Cine no image

Publicado el 15 abril, 2011 | por TonyC

7

Crítica: ‘Scream 4’

Ha llegado el momento que todos esperábamos ¡Scream 4 ya está aquí! Muchos soñábamos con este momento desde que vimos el final de Scream 3. Sabíamos que era difícil pero aquí está, 11 años después volvemos a ver a Sidney, Dewey y Gale en otra encrucijada. El miércoles 20 de Abril se estrena la cuarta parte de la saga que supuso un antes y un después en las películas de terror.

La película nos sitúa en Woodsboro 10 años después de la tragedia ocurrida. Allí se encuentran viviendo Dewey (David Arquette) y Gale (Courteney Cox) que están casados desde que Dewey le propusiera matrimonio al final de la tercera entrega. Sidney (Neve Campbell) está en su ciudad natal de gira, promocionando el libro que ha escrito sobre su vida, titulado “Desde la oscuridad”. También nos encontramos por Woodsboro a la prima de Sidney Jill (Emma Roberts), y a sus amigas Kirby (Hayden Panettiere) y Olivia (Marielle Jaffe). También al ex novio de Jill, Trevor (Nico Tortorella) y a dos frikis del cine que vendrían a desempeñar el papel de Randy (Jamie Kennedy) en la trilogía original de Scream. En el aniversario de la tragedia de Woodsboro, les tocará rememorar lo sucedido y Ghostface se encargará de que lo vivan en sus propias carnes. La película está repleta de guiños, tanto relacionados con películas como con actores. Entre otros guiños, se encuentra uno a otra gran saga de terror como es Destino Final. En Scream 4, como en las anteriores, se establecen una serie de reglas presentes en las películas de terror, pero esta vez ya no valen las reglas del pasado, el mundo del terror ha cambiado.

A sus 71 años de edad, Wes Craven sigue sorprendiéndonos con sus películas, y con decir que dirige de forma excelente está todo dicho. En esta entrega, sigue acompañado de Kevin Williamson y Marco Beltrami, con los que inició la saga, hace ya 15 años. Kevin Williamson en esta ocasión vuelve a repetir como guionista en ‘Scream 4‘. En esta, hace un gran guión, como de costumbre, que nos sorprenderá y que nos hará reir en varias ocasiones, relajando un poco al espectador de tanta tensión que trae el resto de la cinta. El score, corre a cargo de Marco Beltrami y se adecúa perfectamente a cada momento de la película, repitiendo los grandes aciertos que ya tuvo en los inicios de la saga. La fotografía como en toda la saga es fascinante, enseñando a Ghostface desde diferentes ángulos y tomas que los personajes no ven y en los que vemos el peligro inminente que se les viene encima. De la fotografía se vuelve a encargar Peter Deming como ya viene siendo habitual desde Scream 2. Cabe mencionar que incluso los créditos finales son especialmente buenos.

En lo que respecta al reparto, Neve Campbell, David Arquette y Courteney Cox, siguen haciendo un papel impoluto, parece que no han pasado los años. En cuanto a los secundarios, cabe destacar por encima de los demás el trabajo de Marley Shelton (La hora once), como ayudante de policía, el papel de Hayden Panettiere (Héroes) y por supuesto a Emma Roberts (Historias de San Valentín). Nico Tortorella (Twelve) pese a no tener demasiada experiencia, ya que ésta supone su segunda película hace un gran papel. Rory Culkin (Twelve) lo hace bastante bien, pero le hace falta aportar más énfasis a su interpretración. Erik Knudsen (Saw II, Jericho) desempeña perfectamente el papel del “nuevo Randy” (algo dificil, ya que es uno de los más queridos de Scream), sólo que con la tecnología del siglo XXI.

Esta película, cumple con las expectativas depositadas por los fans y las supera. El humor sigue jugando un papel bastante importante en la trama, superando en algunos momentos a sus predecesoras. El principio del film es espectacular e inesperado, y comienza la trama a una velocidad que para nada te esperas. Vemos a un Wes Craven rejuvenecido y con ganas de seguir dando guerra en el cine el máximo tiempo posible. Para empezar, ya está en marcha Scream 5, que esperamos sea igual de emocionante que ésta.

Scream 4 es recomendable, tanto a los fans, como a los que no han visto ninguna de las anteriores entregas, porque es una película que te mantiene en tensión durante los 111 minutos que dura y es, sin lugar a dudas, la entrega más sangrienta de todas. Tampoco hay escusa de no ir a verla por no haber visto las anteriores, ya que supone un nuevo inicio de la saga Scream.

Lo mejor: La acción trepidante que ofrece y que 11 años después nos demuestra que no se ha perdido la esencia de la saga.

Lo peor: Que en mitad de la película hay una parte algo lenta.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑