Cine no image

Publicado el 24 febrero, 2011 | por Vicky

0

Crítica: ‘Los chicos estan bien’

Hollywood nos ha mostrado multitud de veces retratos de familias, ya sea mediante el instrumento de la comedia, o el de los dramas. Aunque la tendencia general siempre ha sido hacia lo convencional, algo que Lisa Cholodenko rompe con su última película, Los chicos están bien.

Nic (Annete Benning) y Jules (Julianne Moore) una pareja de lesbianas acomodadas, crian a sus dos hijos Joni (Mia Wasikowska) y Laser (Josh Hutcherson). Nic es medico en el hospital local y Jules, paisajista, busca su camino en el mundo laboral, y vital. La trama comienza con Laser insistiendo a su hermana para que llame a la clínica de inseminación artificial que ayudo a sus madres a concebirles, para conocer a su padre biológico. Finalmente accede, conociendo a Paul (Mark Ruffalo) y los encuentros comienzan, aun con la reticencia de la controladora Nic, en constante choque con Jules, con la que mantiene una curiosa relación, llena de peculiaridades. La más chocante de estas, es el uso que hacen de películas de porno gay para estimularse ocasionalmente en sus relaciones sexuales. Paul, un hombre con aspecto rudo y bohemio, resulta ser un soplo de aire fresco en una familia que es tan suya como ajena. Pero no todo podía ser de color de rosa, y esta nueva presencia tensiona y fractura el microcosmos creado en la familia, denotando los problemas de pareja de Nic y Jules, y su relación con sus dos hijos. Todo se complica cuando Paul besa a Jules durante el trabajo que esta desempeña en la casa de él, y se suceden los encuentros apasionados. La estabilidad de la familia se ve comprometida y de su supervivencia dependerá la fortaleza de las relaciones de sus miembros.

Acudí a este preestreno con una idea clara, y es que me contarían algo que no había visto antes, y al menos en un pequeño porcentaje cumplió mis expectativas. El film consigue que normalicemos totalmente a una pareja de lesbianas criando a dos hijos. Porque por muy tolerantes y abiertos de mente que seamos, eso es algo que sigue chocando, ya sea en el ámbito cinematográfico o en el cotidiano. Y lo que la cinta consigue, no deja de ser bueno. Otra cosa sería entrar en sí es merecedora de estar entre las nominadas a los Oscars, al menos en la categoría de mejor película. Y para mi la respuesta es claramente negativa. Si bien la actuación del dúo protagonista principal, Benning y Moore, dos actrices consagradas y de reputación comprobada, ralla a alto nivel, no tiene la suficiente potencia como para situarla en el mismo circulo de sus otras competidoras por la estatuilla. La lista de este año ha sido extrañamente hinchada, sean cuales sean los motivos para ello.

No solo, volviendo a la pelicula en si, el duo protagonista cumple su papel, con un Mark Ruffalo que demuestra sus dotes como secundario de pro, aunque su intervención queda algo empañada por un desenlace de la misma algo precipitado e injusto, demonizándole a mi parecer de manera exagerada. La trama esta contada de una manera razonable, con algunos giros de guión algo cogidos por los pelos (nunca mejor dicho) y algún personaje de usar y tirar, como es el caso de Clay, un amigo de Laser con tendencias macarras, de influencia nefasta para este, que desaparece sin dejar rastro de manera muy repentina a pesar de haber cumplido aparentemente su función. Como detalle positivo a señalar, una selección musical interesante decora esta cinta con temas clásicos de los 60 muy bien elegidos.

Lo mejor: Benning, Moore y Ruffalo, los tres lo bordan.

Lo peor: Un final muy predecible y demasiado típico.   ¿Quién demonios llama a su hijo Laser?

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Quizás te interese...




Back to Top ↑