Cine

Publicado el 23 julio, 2011 | por TonyC

0

Crítica: ‘La Victima Perfecta’

Desde que consiguiera el Oscar por “Boys Don’t Cry”, Hilary Swank se propuso explorar y ponerse en la piel de todo tipo de personajes en todos los registros interpretativos, lo que la llevó a conseguir un segundo premio de la academia por “Million Dollar Baby”. Ahora, sin nada que perder, sigue con su cruzada cineasta. Su última parada es interpretar como el propio título nos indica a “La Víctima Perfecta”, que llega a llega a nuestros cines el 29 de julio.

Juliet Deverau (Hilary Swank) es una doctora que está buscando un apartamento de alquiler en Nueva York, ya que ha decidido cambiar de hogar. En su búsqueda encuentra un apartamento a su gusto en el que conoce a Max (Jeffrey Dean Morgan), el propietario del bloque de apartamentos donde se encuentra y a su abuelo August (Christopher Lee). Por las noches, con el paso cercano de un tren, tiembla la casa y los objetos se caen. Este ruido produce que Juliet no se de cuenta de que hay un acosador en su casa que la está observando. Poco a poco, Juliet se dará cuenta de que están pasando cosas sospechosas y empezará a preguntarse si hay alguien más en la casa.

El reparto está encabezado por Hilary Swank (Betty Anne Waters,  Insomnia) y Jeffrey Dean Morgan (Los Perdedores, Sobrenatural) que se compenetran a la perfección. Hilary Swank encarna un modelo de personaje en el que ya la hemos visto antes en películas como “Million Dollar Baby”, “Amelia” o la reciente “Betty Anne Waters”, una mujer que encuentra con dificultades en su vida y en vez de rendirse, las afronta. Como nos tiene acostumbrados, saca sus dotes artísticas para hacer una gran actuación. Jeffrey Dean Morgan encarna al acosador, un personaje con problemas psicológicos, que si bien podría haberse parecido a Norman Bates si se hubiera dejado llevar por la locura, más bien recuerda a su papel como John Winchester en “Sobrenatural” porque acaba siendo bastante sentimental. Quizás si hubiera aprendido más de la interpretación loca a la que nos acostumbra su compañero de reparto en “Watchmen”, Jackie Earle Haley que interpretaba al poco cuerdo Rorschach, donde él interpretaba a El Comediante, hubiéramos disfrutado más de su actuación. Lee Pace (En la boda de mi hermana, Pushing Daisies) interpreta a Jack, el ex novio de Juliet, que desgraciadamente tiene un papel poco destacado, lo que no le permite brillar. Cabe mencionar la aparición en el filme de Christopher Lee (El Señor de los Anillos, En Tiempos de Brujas) que se reencuentra con la productora Hammer muchos años después, por la desaparición de esta.

En el aspecto técnico destaca el trabajo de director/guionista de Antti Jokinen que en su primer trabajo fuera de Finlandia nos impresiona con su labor y firma un montaje digno de un gran director, en el que se permite el lujo de retroceder en la historia (en la que combina un buen guión con su gran trabajo como director) y en el que nos pone en la piel del acosador, mostrándonos planos cortos de las manos, los pies y en general el cuerpo de Hilary Swank, de una manera sensual, como si se tratase de la mente enfermiza del personaje de Jeffrey Dean Morgan excitándose. Guillermo Navarro se encarga de la fotografía y, además de contribuir elaborar partes tan espectaculares como la recién mencionada, nos deleita con unos créditos iniciales elaborados por ordenador en los que mezcla la fórmula de “La Trampa del Mal” (edificios al revés), con el estilo de “Origen”. Guillermo Navarro es un gran director de fotografía y tiene un Oscar por “El Laberinto del Fauno” además de haber trabajado en grandes películas como “Abierto hasta el Amanecer” y “Desperado”. John Ottman, compositor de la película, es conocido por elaborar la música de muchas películas de terror y de superhéroes, tales como “Los 4 fantásticos”, “La casa de cera”, “X Men 2” y “La Huérfana”. Ottman contribuye a crear una atmósfera de suspense.

Es recomendable para todos los espectadores a los que les gusta pasar una buena tarde de intriga, además de para los fans de Hilary Swank. Es preferible verla en versión original ya que en la versión doblada Juliet tiene voz de universitaria en apuros mientras que en la original quieren dar la sensación de que es un personaje fuerte.

En resumen, “La Victima Perfecta” es una película de suspense con una buena base con un director desconocido que hace una gran labor y con una primera parte muy sólida, pero que en el final pierde fuelle. Esto puede ser debido a que hubo partes del guión que no se rodaron, ya que no había presupuesto para hacerlo. Pero contando con las limitaciones que ha tenido es una gran película.

Lo mejor: La doble función director/guionista de Antti Jokinen.

Lo peor: Que Antti Jokinen no haya tenido el presupuesto necesario  para elaborar el filme como él quería y nos quedemos con las ganas de saber como hubiera sido.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑