Cine no image

Publicado el 13 febrero, 2014 | por Trish

4

Crítica: ‘Robocop’

Cartel cine 68x98 Robocop.ai

Este viernes es 14 de Febrero, ansiado día de San Valentín para algunos y un día indiferente para otros… Si eres de los que planea pasar una velada tradicional con un cine y cena, tenemos una mejor opción a las típicas películas que suelen estrenarse ese día: Robocop. Una versión actual de una de las películas más míticas de los 80 dirigida por Paul Verhoeven y que derivó en una trilogía y una franquicia bastante amplia y prolífica en su momento.

Año 2028. OmniCorp es una compañía multinacional que crea robots para uso militar en el extranjero. El director de la compañía, Raimond Sellars (Michael Keaton) quiere utilizar estos robots en Estados Unidos como apoyo a la policía y a las fuerzas de seguridad. Pero los políticos se niegan a este avance porque no se fían de unas máquinas que son incapaces de comprender los sentimientos y por consiguiente, de tomar decisiones adecuadas dependiendo del momento. Sellars decide entonces crear una maquina con una parte humana para que así los ciudadanos empiecen a ver a los robots de manera diferente; todo lo que necesita es un sujeto con el que experimentar.

El elegido termina siendo Alex Murphy (Joel Kinnaman), un policía que hace todo lo posible para mantener el orden en Detroit y que debido a un fatídico accidente como causa de una investigación que tenía en curso termina postrado en una cama de hospital con pocas opciones para sobrevivir. Es entonces cuando la vida de Murphy cambiara para siempre, tendrá que aprender a vivir con un cuerpo con más parte de robot que humano y a la misma vez, buscar venganza sobre los que han hecho que termine en ese estado.

robocop-05

El encargado de traernos este remake, o reboot, según se mire, es José Padilha, un director brasileño con una corta filmografía, pero con experiencia en cine de acción. Hollywood está en crisis, sigue patente con el gran número de remakes, reboots, secuelas y derivados de la época dorada del cine de acción de los 80, y Padilha ha saltado al carro y se ha puesto al frente de un proyecto muy arriesgado. Robocop (1987) era una de esas películas que en su estreno no consiguieron la aceptación esperada pero que con el tiempo (en su caso, a no muy tardar) se terminaron convirtiendo en películas de culto con una horda de fans que adoran a su protagonista y terminaron apreciando lo que los espectadores originales no supieron. Por eso mismo hacer una versión actual de un personaje tan mitificado tiene sus riesgos, no solo hay que luchar contra los detractores de los remakes, sino contra todas esas personas que adoran al original porque han crecido con él.

Por eso mismo, el director no se ha limitado a hacer un remake, podríamos considerar la nueva película un reboot ya que aunque mantiene la idea original de Robocop, un policía que termina convertido casi completamente en un robot para sobrevivir a un accidente fatal y luchar contra el crimen en Detroit, está contada de manera muy diferente, algo que personalmente pienso que se agradece. Esta libertad le ha permitido a Padilha introducir un formato diferente en la película, con personajes nuevos y frescos que ayudan enormemente a la trama pero que por desgracia no superan a los de la original.

Muchos eventos desencadenantes suceden de manera muy diferente aunque la esencia de la historia sea la misma, pero hay uno que no podemos dejar de lado y es el hecho de haber intentado humanizar a Robocop añadiéndose así a esta moda que hay ahora de intentar dotar de más realismo y humanidad a los “héroes”. Y lo siento, pero según mi humilde opinión es un gran error. Robocop era lo que era y no se puede pretender transformarla en una especie de drama y dilema interno del protagonista, el mensaje de Robocop iba más allá del individual y la propia lucha del personaje, era una crítica a la sociedad y a lo que podía derivar, una peli de acción sin sentimentalismos gratuitos e innecesarios; Padilha ha querido que veamos la parte más humana del héroe y de una manera bastante hortera y cliché.

robocop-04

Si sois como yo y ya de primeras odiáis los remakes, pensareis que no podéis esperar nada bueno de esta nueva versión de Robocop, pero tampoco es así; las escenas de acción están fantásticamente rodadas y los efectos digitales totalmente integrados, son tan buenos que os dejaran con la boca abierta más de una vez… Incluso el nuevo diseño de Robocop es alucinante; claro que si somos clásicos y puristas lo odiaremos, no es el antiguo… pero, si tenemos en cuenta la ambientación de esta nueva película es un diseño muy acertado y más acorde con nuestra visión del futuro que tenemos ahora mismo.

Un gran acierto del director ha sido el plagar la historia de guiños a la original, momentos en los que conseguirá sacarte una sonrisa y que harán más llevaderas esas dos horas que dura…. Otra nueva moda, hacer películas que duran demasiado; no por que dure más significa que sea mejor, se está perdiendo esa capacidad de ser conciso y saber contar lo que uno quiere en el tiempo necesario, y actualmente los guiones no son tan buenos como para aguantar tanto tiempo en pantalla; Robocop acaba siendo soporífera en algunos momentos, un guion tan sencillo como este puede alargarse hasta cierto punto si lo cargamos de acción, pero… incluso así, es demasiado y puede que acabéis bostezando en alguna ocasión.

Pero si hay que destacar algo, es el magnífico trabajo de casting en el que primeramente y sin ninguna duda hay que comenzar hablando de Samuel L. Jackson y su personaje Pat Novak; Ya desde el minuto cero de la película te hace ver que lo que vas a ver va a ser algo diferente y muy divertido, encarna a un personaje que quien sepa ir más allá, encontrara divertidísimo porque cada palabra que sale de su boca es una brutal critica a la sociedad americana, critica y sátira de la mano de uno de los grandes, es sin duda una de las razones (si no la que más) por las que Robocop merece un visionado.

robocop-01

Seguimos con Gary Oldman (El Poder del Dinero, Trilogía de Batman de Cristopher Nolan) y Michael Keaton (Batman 1989, Batman Returns 1992) encarnando al Dr. Dennet Norton y a Raymond Sellars respectivamente, papeles que originalmente no habían sido preparados para ellos pero que una vez resueltos les vienen como anillo al dedo, siempre es un placer ver a actores tan a gusto con sus personajes que te hacen disfrutar de cada momento en la pantalla.

No podemos olvidarnos de Alex Murphy: Joel Kinnaman (El Invitado, 2012) que si no hubiese sido víctima de esa humanización habría podido muy bien competir con ese Robocop sin sentimientos interpretado por Peter Weller en su día.

En general, Robocop es un producto un tanto caótico, ya lo dijo su director en alguna ocasión: que de diez decisiones que quería tomar, la productora solo le dejaba llevar a cabo una; lo que nos hace preguntarnos qué habría pasado con este proyecto si realmente Padilha hubiese tenido toda esa libertad creativa que le habría gustado tener. ¿Habría sido mejor? ¿Habría sido peor? Al final, la respuesta nos da un poco igual, Robocop creó leyenda en su día y aunque ahora tengamos una película de acción que puede entretener como cualquier otra, no va a llegar hacer que nos olvidemos del robot plateado en un solo momento de la proyección.

robocop-02

Nos gusta:

  • Los efectos digitales y la integración en el entorno
  • El nuevo y más moderno diseño de Robocop (aunque seguimos prefiriendo el retro)

No Nos Gusta:

  • El intento de humanizar a Murphy una vez convertido en Robocop
  • Que se hayan ignorado grandes personajes de la película original
  • La excesiva duración
  • La forma en que Murphy acaba siendo Robocop

6/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑