Cine no image

Publicado el 5 marzo, 2013 | por Trish

0

Crítica: ‘Oz, Un Mundo de Fantasía’

oz-un-mundo-de-fantasia-poster

De la mano de Sam Raimi, nos llega “Oz, Un mundo de fantasía”. Adorado por muchos y odiado por otros, Raimi es considerado uno de los gurús de los frikis que crecieron con grandes películas de serie B como “Posesión infernal” (The Evil Dead, 1981). Poco podría imaginarse cuando mendigaba para conseguir presupuesto para dicho film, que iba a terminar convirtiéndose en uno de los directores de las ultimas superproducciones de Hollywood con un presupuesto casi ilimitado.

Oz, Un mundo de fantasía nos cuenta los orígenes del Mago de Oz, el popular personaje creado por Frank Baum. Oscar Diggs (James Franco), un mago de circo de poca monta y venido a menos acaba abandonando su ciudad natal, Kansas y gracias a un tornado acaba en la colorida tierra de Oz. Convencido de que todos sus sueños se han hecho realidad y que a partir de ahora todo ira mejor y la fama y la fortuna estarán a su alcance. Pero no todo es tan fácil como parece, todo se complica cuando conoce a las tres brujas: Teodora (Mila Kunis), Evanora (Rachel Weisz) y Glinda (Michelle Williams), que no terminan de creerse que Oscar sea el mago que todos están esperando. Oscar tendrá que enfrentarse a diferentes problemas utilizando sus trucos de magia para salir airoso y así intentar convertirse en un hombre mejor al que todos puedan adorar como el gran mago.

oz-un-mundo-de-fantasia-01

Sam Raimi tuvo su primer debut con Posesión Infernal, una película de bajo presupuesto e independiente que con el tiempo se convirtió en una película de culto; seguida de otras dos escuelas que nos continuaba con las andanzas de Ash. A partir de aquí, Raimi se forjo un estilo y un nombre como director, si bien es verdad que no todas sus películas han gozado de éxito y reconocimiento, tiene un estilo y un humor bien comparable al propio Wes Craven. No fue hasta Spiderman cuando el director logró impulsar su carrera de un modo más comercial. A pesar de que la última película de la trilogía fuese un fracaso estrepitoso, parece que en Hollywood aún siguen creyendo en él y le han encargado el ambicioso proyecto de “Oz, un Mundo de Fantasía”.

Como director, Raimi ya se ha alejado mucho de ese cine independiente para acabar sucumbiendo a los blockbusters, creados con un presupuesto titánico (en este caso 200 millones de dólares) y por el camino ha dejado atrás su propia marca personal, pues bien esta película podría haber sido dirigida por cualquier otro director, y el resultado sería exactamente el mismo. Solo quedan vestigios de su marca personal, en ciertos momentos en los que incluso destacan demasiado por no encajar bien en el estilo de cine fantástico que nos presentan.

El comienzo es una delicia nostálgica, en blanco y negro y en 4:3 para meternos de lleno en la precuela del clásico film de 1939, El mago de Oz. Hay que decir que aquí es donde más vemos al Raimi que todos conocemos, parece que sin estar en el mundo idílico de Oz tiene más libertad para mostrarse como es. Todo cambia cuando se da el salto a los 16:9 y al color, a la máxima saturación digna de “Charlie y la fábrica de chocolate” o “Alicia en el país de las maravillas” y es que esta película bien puede haber sido rodada en los escenarios reciclados de las dos anteriores, cosa que pensaría si no se notase tanto que todo es digital.

oz-un-mundo-de-fantasia-03

El salto es magnífico, del blanco y negro a la máxima fantasía y color del País de Oz, el contraste, la grandiosidad, todo nos mete de lleno en el mágico mundo que vamos a conocer. Pero esa grandiosidad acaba cansando, a lo largo de toda la película, lo único que vemos son estos planos generales una y otra vez, todo para que veamos lo inmenso y lo magnífico que es todo, acaba cansando; a veces llegas a preguntarte si estás viendo una película o una demo de una tarjeta gráfica.

Tengo que decir que hemos visto la versión doblada y en 3D, esto es importante, ya que no se aprecia una película de la misma manera. El 3D a veces es una ventaja y otra una desventaja. Para el caso de esta película, en los créditos iniciales es una magnifica ventaja, muy circense y psicodélico. Pero el formato empieza a flojear según avanza la película, parece estar todo más centrado en demostrar que se ha grabado en 3D y se olvidan de la historia que estaban contando.

El guion es flojo, sin chicha, parece que Sam Raimi ha pensado que si visualmente nos cuela la película, no nos pararemos mucho a pensar en la historia que nos encontramos. El problema es que el cine no se mantiene solo de manera visual, una película, cualquier película de cualquier género necesita un guion solido en el que mantenerse y no solo planos específicos para lucir el 3D y más planos generales que en “El Señor de los Anillos” para demostrar que esos 200 millones de dólares se han invertido en CGI, que por cierto, en muchos momentos canta demasiado.

El guion con altibajos se sustenta gracias a varios momentos de acción interesantes, a los mismos actores y a pequeños guiños a la película original, ya que si rodamos la precuela, son inevitables. El gran problema es que es Disney, y como no, eso está presente constantemente durante toda la película y por desgracia acaba siendo excesivamente infantil.

oz-un-mundo-de-fantasia-02

Un reparto llamativo ayudara a que esta película no sea el fracaso que fue para DisneyJohn Carter”. Con respecto a los actores, hay que destacar por encima de todo a Rachel Weizs, una bruja malvada que me aventuro a decir podrá competir con el futuro papel de Angelina Jolie. Está sublime en su actuación, parece ser la única que de verdad se encuentra a gusto con su personaje. Mila Kunis está también destacable, en cuanto consigues superar que no está interpretando a Carmen San Diego, aunque eclipsada por su hermana en la ficción. Y de James Franco cabe decir que se resuelve bastante bien en su papel, aunque sabiendo que Raimi había pensado en Jonny Depp para encarnar al gran mago, no se puede evitar pensar en algunos momentos si Franco no intenta actuar como lo habría hecho Depp, pero obviando éste hecho, el papel le viene al guante, algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados y que parece que le sale de manera natural.

Y un punto final a destacar es la música, a cargo de Danny Elfman, fantástico como siempre, que nos envuelve y nos empuja a ese mundo de fantasía que es la tierra de Oz.

Una película de fantasía que seguramente llegue a recuperar todo el dinero invertido en ella gracias a sus puntos fuertes, pero que no será el éxito que se espera de ella, ya que a veces no queda muy claro al tipo de público al que se dirige, demasiado infantil a veces y con huecos en el guion que harán que a los adultos no les termine de encajar. Eso sí, visualmente es una pasada.

oz-un-mundo-de-fantasia-04

Nos Gusta:

  • Rachel Weizs en un magnifico papel
  • Los guiños a la película original de El Mago de Oz

No nos gusta:

  • El uso excesivo de los planos rodados exclusivamente pare lucir el 3D
  • Demasiado larga

6/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑