Cine

Publicado el 4 octubre, 2014 | por Jose Mellinas

9

Crítica: ‘[REC] 4: Apocalipsis’

Nadie fue consciente del éxito cosechado por [REC] hace ya siete años. El exitazo de este pequeño experimento de terror en tiempo real pilló por sorpresa a Jaume Balagueró y Paco Plaza, padres del bebé, que vieron rápidamente como el público recibía con los brazos abiertos su propuesta. La escalofriante noche de Ángela Vidal (Manuela Velasco) en el edificio de Rambla de Catalunya dejó marca no solo en el fantástico patrio sino también en todo el mundo, haciéndose la bola cada vez más y más grande. Los espectadores se quedaron con ganas de más, y dos años después se estrenaba [REC] 2, sólida continuación con el doble de cámaras, el doble de infectados y el doble de sangre capaz de abrazar sin ningún tipo de problema el cáliz que James Cameron le dio a Aliens. Y luego, llegó el divorcio amistoso para encargarse de lo que vino después: Plaza se encargaría en solitario de la divertidísima (e injustamente incomprendida) [REC] 3: Génesis y Balagueró tomaría las riendas del film que aquí nos ocupa, [REC] 4: Apocalipsis.

rec4

Con esta prometida última entrega de la saga, el artífice de Los sin nombre, Darkness o Mientras duermes revisita el horror oscuro de las dos primeras entregas sin olvidarse de sus señas de identidad (aunque el formato se adapte al visto en la anterior entrega, las cámaras siguen teniendo un papel fundamental en la trama). Lógicamente, el factor sorpresa ha desaparecido, pero es tan fresca y distinta como sus hermanas.

Esta nueva aventura arranca unos minutos después del final de [REC] 2, justo en el momento en el que Ángela es rescatada. Tras una serie de desafortunados eventos, la acción corta en seco para presentarnos el nuevo campo de recreo de los infectados: un petrolero ruso, un claustrofóbico laberinto sucio, viejo y oxidado que dará mucho juego. Por allí pululan los nuevos personajes que se verán inmersos en una trampa sin salida. Aunque no sean presencias tan míticas como lo fueron Larra o Atún, uno de los puntos fuertes de la película descansa sobre ese entrañable hacker llamado Nic interpretado por Ismael Fritschi. Manuela Velasco, por su parte, vuelve más fuerte que nunca recordándonos quien corta el bacalao. Sin duda alguna, nuestra Sigourney Weaver particular.

[REC] 4 aparca la mitología demoníaca presentada en los tres primeros títulos para recuperar el espíritu videojueguil de la segunda parte. Muchos disparos, muchos pasillos, mucha cámara frenética. En definitiva: caos. Un factor que ayuda a Balagueró a encender la mecha de cara a la traca final. ¿Queríais adrenalina? La tendréis. Y si en Génesis Clara sacaba a pasear la motosierra, esperad a ver los resultados de un motor de lancha…

REC4-04

 

Nos Gusta de REC 4:

  • Ismael Fritschi como Nic. Y por supuesto, Manuela Velasco.
  • La capacidad de reinvención de [REC] a estas alturas.
  • La diversión a partir del segundo acto, cuando empieza lo bueno.

No Nos Gusta de REC 4:

  • Le cuesta arrancar…
  • Una cámara algo loca en las secuencias de acción que, en montaje, confunde al espectador en más de una ocasión.
  • Quizá su final no se antoje del todo satisfactorio…
Share Button
Crítica: ‘[REC] 4: Apocalipsis’ Jose Mellinas

Lo de la primera [REC] no se puede repetir, porque es imposible, pero debemos (o deberíamos) apreciar su legado. Lo importante que es y lo mucho que ha significado para nosotros. Guste o no la ¿resolución? de este cuarto episodio, más allá de lo de acuerdo o no que esté uno con el guión y el enfoque, no podemos negar lo divertido que es. Y como diría Shakespeare: “Todo está bien si termina bien”.

3.5


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑