Cine no image

Publicado el 29 diciembre, 2010 | por Vicky

0

Crítica: La llave de Sarah

Hay veces en las que hacer una crítica es muy difícil, no porque la película sea mala, sino que el problema viene en la dificultad de hablar de una película que te ha llegado y, por si quedaba alguna duda, La llave de Sarah es uno de estos casos.

No os voy a engañar, la película parte de una historia que ya hemos visto: el holocausto nazi, pero dicha historia la veremos desde dos planos. Por un lado, viviremos la historia de Sarah, la hija mayor de una familia judía que reside en Paris  y que acaba arrestada  junto a toda su família en el Velodromo de invierno. Todos excepto su hermano, al que esconde en un armario, quedándose ella con la llave de dicho armario.

Por otro lado, 60 años después, le encargan a Julia, una periodista residente en París, que haga un artículo de dicho suceso. Pero todo cambia cuándo Julia descubre que la casa que acaba de heredar de sus suegros la que fue residencia de una de las familias judías que vivieron el holocausto.Y para que todo tenga un punto en común, dicha familia judía no será otra que la de la antes mencionada Sarah.

Con esta premisa, la película nos irá intercalando la investigación de la periodista y las vivencias, a medida que se van descubriendo, en primera persona de Sarah. Dichas vivencias serán bastante duras e irán afectando, sin ella quererlo, la vida de Julia y, tal vez un poco, al espectador.

Si entramos en temas técnicos, la película está dirigida por Gilles Paquet-Brenner y se basa en la novela homónima de Tatiana de Rosnay. La interpretación  de los papeles principales es llevada a cabo por Mélusine Mayance, en el papel de Sarah, y la sobresaliente Kristin Scott Thomas (El paciente inglés, Misión imposible), como Julia. El reparto lo hace bastante bien, pero la mayoría de veces se quedan en segundo plano por la gran interpretación de Kristin Scott Thomas, aunque hay excepciones.

La historia está muy bien contada, te atrapa en todo momento y te hace sentir parte de la película. Es interesante y te hace querer saber todo el rato que le fue pasando a Sarah a lo largo de su vida. A parte de eso, lo que ya he comentado al principio, la historia, pese a ser ficticia, llega al espectador y te hace reflexionar sobre estas situaciones tan inhumanas.

Su principal problema es el que ya hemos comentado, que es un tema muy visto y que nos irá recordando a muchas películas que ya hemos disfrutado. Sobretodo el inicio, con las detenciones, pero avanzará de tal manera que iremos olvidando estos detalles para centrarnos a cómo estos eventos cambian la vida de Julia 60 años después.

En fin, La llave de Sarah es una película que os recomiendo, eso sí, sabiendo perfectamente a lo que vais, ya que es una película dura, pero que sabe llegar al espectador y demostrarnos como el cine nos puede contar historias que nos hagan reflexionar.

Lo mejor:

– La historia. La verdad que se nos va contando a lo largo de la película.

– La interpretación de Kristin Scott Thomas.

– Cómo llega al espectador, invitándonos a reflexionar.

– Pese a ser un tema tan duro, tienes escenas muy bonitas.

Lo peor:

– La temática, muy vista.

– Película dura en cuanto al tema que se trata.

Por: Benelux

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Quizás te interese...




Back to Top ↑