Cine no image

Publicado el 7 junio, 2012 | por TonyC

3

Crítica: ‘Project X’

Seguro que muchos de vosotros conocéis a Todd Phillips y los que no sabréis quien es con cuatro palabras: “Resacón en Las Vegas”. Exacto, el creador y director de la saga. Pues bien, resulta que a Phillips no le bastó con crear la despedida más alocada del siglo XXI y le apetecía que la mejor fiesta de la historia corriera de su cuenta. En efecto, él es el encargado de producir la película de la que hoy os hablamos, “Proyect X”, que cuenta como unos chicos de instituto quieren celebrar el cumpleaños de uno de ellos a lo grande y se pasan, consiguiendo la mejor más desenfrenada y descontrolada fiesta que se haya hecho jamás. Si queréis saber más de la grandiosa fiesta, seguid leyendo.

En Project X viviremos la historia de Thomas (Thomas Mann), Costa (Oliver Cooper) y J.B. (Jonathan Daniel Brown), tres amigos marginados en el instituto que buscan la forma de que esto cambie celebrando el decimoseptimo cumpleaños de uno de ellos (Thomas) por todo lo grande en la casa de este y grabarlo en forma de falso documental para no olvidarlo jamás, de lo que se encarga Dax (Dax Flame), un amigo de Costa, que grabará todo. desde los preparativos para la fiesta hasta el final de la misma. Thomas quería una fiesta con 50 personas como mucho, pero el afán de Costa por conseguir una fiesta épica hará que esta se les vaya de las manos y lo único que puedan hacer es dejar que siga su curso y rezar por que las consecuencias no sean irreparables.

Como sabemos lo difícil que es planificar una fiesta y más después de haber visto la película, vamos a empezar hablando por el guion. El mérito de este es de Matt Drake y Michael Bacall que consiguen que el caos que se origina en la fiesta nos parezca algo bonito. De Drake no sabemos mucho, pero estamos seguros de que Bacall se ha visto beneficiado por su trabajo de coguionista junto a Edgar Wright en “Scott Pilgrim contra el mundo”. A lo que iba, ambos consiguen una historia con mucha naturalidad y, aunque haya algunos que piensen que se ha optado por una escenificación algo libre, lo cierto es que se nota que hay alguien detrás que ha creado una maravilla. Y por si fuera poco y debido a la numerosa cantidad de personajes que intervienen en la trama, pensaron que lo ideal sería que casi todos los personajes se llamasen igual que los actores que los interpretan. No digáis que no es brillante.

Al timón del proyecto nos encontramos a Nima Nourizadeh, que debuta como director de cine y hasta ahora se había dedicado a dirigir anuncios y videoclips. Por lo que parece, Nourizadeh tenía mucha fe en esta película y decidió que los actores protagonistas del filme no tenían que haber salido en los créditos de ninguna película, lo que en un principio echó para atrás a Thomas Mann, que si lo había hecho. Al final no sabemos como, acabó de protagonista.

Del reparto no os voy a hablar mucho, ya que al ser la mayoría debutantes lo que os dijera no os serviría de mucho, ya que al no conocerles no vais a saber identificarles en el filme. Lo que si tenéis que saber es que la mayoría se salen y cuando piensas que no pueden superarse lo hacen. Os voy a dar un consejo para cuando veáis la película: Disfrutadla, escoged a vuestros favoritos y cuando terminéis de verla no dudéis en buscar su nombre, porque en este reparto hay mucho futuro y muy bueno. Algunos de ellos ya han conseguido papeles en películas de cierta importancia y en breve estrenarán proyectos. Para que veáis que no exagero, Thomas Mann tendrá un papel secundario importante en “Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas” y Oliver Cooper saldrá en “Niños Grandes 2”.

Esta película ha sido catalogada como comedia, aunque lo cierto es que esta escasea un poco, por lo que no esperéis ver una película desternillante y si es lo que vais buscando esta no es vuestra película. Es de entender que se diga que es una comedia, porque es imposible clasificarla dentro de un género, pero es posible que en algún momento concreto haya algo que produzca la risa.

Project X” está grabada cámara en mano, por lo que a los no les guste este formato les va a parecer un poco incómodo. Personalmente creo que hubiera sido imposible hacerlo tan bien habiendo usado cámaras de cine, ya que el formato que se usa te acerca más a la fiesta y a los protagonistas y permite una planificación de la película totalmente diferente.

Lo mejor: Que es imposible resaltar nada en una película de la que disfrutas en todo momento y que es mucho mejor de lo que parece

Lo peor: Que el tipo de formato va a alejar a una parte de los espectadores de las salas de cine

Por suerte, “Project X” ha obtenido lo que se merece y con 12 millones de presupuesto está a solo 6 millones de los 100 de recaudación, lo que supuso que Warner confirmara que iba a haber secuela. No sabemos como saldrá la segunda parte y si se debería hacer, lo que si sabemos es que si llega a la altura de esta será recibida con los brazos abiertos, porque en Psicocine nos parece una película que se merece la siguiente nota:

8/10

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑