Cine no image

Publicado el 23 abril, 2013 | por Trish

1

Crítica: ‘Iron Man 3’

iron-man-3-poster

Tres años han pasado desde que vivimos las aventuras individuales de Tony Stark (Robert Downey Jr.) en la gran pantalla con Iron Man 2 (Jon Favreau , 2010), tiempo que se nos ha hecho más corto gracias al estreno el año pasado de “Los Vengadores” (Joss Whedon, 2012) una película muy esperada por todos los fans de los superhéroes, tanto en comic, como en el cine, donde podíamos disfrutar de nuestro millonario y filántropo favorito; Pero por fin este viernes llega a nuestras pantallas Iron Man 3, que retoma las aventuras de Stark justo después de los eventos que tuvieron lugar en Nueva York en la película de Los Vengadores, convirtiéndose así en se la primera película estrenada con la que se dará inicio a la segunda fase del Universo Cinematográfico de Marvel.

Ha pasado ya un tiempo desde que los aliens intentaran destruir la tierra y Tony Stark (Iron Man) abandonase Nueva York para volver a su casa con Pepper Potts (Gwyneth Paltrow). Aun atormentado por los eventos ocurridos, está más que nunca obsesionado en conseguir mejorar sus prototipos para poder seguir protegiendo a las personas que más le importan.

Es entonces cuando una nueva amenaza aparece, un enemigo que se hace llamar “El Mandarín” (Ben Kingsley) amenaza la seguridad de Estados Unidos aferrándose al miedo que pueden provocar las amenazas terroristas. Stark termina viendo como su vida personal acaba destruida a manos de su enemigo, y el problema termina convirtiéndose en venganza personal, embarcándose, así, en una angustiosa y larga búsqueda hasta poder encontrar a los responsables.

iron-man-3-01

En este viaje vera como tanto su temple como sus habilidades se ponen a prueba, y tendrá que confiar en el ingenio e instinto que le han hecho llegar hasta donde esta para poder sobrevivir por sus propios medios. Un viaje para encontrarse a sí mismo que le llevará hasta los orígenes de Iron Man, haciéndole alcanzar respuestas a las preguntas que llevan atormentándole durante años.

En este punto, todo el mundo sabe que el poder de Tony Stark viene se su armadura. Algo que le ha permitido tener su gran cantidad de dinero y su destacado intelecto, que es en verdad la clave, su verdadero superpoder. Tras los vengadores, es el momento perfecto para centrase en Tony Stark como héroe y como hombre.

La película nos llega de la mano de Shane Black (Kiss, Kiss, Bang, Bang, 2005) convirtiéndose en su segundo largometraje como director. Se nota que no es novel en las películas de acción, ya que aunque su carrera dirigiendo acaba de despegar, tiene bastante experiencia como guionista en algunas de las más famosas películas de acción de los 80 como por ejemplo “Arma Letal” (Richard Donner, 1987). En esta ocasión, se atreve como directo de una de las franquicias más rentables de Marvel, y repite dirigiendo a Robert Downey Jr. como ya hizo anteriormente en su primer largometraje.

A su favor hay que decir que la dirección es muy fluida, las escenas de acción están bien rodadas y encajadas dentro del resto de escenas, no hay que negar que en algún momento la acción simplemente carece de sentido y podría haber sido resuelta de otra manera, pero ¿no es eso lo que queremos ver en las películas de súper héroes? ¿Mucha acción? Y buena, por supuesto; y aquí es donde brilla el director, regalándonos momentos trepidantes que nos tendrán atados a la butaca durante gran parte de la película. Pero aunque gran porcentaje del metraje sea acción, no hay que olvidar la carga emocional del guion y lo bien resueltas que están el esto de escenas, bien enlazadas y rodadas de una manera brillante.

He tenido la oportunidad de verla en VO y en 3D, y aquí es donde pueden surgir los mayores inconvenientes, el 3D no es una buena elección para esta película, existe la falsa creencia de que este formato hace las escenas mucho más espectaculares, pero es algo que no funciona en todas las películas, en este caso es demasiado caótica, demasiadas explosiones, demasiadas partes de metal volando por los aires, las escenas de acción son muy rápidas y el 3D no llega a la altura, hay en momentos donde no tienes muy claro que es lo que estás viendo ya que se nos presenta demasiada información. Terminas saliendo del cine con un tremendo dolor de cabeza. Una pena, porque estando la acción tan bien rodada, se hace difícil disfrutarla.

iron-man-3-03

Imposible no hablar de los efectos especiales en una película de este tipo, y la verdad es que con cada nueva que hacen se superan un poco más, el diseño de los trajes, su movimiento, se nota que el presupuesto era enorme por que han conseguido crear un mundo tecnológico y grandioso que se camufla perfectamente en la realidad, pero no todo es CGI.Iron Man no es una película vacía, la acción y la tecnología están muy bien en lazadas con el drama y el desarrollo de los personajes, dejándonos ahondar más en los que ya conocemos y presentándonos a los nuevos de una manera brillante. Esta es una de las razones por las que esta película puede bien alzarse como superior a las entregas anteriores, los personajes son más profundos y están mejor desarrollados, el villano no se mueve por el propio poder de destrucción sino por razones más profundas, es ciertamente sorprendente que un producto blockbuster como suelen ser este tipo de películas, tenga tantas capas a descubrir.

El listón ha quedad muy alto, todos los personajes, desde Pepper hasta Happy Hogan (Jon Favreau, director de las dos películas anteriores) tienen su momento para brillar, el casting no podía haber sido más acertado. Robert Downey Jr. (Tony Stark) sigue siendo perfecto para el papel de Iron Man, parece que no puede haber personaje que le encaje mejor que este, nos deleita como siempre con su sarcasmo, carisma y una rapidez intelectual que supera a las entregas anteriores, pero los encantos de Tony no logran eclipsar al personaje de Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), su relación ha crecido mucho desde la primera entrega, tanto a nivel personal como de personajes, y esto se nota, la química entre ambos es ineludible. En cuanto a Paltrow, ha tenido oportunidad de desarrollar su personaje como en ninguna de las entregas anteriores, ya que como he dicho anteriormente, tiene una gran evolución, no nos presenta a la típica “damisela en apuros” sino que le da un giro de tuerca a la idea que tenemos de la mujer en este tipo de films y se enfrenta al peligro de una manera que ciertamente, deberíamos ver mucho más en el cine, algo que agradara a muchos de los espectadores.

iron-man-3-02

Tanto Guy Pierce (Aldrich Killian) como Ben Kingsley (El Mandarín) están soberbios, es difícil comentar sus actuaciones sin entrar en el spoiler, pero destacaremos que uno de los puntos fuertes de la película es el villano, tiene carisma e intenciones que aunque no sean puras si son reales, no nos presentan al típico malo que solo está ahí para que el héroe se pueda lucir, y eso hay que agradecerlo.

Y todo esto aderezado con una banda sonora que acompaña a cada escena de una manera que puede ponerte los pelos de punta y hacerte saltar más de una vez de la butaca.

Iron Man 3 es una buena sucesora, que supera a sus hermanas mayores y que cumple perfectamente con la carga de ser la primera película de la segunda fase del Universo Cinematográfico de Marvel. Cumplirá las expectativas de los más fans, y con suerte, creara muchos más de los que ya tiene.

Una cosa más, como ya sabéis, las películas de Marvel suelen tener sorpresa al final de los créditos, así que os aconsejo que os quedéis, merece la pena.

iron-man-3-04

Nos Gusta

  • La brillantez de la que sigue haciendo gala Tony Stark
  • El desarrollo de los personajes
  • Las fantásticamente rodadas escenas de acción

No nos gusta

  • El 3D, arruina la película
  • Algún flojeo en el guion

7/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑