras Tenebrosas (Dark Shadows)’

Tim Burton es uno de esos cineastas que se llevan la personalidad a cada película que hacen. De hecho, el cine siempre ha sido para este singular director una terapia para combatir unas lagunas de oscuridad que no acaba de cerrar en su fuero interior, cosa que explica algunas de las grandes recurrencias de su filmografía, con la excepción a mi modo de ver de ‘El planeta de los simios’ y la desafortunada ‘Alicia en el país de las maravilas’.

Sombras Tenebrosas’ gira alrededor de Johnny Depp, uno de los actores fetiche de Burton, cada vez más afincado en esos papeles histriónicos y complejos que vuelven aburrida cualquier interpretación suya de un tipo mínimamente normal (‘The Tourist’). Aquí encarna a Barnabas Collins, el heredero de una noble familia que emigra al Nuevo Mundo en el siglo XVIII en busca de su propia grandeza. Allí se establecen en una colonia pesquera que acabará llevando su nombre, ya que su negocio de pesquería será el principal motor industrial de la localidad. El joven Barnabas coquetea ocasionalmente con Angelique, una criada que consigue apagar sus ardores, pero no colmar su necesidad de amor. Cuando conoce a Josette (Bella Heathcote) despertará la malsana envidia de la despechada criada (Eva Green), que por si fuera poco es una bruja, y sufrirá los efectos de su desplante. Si ella no puede tenerlo, nadie lo hará, empezando por su amada Josette, que se arrojará por un acantilado impelida por un hechizo. Dispuesto a acompañarla en su destino, Barnabas despertará de lo que debió ser una muerte segura para descubrir que las malas artes de Angelique lo han convertido en un vampiro y se las arreglará para que una enfurecida turba lo entierre encerrado en un ataúd para des descubierto siglos más tarde, en la década de los 70.

Sombras Tenebrosas’, basada en una popular serie de los sesenta, cuenta con un reparto de secundarios de lujo: Michelle Pfeiffer, Helena Bonham Carter, la genial Chloë Grace Moretz (que descubrí en ‘Kick-Ass’) y una fugaz aparición del maestro Christopher Lee, que dotan de un sólido empaque un trasfondo que, de haber sido de otra manera, habría pecado de descafeinado ante la omnipresencia de Depp. Era la única manera de que el actor fetiche de Burton no eclipsara absolutamente el film, y a pesar de los esfuerzos, el riesgo corrido pasa factura a la importancia y peso de tan potente selección de actores.

Sombras Tenebrosas’ es una película difícil de clasificar, ya que juega como pocas otras de Burton al flirteo entre el terror ligero (en ocasiones escalofriante) con el humor absurdo y desestresante en el que Depp se mueve como pez en el agua. Es quizá esta indefinición la que provoca la indeterminación de la propia historia, que empieza sugiriéndonos unas coordenadas y, a medida que avanza, va mutando para convertirse en un medio distinto para alcanzar un fin previsible, aunque no carente de cierto giro sorprendente.

Los personajes y las tramas se van difuminando a medida que Barnabas entra en la historia, hasta el punto de que da la impresión de que el guión se disipa en desarrollar aspectos poco útiles, sin saber muy bien por dónde tirar y opta por el camino de en medio, quitándose de encima personajes de una u otra manera, algunos de los cuales tienen una aparición tan testimonial que cabría preguntarse si no obedecían a la mera necesidad de Burton de incluir los clichés que definen a sus múltiples personalidades. Al final, nos encontramos ante una serie de gags centrados en Johnyy Depp y su explotación de un personaje hecho a su medida. Las coordenadas típicas, eso sí, abundan: amor no correspondido; amor impedido; redención; venganza; comedia; ironía… Y puede que la ironía, el lenguaje pomposo y el hecho de ambientarse la historia en una década tan concreta como la de los 70 sean los principales fuertes del relato, aparte del peso de los propios actores. Pero es que hasta la época queda desdibujada a cuatro tópicos estéticos o musicales, tan artificiales como la propia localización física del film, carente del carácter que se intuye en las pretensiones algo fallidas del texto.

Con todo, ‘Sombras Tenebrosas’ propone dos horas de entretenimiento y risas aseguradas. Una fábula no tan oscura como lo que nos tiene acostumbrados Burton, y no taladrada por los coros que tanto gustan al director. También es una ocasión ideal para ver el despliegue de grandes actores que ya van entrando en el otoño de sus carreras en el cine de masas y otros que apuntan muy alto y prometen una gran carrera para nuestro deleite. Y todo ello, cómo no, para mayor gloria de Johnny Depp.

Lo mejor: Los actores y el tono de la historia.

Lo peor: La disipación progresiva del guión y el desaprovechamiento de talentos.

6.5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Irreverente, bloguero, traductor, politólogo vocacional, aficionado a la escritura y rolero por vicio masoquista.

Latest posts by Avatar (see all)

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑