Cine no image

Publicado el 8 noviembre, 2010 | por Sandor

0

Crítica: Scott Pilgrim contra el Mundo

Seguro que habéis comprobado ya como nos hemos vestido de gala en Psicocine para recibir a la que va a ser la película friki del momento, Scott Pilgrim contra el Mundo (¡No olvideis participar en nuestro concurso!). Y esta claro que os debíamos una crítica de la película, asi que aprovechamos la invitación por parte de Universal el pasado viernes para asistir al pase privado para prensa de la peli, y la verdad, las sensaciones no pudieron ser mejores.

Scott Pilgrim contra el Mundo es una adaptación del cada vez más conocido cómic homónimo de Bryan Lee O’Malley, y publicado en nuestro país por ediciones DeBolsillo. La película narra la mayoría de eventos que suceden a lo largo de los seis tomos de la obra original, adaptados para las 2 horas que dura la película.

Por si aún no conocéis a Scott Pilgrim, dejadme que os cuente su historia. Scott (Michael Cera) es un joven de 22 años que sobrevive en Toronto (Canadá), compartiendo piso con su amigo guay gay Wallace Wells (Kieran Culkin). En el momento de comenzar la historia, Scott se encuentra en un momento personal algo delicado. Desempleado, su máxima aspiración en la vida es tocar en su grupo, los “Sex Bob-ombs“, junto a sus amigos Kim Pine (Alison Pill), Stephen Stills (Mark Webber) y Young Neil (Johnny Simmons). Justo acaba de comenzar a salir con una adolescente china de 17 años, Knives Chau (Ellen Wong), con quien comienza a volver a disfrutar del amor.

Las cosas comienzan a complicarse cuando Scott comienza a soñar con una extraña mujer en patines. Y cuando descubre que esta mujer no es solo un sueño, sino existe en la realidad, el cerebro del chico implosiona. Su nombre es Ramona Flowers (Mary Elizabeth Winstead), y tras algunos momentos realmente embarazosos, comienza a salir con ella. En este punto comienza la verdadera historia, ya que Ramona lleva su propio “equipaje emocional”, y Scott no tardará en conocer a la Liga de los Ex de Ramona, un sindicato liderado por el malvado Gideon Graves (Jason Schwartzman) y cuyo único objetivo es controlar la vida sentimental de la chica. Es entonces cuando deberá enfrentarse a todos los miembros de este sindicato para ganar el corazón de la chica de sus sueños.

El largometraje se podría resumir como una comedia romántica, pero en realidad es mucho más: Una película que está llamada a convertirse en uno de los símbolos de nuestra generación, una generación de chicos que crecimos jugando a videojuegos y leyendo multitud de comics. Y es que, su director Edgar Wright y su guionista, Michael Bacall, saben que los comics y el film están dirigidos precisamente a todos aquellos que reconocemos sin problemas el sonidito de cuando Link encuentra un nuevo ítem, los efectos de sonido de Sonic the Hedgehog o el logotipo del bajo que lleva Scott en su camiseta. Esto se traduce en que la película es un tremendo homenaje a una miríada de elementos “frikis” de estas últimas décadas, comenzando por el logotipo estilo 8 bits de Universal con el que comienza la película (Con su música a juego) y terminando con la escena extra al final de los créditos, que parece sacada directamente de títulos como Street Fighter 2.

En el Press Kit aparece un comentario del director, que sirve para describir a la perfección toda la película. “La mejor forma de describir el mundo de Scott Pilgrim contra el Mundo es decir que se trata del mundo normal de un joven normal visto a través de su imaginación hiperactiva”. Los acontecimientos cada vez mas imposibles de la película son el resultado de una exageración sin límites. Cuando un adolescente o un veinteañero describe lo que ha pasado la noche anterior, los acontecimientos suelen ser desproporcionados.”.

Si a esta visión del director le sumamos su maestría a la hora de combinar en clave de humor todos estos elementos fantásticos, de sobra conocidos para todos los aficionados al mundillo, obtenemos una manera única de contar la historia de amor entre Scott, Ramona, y sus siete malvados ex.

También notamos que la película es una adaptación lo más fiel posible al comic, siendo la mayoría de momentos totalmente reconocibles para los fans del mismo, o incluso calcados. Aunque, a la larga, esto repercute en el ritmo de la película de una manera no muy estable. Pese a ser una genial adaptación, muchas cosas de los comics se quedan fuera por falta de tiempo (como la historia del “brillo”, o el arco argumental de Lisa Miller), y otros eventos se han tenido que entremezclar entre sí. Esto supone que la última media hora de película es realmente frenética, sin dar apenas respiro entre un evento y otro (Como por ejemplo, las peleas de los últimos 3 o 4 ex, que prácticamente suceden en el mismo lugar), lo que contribuye a tener cierta sensación de pesadez hacia el final.

Aun así, algo hay que reconocerle a la película, y es que mediante a la visión de Wright y Bacall, junto con O’Malley, han sido capaces de darle un nuevo trasfondo a toda la saga de comics, enseñándonos en esta película detalles radicalmente nuevos, como la historia de Matthew Pattel (El primer ex de Ramona, que tan solo aparece en unas 10 páginas del primer tomo). Estos momentos aparecen incrustados dentro de la película como un comic en movimiento, dibujado por el autor original, y aporta una visión fresca y más completa de lo que ya pudimos leer con anterioridad.

En conclusión, si sois de esos que, como yo, hemos crecido con videojuegos y los mil y un tópicos que pudimos leer en centenares de comics y ver en otras tantas series de televisión y anime, Scott Pilgrim contra el Mundo es una película que no te puedes perder. Y ya no solo por su historia, sino por el desafío que supone reconocer todas la referencias en una película que nombra a Nobuo Uematsu en los créditos. Totalmente recomendada.

Lo Mejor: Los mil y un cameos y referencias. Su sentido del humor, tan apropiado. Ir a verla con tu pareja, con la que compartes esos mismos gustos frikis y sin ella también.

Lo Peor: A la película le sobra metraje, o le falta tiempo. Para mi gusto, hubiera preferido contar la historia a lo largo de dos películas, por muy arriesgado que fuera.

Share Button
The following two tabs change content below.

Quizás te interese...




Back to Top ↑