Cine IT Pennywise

Publicado el 1 noviembre, 2017 | por Chugo

0

Crítica: IT (2017)

Estamos viviendo una oleada de nostalgia que no tiene visos de acabarse pronto. Si hace poco veíamos Stranger Things 2, para la noche de Halloween hemos apostado por otra obra eminentemente nostálgica: IT. La película dirigida por Andy Muschietti que adapta el relato de Stephen King ha roto todos los récords de recaudación en taquilla en el cine de terror. La hemos visto tarde, pero por fín os traemos nuestra opinión.

Pero empecemos por el principio, haciendo un breve resumen del argumento de ITCuando empiezan a desaparecer niños en el pueblo de Derry, Maine, un grupo de niños lidia con sus mayores miedos al enfrentarse a un malvado payaso llamado Pennywise, cuya historia de asesinatos y violencia data de siglos.

IT

La historia es más o menos conocida por todos, es un best-seller de Stephen King que tiene solera, y además la miniserie de los años noventa protagonizada por Tim Curry en los años noventa ha provocado muchas clourofobias. Esta versión de IT en 2017 no es exactamente un remake de esta miniserie, si no más bien una nueva adaptación del relato de Stephen King. No he leído la obra original, pero los que sí lo han hecho dicen que es mucho más fiel al texto.

Si que ví en su momento la miniserie de los años noventa y he de decir que el impacto fue mayor, no dejaba de ser un chaval y el Pennywise de Tim Curry me parecía de lo más aterrador. Esta nueva iteración el miedo ha venido por otra parte. No me malinterpretéis, el Pennywise de Bill Skarsgård es de lo más correcto y la actuación es correcta. El miedo en esta película viene por el propio desamparo de los niños protagonistas. Sus padres y responsables, los que deben protegerlos son los responsables de sus mayores miedos. Todo el pueblo de Derry es una trampa para este Club de los Perdedores, abusones y matones, adultos que miran hacia otro lado o peor aún, les prestan “demasiada atención”.

En cuanto a los famosos jump-scares, esos con los que un giro de cámara y subida de volumen con el objetivo de asustar al espectador. Los hay, pero hechos con bastante buen gusto. No son particularmente molestos, y eso que a mi como espectador no me gustan nada, lamentable hoy por hoy son un tropo muy común en el cine de terror. Como menciono antes el terror en IT viene del subtexto y de la puesta en escena.

Se que el film se ha criticado porque se parece demasiado a Stranger Things. Los elementos están ahí, un grupo de chavales “perdedores”, un misterio aterrador en un pueblo pequeño en el interior de los USA, el tema de la madurez, etc. Pero hay que entender que precisamente los hermanos Duffer, creadores de Stranger Things intentaron durante mucho tiempo hacer la película, el estudio no quería apostar por dos desconocidos y confiaron en Andy Muschietti, quien ya había tenido relativo éxito con Mamá. Así que en el fondo estamos ante un fenómeno de retroalimentación que me encanta.

La película está pensada para ser contada en dos partes, de hecho ya hay noticias sobre la secuela. Esta primera historia se centra en El Club de los Perdedores enfrentándose a Pennywise cuando son niños. Hay una segunda parte en el que la historia se centra en estos mismos niños y de adultos. Creo que el formato elegido no ha hecho mucho bien al desarrollo de personajes. Son muchos protagonistas como para poder contar su historia y desarrollo en tan solo dos horas. El formato miniserie, o serie completa, creo que habría sido mucho más amable con la narrativa de IT.

El trabajo de casting me parece más que correcto, y el reparto hace su trabajo con una gran solvencia. Me gustaría destacar a algunos actores, como por ejemplo Sophia Lillis, que hace de una Beverly Marsh con la que es imposible no simpatizar, en serio, es de lo mejor de toda la película (buena parte del peso de la trama recae sobre ella). Finn Wolfhard, al que ya hemos visto en Stranger Things cambia su registro completamente, interpretando a Richie, un bocazas algo impertinente. Jaeden Lieberher como Bill cumple bastante bien su función, pero teniendo de réplica a Lillis lo cierto es que resulta algo plano, algo que se suple por ser el principal motor de la trama. En cuanto a Bill Skarsgård, no quiero desmerecer su trabajo, pero me parece que su mayor baza es la labor de maquillaje y efectos especiales, igual en la segunda parte encuentran la forma de que su actuación brille más. El resto de chavales y el reparto en general como bien menciono antes, cumplen su labor correctamente, sin destacar en exceso.

 

Nos gusta de IT:

  • La forma en que se gestiona el miedo, sin sustos fáciles.
  • Una muy buena química entre los actores más jóvenes.
  • El descubrimiento de Sophia Lillis.

Nos gusta menos de IT:

  • Un film de dos horas se hace corto para desarrollar a todos los protagonistas como se merece.
  • Que haya que esperar para la segunda parte.
Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki.
Crítica: IT (2017) Chugo

IT se apoya en la nostalgia de los niños de los ochenta para llevarnos al miedo de lo cotidiano. Una de las pocas películas de terror en mucho tiempo que no se apoya en el susto fácil para dar miedo. Una lástima que solo sean dos horas de película y no una serie para desarrollar más los personajes.

4

Nostalgica


Voto del público: 4 (1 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑