Cine

Publicado el 14 marzo, 2016 | por Dani Mateo

0

Crítica: La Serie Divergente: Leal

La tercera película de la saga Divergente viene con el subtítulo de Leal. Estamos ante una saga distópica donde el peso de las acciones importantes recaen en los jóvenes, una vez más. No podremos hacer esta crítica sin desvelar algunos detalles de la trama de las anteriores dos películas, de modo que si no las has visto y tienes intención, estás a tiempo de dejar de leer.

Divergente Leal Cartel

Vuelve el buen tiempo y con él las películas para jóvenes adolescentes que tan bien han hecho a las arcas de Hollywood. Cada año hay un par de ellas que destacan sobre la mayoría y así fue como se presentó en su día la saga Divergente, con un planteamiento fresco donde la sociedad se divide las tareas entre las capacidades de sus miembros, lo que determina la facción de los mismos. Esto genera un problema cuando sucede la rara situación de tener capacidades para estar en cualquiera de las facciones, como nuestra protagonista Tris (Shailene Woodley), quien descubre tras descifrar el enigma de los divergentes. En los compases finales de la segunda película descubrimos que toda la sociedad de facciones era un mero experimento social. Tras la tiranía de Evelyn (Kate Winslet en las anteriores películas) la madre de Cuatro (Theo James), Evelyn (Naomi Watts) se encarga de dirigir esta sociedad aupada por el clamor popular, prohibiendo sin embargo que nadie escape más allá del muro.

Tris, Cuatro y un grupo formado por sus aliados Caleb (Ansel Elgort), Cristina (Zoe Kravitz), Peter (Miles Teller) y Tori (Maggie Q) descubren una ciudad avanzada situada en un desierto radiactivo cuya sociedad dirige David (Jeff Daniels). David acoge a Tris y sus aliados con los brazos abiertos como éxito de ese experimento, sin embargo la tensión va subiendo demostrando, una vez más, que no están fuera de peligro.

13477.dng

La mayoría de la acción se centra entre las dos grandes localizaciones que suponen Chicago y esta nueva sociedad que descubriremos, un yermo anaranjado que bien recuerda a Marte donde la devastación y la tecnología se dan la mano. Plagado de efectos especiales de no muy buena calidad en su CGI , apuestan por salir un poco del corsé en que entraron las otras dos entregas de la saga.

Un cambio en el tono de la saga y una pequeña caída con cada nueva entrega hacen que lo mejor de la película siga siendo Shailene Woodley, la que nos sigue pareciendo desubicada y poco aprovechada pese a ser la protagonista. Teller vuelve a tomar cierto protagonismo con sus toques de humor, sin embargo en esta película por fin se posicionará de un lado haciendo algo relevante por una vez. Theo James sigue haciendo el papel de “pequeño James Franco”, pero menos inspirado y con menos interés, es increíble como este personaje ha ido pasando de ser el casi líder de su facción a un casi cero a la izquierda.

AP1_D02_00735.cr2

Los guionistas Noah Oppenheim, Adam Cooper y Bill Collage han logrado explicarnos en estas tres primeras películas cómo funciona la sociedad y el gran engaño que hay tras el experimento sociológico, sin embargo después de haber visionado más de 6 horas de metraje en las 3 películas, quizá es demasiado tarde para cerrar en la siguiente, que auguro dejará más oscuros que claros en la trama. Robert Schwentke dirige con valentía sacando un poco de los tonos azules a los que estábamos acostumbrados en la saga y trayendo el rojo a primer plano, ganándonos con unas solventes escenas de acción.

untitled-7364.dng

Nos gusta de Divergente: Leal

  • Shailene Woodley, consigue defender muy bien su papel protagonista y está por encima de sus compañeros de reparto

  • Visualmente más variada que las anteriores, logra enseñarnos algo nuevo del mundo en que sucede la historia

No nos gusta de Divergente: Leal:

  • Quizá se hace demasiado lenta y puede producir la sensación de “¿Quién era este personaje?”

  • La falta de un cierre necesario gracias a la innecesaria moda de tener la última parte dividida en 2.

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: La Serie Divergente: Leal Dani Mateo

El mayor problema que va a tener esta película es su mayor virtud, el apartado visual cambia tanto con respecto a las otras dos que puede llegar a echar para atrás los cimientos de una película que se resuelve de manera demasiado solemne para lo que la franquicia requería. Habrá que esperar otro año para ver cómo cierra la saga, aunque es posible que algunos estén cansados de esos cierres en dos partes.

2.5


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑