Cine no image

Publicado el 5 febrero, 2012 | por TonyC

0

Crítica: ‘Moneyball: Rompiendo las Reglas’

Tras mucho tiempo oyendo hablar de ella y después de verla nominada a los Oscar, llega a nuestras pantallas “Moneyball: Rompiendo las Reglas”, una película basada en los hechos reales que cambiaron la historia del béisbol. A simple vista, puede que no os interese, pero aunque el tema del filme no os llame la atención, si lo hará la forma en que está contada y las interpretaciones de sus protagonistas. Y aunque pueda que os perdáis entre tanta terminología de béisbol, no lo haréis entre el sentimiento que desprende Billy Beane, es decir, Brad Pitt.

El filme se centra en la historia de Billy Beane (Brad Pitt), manager de los Athletics de Oakland, un equipo pequeño de béisbol que tras acabar la temporada ve como los equipos grandes fichan a sus mejores jugadores y con muy poco dinero tienen que reconstruir su equipo. Para ello, Billy empieza a visitar a los managers de los distintos equipos de la liga de beisbol buscando intercambiar jugadores. Un día, Billy conoce a Peter Brand (Jonah Hill), un joven que trabaja en uno de esos equipos y que tiene una ecuación para descubrir que jugadores de la liga darán mayor rendimiento. Billy decide contratarle y emplear su estrategia para crear un equipo, mientras todo el mundo le increpa porque piensa que el béisbol no es cosa de matemáticas. A partir de ahí. Billy y Peter emprenderán un camino lleno de baches para intentar demostrar a todos que se equivocan.

Brad Pitt y Jonah Hill protagonizan este filme biográfico con tintes dramáticos. La interpretación de ambos es cuanto menos brillante y nos hace entender al momento el porqué de su nominación al Oscar. Cada vez que comparten una escena, nos deleitan gracias al buen feeling que transmiten como pareja fílmica. Kerris Dorsey interpreta a la hija de Beane, el personaje de Pitt, y pese a su breve aparición sacamos dos conclusiones: que canta que da gusto y que si esa timidez que muestra no es suya, hace una gran interpretación de ella. Breve pero intensa es también la aparición de Phillip Seymour Hoffman al que vemos un par de veces, pero que deja las cosas muy claras a Billy Beane (y es que Hoffman intimida mucho).

El guión, adaptado, es obra de Steven Zaillian y Aaron Sorkin, el mismo Aaron Sorkin que más o menos por estas fechas estaba ganando un Oscar. Este año vuelve a estar nominado y, aunque no sabemos que va a pasar, no nos extrañaría verle otra vez ganando el galardón a mejor guión adaptado. Es una pena que conozcamos a Sorkin por adaptar guiones y no por crearlos, pero mientras siga haciendo su trabajo bien no nos importa. Steven Zaillian también es el guionista del remake de “Millenium” y poco ha faltado para que no tuviese dos nominaciones al Oscar, nos hubiera gustado verlo.

Moneyball: Rompiendo las Reglas” tiene en total 6 nominaciones a los Oscar: Mejor Película, Mejor Guión Adaptado, Mejor Actor Principal, Mejor Actor de Reparto, Mejor Montaje y Mejor Mezcla de Sonido, por lo que es más que evidente que tiene el respeto de la Academia y no es de extrañar, cuando la veáis lo comprenderéis.

En definitiva, “Moneyball: Rompiendo las Reglas” es la típica película sobre hazañas deportivas que vemos cada par de años, que te pone los pelos de punta y de las que no nos cansamos nunca. Así a primera vista es una película que no llama mucho la atención y que no te explica porque se habla tanto y también de ella, pero después de verla te das cuenta de cual es el motivo.

Lo mejor: El guion de Zaillian y Sorkin, las actuaciones de Brad Pitt y Jonah Hill y la película en sí

Lo peor: Que a la mayoría le cueste entenderla al 100% porque fuera de EEUU se habla poco de béisbol

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑