Cine no image

Publicado el 29 noviembre, 2011 | por TonyC

1

Crítica: ‘In Time’

In Time”… Puede que algunos de vosotros no sepáis de que estoy hablando, pero sería recomendable que supierais lo que significan estas dos palabras. Os preguntareis ¿El regreso de Justin Timberlake, uno de los actores de moda? ¿La oportunidad de ver a Amanda Seyfried, la caperucita que no tenía miedo, en una película de ciencia ficción? ¿O es la película en la que el número cuatro, Alex Pettyfer, tiene algunos números de más en el brazo? Sí, pero no. Significa que tendremos la oportunidad de ver una película de ciencia ficción de las que nos gustan, en las que destaca el tono verde como en “Matrix”, y de las que hacen que el tiempo nos vuelva locos al igual que hizo con Tom Cruise en “Minority Report”, en resumen, de las que forman parte de las películas futuristas que desconciertan al espectador.

En el año 2161, el gen del envejecimiento humano ha sido desactivado. Todas las personas nacen con un contador en el brazo, que se activa a los 25 años, a partir de los cuales si llega el reloj a cero morirán. Will Salas (Justin Timberlake), trabaja en una fábrica situado en el gueto de Dayton,  donde la gente muere por las calles debido a que no tienen tiempo, que es el “dinero” de la época, para poder vivir. Harto de esas condiciones y de que los ricos puedan vivir eternamente y tras descubrir una terrible verdad, Will decidirá hacer justicia y equilibrar la balanza del tiempo, para ello tendrá que arriesgar su vida y hacer frente al guardián del tiempo Raymond Leon (Cillian Murphy), acompañado por la hija de un multimillonario a la que ha secuestrado, Sylvia Weis (Amanda Seyfried).

Para que nos hagamos una mayor idea acerca del filme, hay que decir que tiene una trama bastante parecida a “Minority Report” y “Gamer”, pues el protagonista vive en una sociedad futurista en la que un día se siente engañado y manipulado. A partir de entonces, el heroico protagonista buscará hacer justicia frente a los grandes poderes de la sociedad derrocándolos. También hay que decir que no tiene nada que ver con la sociedad futurista que nos ofrecía Bruce Willis y Milla Jovovich en “El Quinto Elemento”, nada de coches voladores, ni modernos rascacielos. Se acerca más a la tónica de “Acero Puro”, su gran competidora en la cartelera de esta semana.

Andrew Niccol es el encargado de dirigir y escribir el guión esta película, en la que para hacer su labor más fácil, ha contado con un reparto de lujo formado por estrellas de cine y televisión que han conseguido triunfar en sus respectivas plataformas. Entre estos encontramos a un Justin Timberlake que desde que decidió entregarse a fondo en el cine, está aumentando día a día su cache como actor.  Le acompaña una sobresaliente Amanda Seyfried, que no tiene miedo a ningún papel y que próximamente interpretara a una actriz porno. Entre el reparto también nos encontramos a un gran Cillian Murphy que últimamente parece que vive en el futuro. Podríamos hablar uno a uno de la gran actuación de los actores secundarios, pero acabaríamos quedándonos cortos por mucho que nos extendiésemos. Los secundarios más conocidos de la película no suelen coincidir entre ellos, pero aparecen uno tras otro. Para que os hagáis una idea, Olivia Wilde, Matt Bomer (Ladrón de Guante Blanco (White Collar)), Alex Pettyfer y Johhny Galiecki (The Big Bang Theory) se reparten las apariciones.

Con este reparto, no es de extrañar que Niccol, a quien agradecemos infinitamente su aportación en “El Show de Truman”, se encuentre cómodo dirigiendo. El guión es muy interesante, pero en las partes más importantes el ritmo se ralentiza un poco, para enlazar bien las escenas. La música está compuesta por Craig Armstrong y aunque su trabajo es muy bueno, no llega ni de lejos al que hizo en el filme de Nicole Kidman y Ewan McGregorMoulin Rouge”. Cabe mencionar la gran labor en los efectos especiales y en la fotografía, elaborada por Roger Deakins.

Lamentablemente, la película se ha visto envuelta en una polémica acerca de su originalidad, ya que se la acusa de ser un plagio del relato de Harlan Ellison, ¡Arrepiéntete, Arlequín!, dijo el señor Tic-tac. La película se parece en alguna parte a este relato, pero no hay muchas más similitudes. Además es normal que hoy en día cualquier película se parezca a otra o a algún texto literario, puesto que es muy difícil tener una idea 100% original.

En definitiva, “In Time” es una película de corte futurista, que pese a flojear en algunas partes, mantiene satisfecho al espectador durante toda la trama. La actuación del reparto refuerza los puntos flacos, y al igual que ocurrió en “Contagio”, la unión de muchos actores conocidos, mantiene con vida toda la película.

Lo mejor: El reparto, que añade más atracción si cabe a la película.

Lo peor: Que este filme sería mucho mejor si hubiera caído en manos de los Nolan o de los Wachowski.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑