Cine

Publicado el 8 septiembre, 2016 | por Dani Mateo

0

Crítica: Morgan

Morgan es la primera película del hijo de Ridley Scott, Luke Scott, quien se presenta siguiendo los pasos de su padre casi como si una prolongación del mismo se tratara, pero con mucho recorrido aún para mejorar. Al estilo de Blade Runner y Alien, Luke decide embarcarse en esta aventura de sci-fi pura rodada con mucha inteligencia pero con muchos errores, como es lógico, y sin embargo dando señas de identidad propia. El film logra dibujar su propia senda, que queda entre la ciencia ficción y el género de terror, ya que resulta bastante claustrofóbica gracias a las localizaciones escogidas por el director, prácticamente limitadas a un complejo de investigación.

Anya Taylor-Joy protagoniza la cinta poniéndose en la piel de Morgan. Morgan es una entidad completamente desprovista de su género, tratada como cosa a la que califican de producto. Es una inteligencia artificial súper avanzada que tras un accidente es evaluada por Lee Weathers (Kate Mara), encargada de riesgos y seguridad de la compañía.

morgan-01

Weathers es la encargada de decidir si Morgan pasa el corte o el proyecto llega a su fin. Tras conocer al equipo encargado del proyecto Morgan, Lee conoce a Toby Jones, quien encarna al Dr. Ziegler. Este explica a Weathers y al espectador el estado de la situación y lo que Morgan está llamado a ser, además de cómo fallaron hasta en dos ocasiones previas antes de llegar al punto en el que nos encontramos al inicio de la película. En definitiva nos explica que ha crecido muy rápido tanto física como emocionalmente, los vínculos que crea con otra de las doctoras, Rose Leslie, y que, para los 5 años de vida que tiene el proyecto, muestra la apariencia de una chica de 14 años. Sin embargo, Morgan es bastante más fuerte e inteligente que una chica de la edad que aparenta.

El guión corre a cargo de Seth W. Owen y va subiendo poco a poco la tensión conforme va introduciéndonos los nuevos personajes. El elenco lo completan Michael Yare, Chris Sullivan, Vinette Robinson, Boyd Holbrook, Michelle Yeoh, Jennifer Jason Leigh y el gran Paul Giamatti, casi todos sin apenas presencia porque lo que deja Scott claro desde el principio es que esta película se sostiene en dos únicos pilares férreos, Mara y Joy.

morgan-02

Sin embargo, el guión de Owen tiene un pequeño problema de concepto y es que no se nos cuenta qué hay detrás del proyecto, quién lo funda o qué planes hay para Morgan. Simplemente sabemos que tienen lugar y dónde, pero no para qué, lo que le resta esa losa férrea que permitiría pivotar la película ante una amenaza o una solución que sale mal. Además, nos presenta esta realidad distópica en la que la sociedad está un tanto deshumanizada y no logra generar humanidad en los personajes humanos, siendo estos demasiado hieráticos y mostrando un comportamiento casi robótico, quizá por contrastar la humanidad creciente del propio experimento.

La película consta de, y ya he hablado en alguna ocasión de este problema, un aro por el cual si el espectador decide pasar, todo será interesante, pero en caso de cuestionarse la verosimilitud del propio universo creado por Owen, caerá con todo el equipo.

Como cualidades del debutante Scott podemos destacar que le gusta mucho el primer plano. Abusa quizá en exceso de él, posiblemente con la intención de hacerte uno más dentro del complejo. Esta cualidad se extiende a las escenas de acción, donde comete un error que recuerda a Christopher Nolan, que tras tres películas de Batman aún no ha aprendido cómo rodar una coreografía bien montada. En muchas ocasiones es difícil seguir la pelea por culpa de estos planos cerrados.

morgan-04

Nos gusta de Morgan:

  • Las interpretaciones de Mara y Joy

  • El ambiente claustrofóbico que logra recrear Scott

No nos gusta de Morgan:

  • Que parece demasiado un sucedáneo menor de Ex Machina

  • El guion hace aguas en cuanto a su verosimilitud

  • El exceso de planos cortos

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: Morgan Dani Mateo

En definitiva, estamos ante una película que queda muy a la sombra de Ex Machina, con trazas de Splice (las peores partes de Splice), donde Kate Mara y Anya Taylor-Joy son lo único destacable.

3


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑