Cine no image

Publicado el 10 abril, 2013 | por Trish

0

Critica: Oblivion

oblivion_poster

Por fin ha llegado uno de los títulos más esperados de este año, la vuelta de Tom Cruise al cine de ciencia ficción de la mano de uno de los nuevos directores del género, Joseph Kosinski, conocido por haber dirigido en 2010 la película “Tron: Legacy”, nos trae su nueva propuesta “Oblivion” que cuenta con el respaldo de los productores de “El Origen del Planeta de los Simios” (2011). La producción está basada en la propia novela gráfica creada por el director y escrita por Arvid Nelson e ilustrada por Andree Wallin, lanzada al mercado a finales de 2010, en la que el futuro de la Tierra ha cambiado y evolucionado hasta ser irreconocible y donde un hombre lucha por salvar a la raza humana y redimirse enfrentándose al pasado.

Nos encontramos en el año 2077, Hace más de 60 años la tierra fue atacada quedando la mitad del planeta destruido, casi todos los seres humanos fueron evacuados, salvo algunos, como Jack Harper (Tom Cruise) que es un exmarine, uno de los últimos hombres que la habitan. Ingeniero de Drones, Jack forma parte de una operación dirigida a extraer recursos vitales después de décadas en guerra con la aterradora raza alienígena Scavengers.
Recorre y patrulla el cielo a miles de metros de altura como parte de su misión, hasta que su existencia da un cambio de 180º cuando rescata a una desconocida de una nave espacial derribada. Su llegada pone en marcha una serie de acontecimientos que obligarán a Jack a cuestionar sus convicciones y lo hacen responsable del destino de la humanidad.

Kosinski ha sido capaz de reunir a un equipo de élite para participar en este proyecto, formado por sus colaboradores más habituales para poder llevar a la gran pantalla la historia original que escribió en su día para la novela gráfica. Entre ellos podemos encontrar al reciente ganador de un Oscar a la Mejor Fotografía gracias a su película “La Vida de Pi” (2013), Claudio Miranda.

El prólogo inicial nos coloca en un mundo post apocalíptico muy diferente al que todos podemos pensar, no es la tierra destruida y el caos que nos imaginamos cuando los humanos no pueblen la tierra, todo lo contrario, la naturaleza ha seguido su curso, los paisajes son coloridos y vivos, consiguiendo un magnifico contraste entre la vida en la tierra y la vida creada por los humanos en las torres espaciales, donde todo es higiénico, limpio e impoluto. A la par, vemos como Jack Harper es acosado por visiones de un pasado que no debería recordar, haciéndonos empatizar con el personaje y guiándonos poco a poco al desarrollo de la película.
Quizás uno de los mayores problemas de la cinta, es el planteamiento demasiado extenso, tenemos la sensación de estar viendo durante mucho tiempo una historia que pelea por arrancar pero que le cuesta demasiado, no es hasta la mitad de la película donde las cosas empiezan a asentarse y a tomar el rumbo que de verdad da sentido a toda la historia. Si es cierto que el guion puede ser algo lento, hay que entender el gran salto que el director ha dado en su carrera, ha madurado mucho desde aquella “Tron Legacy” y ahora nos presenta una historia mucho más profunda, cargada de dramas personales y no solo un producto vacío lleno de efectos especiales.

tom_oblivion

Si por algo destaca la película es por sus increíbles efectos visuales, Oblivion fue rodada con tecnología digital de altísima resolución digital 4K, convirtiéndose así en la primera en ser proyectada en cines en esta calidad, con localizaciones en Estados Unidos e Irlanda, consigue dar un resultado impresionante de grandiosidad y contraste de mundos, sin la parafernalia de las tres dimensiones, y pensada para pantallas de gran formato IMAX. Kosinski trató de limitar el uso de escenografía virtual y cromas y grabó paisajes panorámicos del cielo de Hawái desde la cima de un volcán para incluirlas en el filme, unas imágenes que proyectó en el set de grabación durante el rodaje. Algo que se nota, técnicamente la película es impecable, un diseño de producción que hay que destacar por su grandísima labor que impresiona sobre todo por no ser chocante, no tienes la sensación de estar viendo una película donde su mayor parte son cromas, cosa que se agradece en estos días, todo encaja muy bien, envolviéndonos en un mundo que parece real.

Como hemos dicho antes, la fotografía viene de la mano de Claudio Miranda, que ya tiene experiencia en rodar películas cargadas de efectos visuales, y que una vez más hace una gran labor adentrándonos en un mundo futurista donde los humanos solo sabemos confiar en la tecnología. Unos planos generales espectaculares de lo que es la tierra sin humanos, que nos crean calma, paz, incluso un ansia de alguna vez poder ver la tierra de ese modo, contrasta enormemente con el resto de mundos post apocalípticos que nos suele presentar un género así.

oblivion

Y por supuesto no podemos olvidarnos del reparto, Tom Cruise, que lidera la película en un papel bastante familiar para él, un héroe estoico y solitario que lucha por cambiar las cosas, le viene como anillo al dedo ya que con muchas de sus películas anteriores ha tenido tiempo para perfeccionar un perfil así, a veces da la sensación de que no pueden proponerle otro papel diferente y está un poco encasillado, aunque bien encasillado. Comparte pantalla con Morgan Freeman en el papel de Beech que se encuentra un poco desaprovechado, y con Andrea Riseborough que encarna a la compañera de Jack, Victoria y Olga Kurylenko (Siete Psicópatas, 2012) como Julia, ambas de ellas correctas en sus respectivos roles, pero también eclipsadas por Tom Cruise, no por su interpretación, sino por el tiempo en pantalla; el propio director ha comentado que no quería una película genérica de ciencia ficción cargada de acción y tantos personajes que no podemos llegar a recordarlos todos, quería un drama íntimo, centrado en pocos personajes para que seamos capaces de conocerlos a todos y poder empatizar con sus causas, pero en este sentido fracasa un poco, ya que la mayor atención se la lleva el personaje de Cruise, y el resto pueden terminar por importarnos bien poco.

Ciertamente parece que la película ha perdido su oportunidad, un buen marketing planteado desde hace un par de años con el lanzamiento de la novela gráfica y acompañado de todo el misterio sobre el desarrollo de la historia y su desenlace parecen atraer a un público que puede esperar demasiado de la película, ya que no llega a cumplir plenamente todo lo que nos promete. Oblivion puede decepcionar a aquellos que esperan una pieza magistral de ciencia ficción a la altura de muchas otras del género, pero tampoco queda demasiado atrás, ha sabido hacer un buen balance entre historia y efectos especiales; visualmente es impecable y está cargada con suficiente intriga y emoción como para poder fascinar al espectador que busque algo más que robots disparándose unos a otros.

NOS GUSTA:

  • El planteamiento de un futuro postapocaliptico diferente
  • El trabajadísimo diseño de producción

NO NOS GUSTA:

  • Un guion muy lento
  • Puede ser predecible para el espectador más avispado

7/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.

Quizás te interese...




Back to Top ↑