Cine no image

Publicado el 21 octubre, 2011 | por TonyC

4

Crítica: ‘Paranormal Activity 3’

Cuando se estrenó “Paranormal Activity” en 2006, fue alabada por la mayoría de los fans del terror, quienes la veían como una de las mejores películas de este género del siglo XXI. Poco después, se estrenó una segunda entrega, que nos ofrecía un punto de vista diferente de la historia, desde la hermana de Katie, Kristi, y que cerraba completamente la historia. Ahora se estrena la tercera parte, que es una película donde podemos conocer de cerca la experiencia que tuvieron Katie y Kristi de pequeñas y de la que se ha hablado desde que comenzó la saga.

En esta ocasión tendremos como protagonista al padre de las dos protagonistas de la saga, quien descubrirá que pasa algo extraño en la casa que podría tener relación con el amigo imaginario de Kristi, Toby. Para tratar de averiguar que ocurre montará un sistema de cámaras bastante avanzado para la época.

En 1988, Daniel Rey (Brian Boland) y Julie (Lauren Bittner), una joven pareja de California, se va a vivir junta con las dos hijas de Julie, Kristi (Jessica Tyler Brown) y Katie (Chloe Csengery). Una noche, durante un terremoto, Daniel capta una presencia extraña con la cámara. A partir de entonces se dedicará a investigar esa extraña presencia, a la vez que empezarán a ocurrir sucesos sin explicación que Daniel tratará de descifrar junto a su amigo Dennis (Christopher Nicholas Smith) mediante libros de temas sobrenaturales y criaturas tenebrosas. Pero tendrá que mediar con Julie que cree que todo son imaginaciones suyas.

En esta ocasión no tenemos a Oren Peli presente en el filme, después de dirigir y escribir la primera y ser el guionista de la segunda, y quizá se nota, porque la trama entra un poco forzada en la historia de la trilogía, no obstante, una vez dentro nos sorprende, el objetivo de Oren desde que empezó la saga.

Ariel Schulman y Henry Joost, directores de esta película, tienen la difícil tarea de escoger dos actrices que sepan interpretar a la perfección a Katie y a Kristi durante su infancia y hacen una gran elección con Chloe Csengery y Jessica Tyler Brown. También deciden mantener la estructura fílmica de las anteriores entregas, pero adaptándola a 1988, donde intervienen cámaras de VHS y monitores antiguos y el vestuario de los personajes, como el de  Brian Boland y Lauren Bittner, quienes se benefician de su aparición ochentera para hacer una interpretación muy creíble.

El guión corre a cargo de Christopher B. Landon, que salvo los errores mencionados con respecto al acople de la historia dentro de la saga hace un trabajo esplendido. Al final de la de la película quedan algunos puntos sin zanjarse, pero no podemos concluir si es un fallo del guión o si han preferido dejarlo abierto para que quepa la posibilidad de una cuarta entrega.

La película tiene una estructura parecida a las anteriores, pero, sin duda alguna, se asemeja más a la primera que a la segunda, teniendo en cuenta que la segunda es más enrevesada. Así pues, el filme es mejor que el anterior y en ocasiones tiene el nivel del inicio de la saga. Con respecto a la parte terrorífica de la película (sustos, música, ambiente…), cabe decir que en ésta, se llega a un límite al que no se había llegado en las anteriores. Un límite que se asemeja a lo que se mostró al final de la anterior entrega, pero dejando que el espectador contemple lo que está ocurriendo. Además, se genera un ambiente de tensión parecido al del primer filme provocado en gran parte porque las cámaras, colocadas por Daniel, no abarcan todos los ángulos de la casa, donde ocurren los fenómenos más extraños.

En definitiva, pese a no estar Oren Peli inmerso en la producción de esta tercera entrega de “Paranormal Activity”, hay un buen trabajo de dirección y de guión del que no ha querido despreocuparse y ha supervisado, llevando más allá su trabajo como productor. La historia es más intrigante y más profunda que la anterior y posiblemente para los fans de la saga esté por encima de esta.

Lo mejor: Que se entiende mejor la historia de la saga y que el equipo de producción se ha atrevido correr riesgos, como llevar la película a un lado más sobrenatural.

Lo peor: Que se inventan una excusa para empezar a contar el origen y queda muy forzada dentro del marco estructural, lo que conlleva algún que otro fallo.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑