Cine no image

Publicado el 4 enero, 2012 | por TonyC

4

Crítica: ‘Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres’

Después de ver el éxito que tuvo la saga sueca Millenium en Estados Unidos decidieron que era oportuno hacer un remake de esta. Para ello decidieron contratar a uno de los grandes genios del cine americano, David Fincher. El resultado lo podremos ver a partir del día 13 en nuestras carteleras, pero nosotros sacamos nuestras propias conclusiones y os las vamos a contar para que vayáis abriendo boca.

Aún no ha empezado la película y nos encontramos con la firma de Fincher, ya que en vez de presentarnos la película con los típicos créditos de muchas películas, él nos ofrece unos atrevidos y algo descarados, en los que se nos presenta a dos personas en un escenario oscuro a las que no podemos ver el rostro, mientras llevan a cabo varias misteriosas tareas.

Al igual que la original, el filme trata sobre Mikael Blomkvist (Daniel Craig), un periodista que recibe el encargo de un multimillonario (Christopher Plummer) para que descubra quién mató a su sobrina nieta cuarenta años atrás. El periodista recibirá la ayuda de una inteligente hacker llamada Lisbeth Salander (Rooney Mara), una chica con una vida muy dura que pese a su corta edad a aprendido a arreglárselas muy bien sola.

A los mandos de esta gran producción americana nos encontramos a David Fincher, que después de encadenar dos nominaciones al Oscar, se atreve con un remake, el primero de su carrera. Esta elección, no se debe a que sea un seguidor de la trilogía sueca, sino a que, como el confesó hace unas pocas semanas, leyó el guion y le encantó. Para este filme, cuenta con Rooney Mara, con la que trabajó en “La Red Social”, como Lisbeth Salander y escoge como compañero de esta a Daniel Craig, que lo cierto es que tiene un cierto aire a Michael Nyqvist.

Rooney Mara, sorprende a todo el mundo con su interpretación, incluidos sus compañeros de reparto, y consigue que no tengamos que acordarnos de Noomi Rapace, algo que algunos temían. Respecto a Daniel Craig, cabe decir que, si hace unos meses nos sorprendía con “Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio”, en esta ocasión se reafirma con una gran interpretación que nos deja a la espera de “SkyFall”, la próxima entrega de 007. Con esta película, Christopher Plummer puso fin a un gran año repleto de grandes papeles, y no solo en el cine, pues trabajó en “The Elder Scrolls V: Skyrim”, que para nosotros ha sido uno de los mejores videojuegos del 2011. También nos encontramos a un gran Stellan Skarsgard que nos recuerda de quien ha aprendido su hijo, Alexander Skarsgard, Eric en la serie “True Blood”. La nota negativa del reparto es encontrarnos a Joel Kinnaman, un actor muy prometedor, con un papel menor que solo requiere de una intervención.

El guion está adaptado por Steven Zaillian, ganador de un Oscar por “La lista de Schindler”, y guionista de una de las grandes candidatas a los Oscar “Moneyball: Rompiendo las reglas”, que si ofrece lo mismo que vemos en este filme conseguirá su segundo Oscar. Él es el responsable de conseguir que David Fincher se interesara por esta película y aceptara el trabajo, lo que indica la gran calidad del guión.

Fincher vuelve a apostar por Trent Reznor y Atticus Ross que tan buen resultado le dieron en “La Red Social”, para que se encarguen del score y estos responden haciendo lo que mejor saben. En la fotografía nos encontramos a Jeff Cronenweth que ha trabajado con Fincher en dos ocasiones, tres si contamos esta. Así pues a los que le gusten las películas de Fincher les va a gustar esta, pues todo el equipo de producción son viejos conocidos.

Al ser un remake, la mejor película con la que se puede comparar este filme es con su homónimo sueco. Ambas películas son muy parecidas, pero en el cara a cara sale ganando la de Fincher, puesto que es más oscura y goza de un ambiente con mayor intriga, además de tener un final más elaborado. En lo que se refiere a la duración están muy parejas, ya que solo existe 6 minutos de diferencia entre ambas.

En definitiva, el remake americano de “Millenium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres” es mejor que la película original sueca, solo que si ya la has visto te resultará muy parecido y a lo mejor no lo valorarás como es debido, pero es un título imprescindible para los espectadores que no hayan visto el filme sueco.

Lo mejor: Prácticamente todo. Que Fincher nos sorprenda cuando creíamos que no había lugar para la sorpresa.

Lo peor: Que se desaprovechan las cualidades interpretativas de Joel Kinnaman.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑