Cine

Publicado el 14 octubre, 2015 | por Dani Mateo

0

Crítica: La Cumbre Escarlata

Guillermo Del Toro es ese tipo de director que siembra opiniones dispares sobre su estilo y películas. Para algunos aclamado y para otros un Tim Burton de segunda, sin embargo, el mexicano ha demostrado que a nivel producción está, por lo menos, a la altura de Burton, cuando no superándolo. Con La Cumbre Escarlata, Del Toro saca a la luz una historia que llevaba en el cajón escondida desde 2006 cuando finalizó el rodaje de El Laberinto del Fauno, un cuento tenebroso sobre amor, celos y fantasmas teñido todo bajo el prisma del color escarlata.

Imprimir

Con guión original de Del Toro y Matthew Robbins, esta historia nos sitúa en la Inglaterra victoriana presentándonos a Edith (Mia Wasikowska) como una joven escritora tratando de hacerse un hueco en la retrógrada sociedad que aún piensa que las mujeres solo escriben amor. Edith posee el don de ver espíritus desde que a los 10 años fuera acechada por el fantasma de su recientemente fallecida madre. La joven, muy avanzada en sus ideas para la época que le tocó vivir, es hija de un importante constructor (Jim Beaver), director de una compañía a la que un joven con labia versada y un titulucho nobiliario tratará de vender su máquina excavadora.

El joven baronet y su hermana (Tom Hiddleston y Jessica Chastain) pertenecen a una familia arruinada y con un secreto importante que la historia nos irá desvelando a cuentagotas, envolviéndonos en un ambiente gótico y oscuro digno de las más importantes producciones de terror del cine clásico. Si algo tenemos claro es que La Cumbre Escarlata presenta un cambio de enfoque en cuanto al género de terror se refiere. Hoy en día, tan acostumbrados a las películas de “susto” donde los efectos, y el volumen del sonido aumentando en el momento preciso, son el único artificio que nos hace sobresaltarnos en nuestras butacas. Con esta película nos encontramos en un tipo de terror más cercano a La Profecía, El Exorcista o El Resplandor, aunque con una producción más brillantes que estas debido a los avances de la industria y un guión algo menos inspirado.

2449_TPT_00015R (Small)

Del Toro, especialmente acertado en la primera mitad de la película nos muestra la opulencia victoriana y las virtudes de una Inglaterra venida a más. Nos seduce con bailes repletos de nobles donde las influencias bailan y los acontecimientos se suceden con una suavidad que va desgranando la historia muy poco a poco, quizá en un ritmo demasiado lento que puede hacer la película algo pesada para quienes no empaticen o no logren engancharse con la historia. El segundo primer tercio de la película, el film nos lleva con un cambio de localización a Estados Unidos, en concreto a la mansión de los baronet Sharpe. Una “trampa viva” dado el estado de la casa, la cual está hundiéndose en un pozo de cera escarlata, y con un incontable número de habitaciones. La historia tomará una nueva dirección desde este punto, en el que los personajes estancan su evolución pero sin bajar el interés gracias a las actuaciones de Chastain, Hiddleston y Wasikowska, que desde aquí toman el peso principal de la trama, con una participación al final del pretendiente y guapete de turno, el eterno pretendiente de Edith, el doctor McMichael (Charlie Hunmann).

La producción es el fuerte de esta película donde los vestuarios, la importancia de los colores y la luz y sobretodo ese impresionante elenco hacen que brille con luz propia una historia de sobra trillada y que ya conocemos. No obstante, nos dejamos seducir por la narrativa de Del Toro, envolvente, suave y que poco a poco nos va haciendo necesitar saber más, pese a ya intuir su final desde casi mitad de la película. Los actores desde luego están brillantes, en especial Jessica Chastain, haciendo un papel que recuerda un poco a Eva Green en Penny Dreadful, interpretando así a una mujer fuerte, rota por los acontecimientos de su pasado que le hicieron perder todo atisbo de humanidad, quedando una tenebrosa personalidad controladora de su hermano. Y es que Chastain está entrando en Hollywood muy bien gracias a la elección de papeles que evitan que pueda ser encasillada en un género concreto, valiéndose el título de actriz todoterreno.

la-cumbre-escarlata-04

Mia Wasikowska y Tom Hiddleston mantienen el interés con sus tramas haciendo unos papeles más que dignos donde, ella parece mucho más madura que en producciones anteriores y él mucho más resuelto, convirtiéndose en uno de los grandes atractivos del último lustro en cuanto a interpretaciones se refiere y todo un actor a seguir en futuras producciones. El resto del reparto no desentona haciendo papeles sólidos con especial mención al cameo que protagoniza Burn Gorman como investigador de lo escabroso, en su segunda colaboración con Del Toro tras Pacific Rim.

Sin embargo La Cumbre Escarlata no logra esa perfección que suele perseguir Del Toro y el guión es su principal problema. Dentro de toda la ambición de su producción y el ambiente que nos devuelve el género de casas encantadas genera unas expectativas que tan solo los fans más acérrimos del mexicano podrán ver saciadas. La película huele a producto conocido, se hace familiar una trama que, siendo nueva, no es original. Tan solo su producción y el elenco principal hace que merezca la pena, pero eso no quita que un espectador medio pueda salir decepcionado en algún punto con la película.

la-cumbre-escarlata-02

Nos gusta de La Cumbre Escarlata:

  • Su diseño de producción, los colores, vestuario y mundo al que da vida Del Toro son una delicia.

  • El elenco principal, destacando por encima de todos ellos Jessica Chastain.

  • La narración que utiliza Del Toro, desgranando poco a poco y sin necesidad de artificios como en las películas de terror actuales.

No nos gusta de La Cumbre Escarlata:

  • Quizá pueda hacerse demasiado larga para los que no son amantes del género.

  • La historia resulta demasiado familiar y se hace poco original.

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: La Cumbre Escarlata Dani Mateo

Del Toro presenta con este producto sus capacidades para dirigir ese guión que tanto busca, esa En las Montañas de la Locura que lleva tiempo persiguiendo y que, de funcionar bien el producto en taquilla, me parece que será uno de sus próximos proyectos de la mano de Legendary Pictures, los cuales parecen encantados con el producto final que es La Cumbre Escarlata. Un producto de entretenimiento que no dejará indiferente a nadie por su alto nivel de producción, pero que puede llegar a defraudar a esos cinéfilos más exigentes.

3.8


Voto del público: 3.9 (1 votos)

Etiquetas: , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑