Cine no image

Publicado el 7 septiembre, 2011 | por TonyC

2

Crítica: ‘La Deuda’

Tras conseguir un gran éxito y, antes de rodar las secuelas de las dos superproducciones que protagoniza (“Avatar” y “Furia de Titanes”), Sam Worthington se pasa al thriller de la mano de una Helen Mirren que tras aparecer en “Red” le ha cogido interés al género de intriga y repite, solo que en esta ocasión ella asume protagonismo, en vez de limitarse a ser un personaje secundario. Pese a ser protagonistas, Sam Worthington y Helen Mirren, no comparten ninguna escena. La película se estrena el de septiembre.

El filme trata acerca de tres agentes del Mossad retirados: Rachel (Helen Mirren), David (Ciarán Hinds) and Stefan (Tom Wilkinson) que vuelven a reunirse en 1997 con motivo del estreno de un libro basado en sus vidas y sus complicadas misiones secretas, escrito por Sarah (Romi Abulafia), la hija de Rachel. Todo iría bien sino fuera porque en 1966 cuando Rachel (Jessica Chastain), David (Sam Worthington) y Stefan (Marton Csokas) eran jóvenes agentes cometieron un error que ha condicionado sus vidas desde entonces, y que pese a la gran cantidad de años que han pasado, tienen pensado solucionar.

El reparto de los años 90 está formado por Helen Mirren (Red, The Queen), Tom Willkinson (Michael Clayton, Misión Imposible:) y Ciarán Hinds (El Rito, Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 2). Helen Mirren demuestra que pese a su edad está capacitada de sobra para este tipo de películas, aunque en las escenas de mucha intensidad es apreciable que le sobra algún que otro año que haría que se moviera con más agilidad y destreza. Teniendo en cuenta sus limitaciones físicas hay que decir que su actuación es sobresaliente. Tom Wilkinson interpreta Stefan, un personaje bastante limitado, debido a que sus años agente han hecho que acabe en silla de ruedas, aunque desconocemos el motivo por el que no puede andar, ya que en ningún momento se menciona. Con silla de ruedas o sin ella, Wilkinson demuestra que el papel de tipo duro es lo suyo, como ya hiciese en “Rock’n Rolla” y nos deja claro que no importa la edad cuando se trata de dureza. Ciarán Hinds hace un trabajo notable aportando el toque de dramatismo que la película necesita.

El reparto de la década de 1960 lo integra Jessica Chastain (El Árbol de la Vida), Marton Csokas (El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey) y Sam Worthington (Avatar, Terminador Salvation). Jessica Chastain interpreta a la joven Rachel de manera excepcional dejándole, sorprendentemente, el listón muy alto a Helen Mirren. MartonCsokas interpreta a Stefan de forma notable con un aspecto y un carácter muy a lo Robert Downey Jr. Sam Worthington hace una actuación bastante discreta, muy parecida a la que hizo en “Terminador Salvation” solo que adaptada al thriller. Memorable es la actuación de Jesper Christensen (Quantum of Solace) como Dieter Vogel un ex comandante nazi que acabó con la vida de miles de judíos. Cabe destacar que las mejores actuaciones de la película son las de las dos Rachel.

John Madden dirige esta película de manera notable, como ya hiciera con “Shakespeare In Love”. Entre sus mejores cualidades se encuentra la de haber realizado un gran montaje que hace que engancharse a la película sea inmediato. Matthew Vaughn se encarga de elaborar el guión, y teniendo en cuenta los antecedentes de Vaughn, es decir, “Kick Ass” y “X Men: Primera Generación”, lo más seguro es que sea de lo mejor de la película. Y es que pese a que es un guión adaptado de una novela se nota que entre los artifices de este se encuentra alguien de la talla de Vaughn. La música corre a cargo de Thomas Newman que a pesar de contar con 10 nominaciones a los Oscar, no convence en esta ocasión debido a que pone mucha tensión en la música para momentos que no son tan tensos, esto produce estrés en el espectador. De la fotografía se ocupa Ben Davis, que ya trabajó con Matthew Vaughn en “Kick Ass” y que hace un gran trabajo al igual que esta.

El filme dura alrededor de 114 minutos, no contiene mucha acción dado que es un thriller puro, pero mantiene la tensión y consigue el interés del espectador desde el principio hasta el final. Teniendo en cuenta esto, es posible que a la mayoría de espectadores se les haga corta la película.

Es recomendable para todo aficionado al buen cine que quiera pasar un gran rato con un thriller que tiene una forma semejante a la de los grandes thrillers de la historia. En definitiva, la mezcla de un gran reparto con un gran guionista como Matthew Vaughn concluye con uno de los mejores thrillers del año, que no solo consigue entretener al público, sino que también consigue sensibilizar al espectador con el personaje.

Lo mejor: La gran actuación de las Rachels y un gran guión de Vaughn que sirve como anticipo del talento que puede desplegar en “Kick Ass 2”.

Lo peor: Que pese a casi las dos horas que dura te deja con ganas de ver más.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑