Cine

Publicado el 20 enero, 2016 | por Dani Mateo

0

Crítica: Pesadillas

Yo crecí en la generación que leyó Pesadillas en España. Esta afirmación basta para definir si una película te va a gustar o simplemente a entretener. La película que hoy vamos a criticar es homónima a la saga de libros más famosa del autor R. L. Stine. Así, Pesadillas ha venido para ocupar ese hueco que dejaron películas como Casper o similares que juegan con el terror adaptado para niños y las aventuras.

CartelCine 68x98 PESADILLAS

Dirige la cinta Rob Letterman y repite, como siempre excepto en Monstruos contra Alienígenas, Jack Black. Letterman se ha manejado bien en su carrera en cuanto a títulos de humor. Sin llegar a destacar especialmente, ha logrado que se le asignen trabajos de cierta relevancia y, posiblemente, Pesadillas sea su trabajo más importante.

La película comienza demasiado lenta. Nos presenta bien a dos personajes, Gale (Amy Ryan) y Zach (Dylan Minnette), madre e hijo recién mudados a la encantadora ciudad de Madison, Delaware, donde jamás ha pasado nada. Pronto se presentarán la secundaria Tía Lorraine (Jillian Bell) y sus vecinos, Hannah (Odeya Rush) y su padre (Jack Black) cuya identidad descubriremos pronto que es una tapadera. Por último conoceremos a Champ (Ryan Lee) en un papel secundario y muy estereotipado.

Pesadillas 02

Zach ha perdido a su padre el año pasado y finalmente su madre y él deciden mudarse para superarlo. En Madison no hay absolutamente nada y Zach está bastante deprimido cuando su vecina, Hannah, se presenta acaparando toda su atención. Una serie de sucesos extraños en torno a la actitud de su padre hace que Zach salte la voz de alarma y tras varios altercados acabe por generar una catástrofe horrible. El padre de Hannah es en realidad el autor de libros de terror Pesadillas, R.L.Stine, quien guarda bajo llave todos sus manuscritos por una razón oculta a ojos de Zach y Champ, quienes, curiosos, acaban por abrir uno desatando el caos.

Poco a poco descubriremos que al abrir los manuscritos originales de sus novelas de éxito darán vida a los monstruos que en ellos habitan, desatando el caos por Madison, e improvisando una cuadrilla, formada por Zach, Hannah, Champ y R.L.Stine, cuya misión será restablecer el orden y devolver a todos al lugar donde pertenecen, en los libros de Pesadillas.

Pesadillas 04

La película peca de algún error que tenía fácil solución. Para empezar resulta algo predecible. Los personajes tienen su estereotipo de estas películas adolescentes donde ella es súper dulce, él muy tímido y asustadizo pero acaba encontrando el valor necesario y el amigo un saco de clichés y miedos. En ningún momento logra sorprender con ninguna de las situaciones que después suceden, y siempre estás esperando lo que va a ocurrir, no hay ningún giro ingenioso de guión. En segundo lugar, la digitalización de alguno de los monstruos deja mucho que desear. La película me ha recordado en tono y el público al que se dirige a Casper (1995), con la diferencia de que esta película si supo sorprender y que, 20 años después, el acabado digital aún resulta más creíble que el de Pesadillas.

Por otro lado, me dio la sensación de que el target no queda muy claro, es decir, es obvio, es R.L.Stine, va para los niños y jóvenes que buscan algo de terror, siempre controlado, claro, sin embargo, veo muy necesario el conocimiento de los referentes en libro para poder disfrutar 100% la película. Por tanto resulta un poco sencilla y quizá demasiado adolescente para esos niños, ahora adultos, que disfrutaron de sus novelas y algo lejana en el tiempo para la actual generación. Echo además en falta una característica clave en los libros de Pesadillas, el giro ingenioso. Los libros de Pesadillas siempre te dejaban descuadrado cuando un rocambolesco giro de tuerca llegaba poco antes de la conclusión del libro.

Pesadillas 03

Los monstruos de Pesadillas tampoco acaban de dar la talla y no llegan a generar ninguna situación en la que temamos por la vida de alguno de los protagonistas ni consiguen la tensión necesaria que se le exige a un producto de este tipo. Aún con eso, la película es entretenida y ágil, haciendo que, particularmente, pueda convertirse en un clásico instantáneo para toda una generación ante la total ausencia de películas de este tipo.

La fotografía no destaca demasiado y su gran fuerte es recuperar a Danny Elfman, quien ya hizo la banda sonora de la serie, cumpliendo con un trabajo similar a la que ya introdujera en su adaptación televisiva. La partitura, aunque muy correcta, esta menos inspirada que en otros trabajos del intérprete.

Que no se me olvide: Si eres un niño adulto que creció con las novelas, no dejes escapar los títulos finales de crédito. Disfrutarás de las portadas de tu infancia cobrando vida, y eso si es lo que querían ver los fans de Pesadillas.

pesadillas-05

Nos gusta de Pesadillas:

  • Ver como cobran vida las creaciones de Stine en pantalla grande.

  • La banda sonora de Elfman.

  • Los créditos finales, toda una gozada.

No nos gusta de Pesadillas:

  • La historia es simplona y tarda mucho en arrancar, para cuando lo hace ya hay poco metraje y no logra construir bien los villanos ni su motivación.

  • El acabado digital de algunos monstruos. Sin ser de mala calidad, no todas las criaturas logran encajar bien en una película de imagen real.

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: Pesadillas Dani Mateo

Quizá definiendo mejor los villanos, creando una motivación real y mostrando antes cómo cobran vida los monstruos habría agilizado en ritmo una película que podría haber sido más. No obstante es un clásico instantáneo y gustará a los más pequeños.

3.8


Voto del público: 3.8 (1 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑