Cine no image

Publicado el 29 marzo, 2014 | por Trish

2

Crítica: ‘Need for Speed’

PosterNFS_ok

Tras la estela de Fast & Furious 6 (Justin Lee, 2013) llega una película que intenta captar a ese público que ha quedado huérfano tras la última entrega de esta y la que llegará en un futuro algo incierto. Need for Speed es la película basada en la saga de videojuegos de carreras publicada por Electronic Arts por primera vez en 1994 y que hasta la fecha, sigue tiendo muchos adeptos. La película se estrenara en nuestro país el próximo 4 de Abril y cuenta como gran atractivo con uno de los actores de moda, Aaron Paul (Breaking Bad), que por lo que hemos visto, es el único motivo por el que acercarse al cine a verla.

Tobey Marshall (Aaron Paul) es un piloto de carreras clandestinas que tiene un garaje para tunear sus propios coches y hacerlos más rápidos. La rutina en su vida se ve alterada cuando su mejor amigo termina muriendo por un accidente en una de las competiciones y él es culpado por ello, terminando en la cárcel. Cuando logra salir, decide perseguir al verdadero culpable del accidente Dino (Dominic Cooper), que causó la muerte de su amigo, y así acaba envuelto en una red de velocidad, mentiras y venganza de la que no podrá salir hasta conseguir su objetivo.

need-for-speed-03

Scott Waugh (Acto de Valor, 2012) es el director encargado de traernos la adaptación del videojuego Need for Speed, adaptación por llamarlo de alguna manera, ya que no es que el videojuego tuviese una historia especialmente interesante o complicada, se centraba en las carreras de coches dejando a un lado cualquier trama que no fuese relevante para unas impresionantes cinemáticas de carreras y accidentes. Los fans del videojuego sin duda esperarán algo así cuando vayan a ver el film, pero desde aquí les decimos que empiecen a bajar sus expectativas; lo que la película mantiene en común con el videojuego es el título y poco más, ni siquiera esos momentos de velocidad trepidante y coches impresionantes, para nada, la saga de Fast & Furious se antoja mucho más fiel al videojuego.

Waugh cuenta con una corta filmografía como director, de hecho, esta es su tercera película; pero su carrera como stunt es mucho más larga y consagrada, lo que cabría pensar que teniendo tanta experiencia en películas de acción, nos traería un producto plagado de momentos impresionantes que nos dejarían con la boca abierta, pero nos equivocábamos. Need for Speed es una película de velocidad como cualquier otra, que no le llega a la altura ni a la peor de la saga de Fast & Furious, ya sabemos que las comparaciones son odiosas pero… en este caso es imposible no ver la película y estar pensando todo el rato en la saga de velocidad que tantos fans ha conseguido a lo largo de estos años.

need-for-speed-04

El director no consigue transmitir esa velocidad que uno espera. Por supuesto que hay muchos momentos épicos e impresionantes, pero nada originales, no nos vamos a encontrar con nada que no hayamos visto antes y que nos pueda sorprender. Algo que hacia especial a los videojuegos de Need for Speed era esa banda sonora alucinante que acompañaba a todas las grandes escenas, rápida, vertiginosa, adictiva… en definitiva, era uno de los puntos fuertes del videojuego, algo que parece haberse quedado por el camino en el film. Los grandes temas se han sustituido por momentos sin música en los que simplemente se oye el sonido de los motores, lo que puede funcionar en algunas escenas pero que durante casi toda la película resulta cargante y te saca de ese desenfreno que debería reinar en un film de este género.

Sí que se ha mantenido fiel al videojuego en cuanto dejar a un lado la historia, ya que el guión a veces resulta inexistente y el objetivo se acaba perdiendo entre carreras que a veces pierden todo su sentido. La película acaba convirtiéndose en una especie de road movie por todo Estados Unidos con una policía que les persigue allá donde van y un romance metido con calzador. Todos esos momentos en los que supuestamente tenemos que sentir empatía por los personajes no llegan a conseguir emocionarnos en ningún momento, culpa del guionista, del director o de los actores, no lo sabemos, la película completa parece un naufragio del que nadie tiene escapatoria.

need-for-speed-02

Con respecto al reparto, están todos tremendamente desaprovechados, pero ninguno más que Aaron Paul; todos sabemos el gran papel que ha marcado su carrera: Jesse Pinkman en Breaking Bad (Vince Gilligan, 2008) y visto lo visto esperábamos algo impresionante, pero el papel de Marshall no es para él, no es que Paul este encasillado tras el éxito en la serie, es solo que una película de este tipo requiere un perfil de actor diferente, lo que hace que no consiga dar todo lo que puede dar. Lo mismo ocurre con Dominic Cooper (El Capitán América: El Soldado de Invierno, 2014) que no brilla más allá de la normalidad.

Michael Keaton (Atrapada en la oscuridad, 2013) tiene un papel que tampoco destaca por nada, está claro que no se le da muy bien elegir papeles últimamente y lo que hace en Need for Speed no hace más que afianzar esa sensación. En cuanto al resto de los actores, no hay que destacar a ninguno especialmente, se limitan a cumplir con lo que deben.

need-for-speed-01

En definitiva, Need for Speed parece una especie de telefilm de velocidad que se queda en un quiero y no puedo, bastante estándar en todos sus sentidos y que pasará por los cines siendo recordada como aquella película que rellenó el hueco entre Fast & Furious 6 y Fast & Furious 7. Recomendada si lo que queréis ver son coches impresionantes y algún que otro momento de velocidad destacable, pero si buscáis la adrenalina que la saga de Rob Cohen nos ofrece, tendréis que esperar hasta el 2015 para ver la siguiente entrega.

Nos Gusta:

  • Los impresionantes vehículos
  • Aaron Paul, que aunque no demuestre todo su potencial, siempre es un placer verle.

No Nos Gusta:

  • El imperdonable fallo de haberse ovlidado completamente de la banda sonora.
  • El guión tedioso y monótono.

4/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.

Etiquetas: , , , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑