Cine no image

Publicado el 6 noviembre, 2010 | por Vicky

0

Crítica Imparable

 

Basada en hechos reales. Con ese texto sobreimpreso comienza la nueva película de Denzel Washington, un actor veterano y consagrado, al que acompaña Chris Pine, que viene de protagonizar el año pasado la última iteración de la saga Star Trek. Y la verdad es que sin destacar, hace un buen papel en una película convencional, y a la vez atípica.

El argumento nos sitúa en Stanton, donde un joven Will Colson (Pine) entra a trabajar para la compañía ferroviaria local, despertando las suspicacias de sus compañeros de avanzada edad, que ven en el una amenaza para sus puestos de trabajo. Se le asigna como compañero a Frank (Washington) con el que choca al principio, puesto que Will acaba de salir de la academia y comete un error que los llevara a ambos a ser héroes. Acabarán en medio de una crisis de dimensiones catastróficas que podría significar cuantiosos daños materiales y humanos a la población de Stanton.

Decía al principio del texto que estamos ante un film peculiar, puesto que trata un tema poco común, el ferroviario. Los protagonistas tienen que detener un tren, que debido a una negligencia, se dirige sin control hacia un gran núcleo urbano. Durante la hora y media que dura, se mantiene un relativo estado de tensión, y digo relativo porque nos hacemos a la idea de como va a terminar todo. Hay que reconocerle a Tony Scott, director de la cinta, su buen hacer, ya que la realización es impecable, las transiciones y la presentación de los personajes es inmejorable, aunque las historias personales de cada uno resultan algo huecas. Son una excusa para la relación entre los dos personajes principales, que apenas se desarrolla. De todas maneras tampoco es que fuese algo estrictamente necesario. La fotografía es uno de los puntos fuertes del filme mostrándonos retazos de la geografía rural e industrial americana.

Los actores estan cada uno a niveles diferentes. Mientras que Denzel Washington esta tan enorme como siempre, haciendo gala de su status de vaca sagrada que le da siempre un toque de calidad a cada producción en la que aparece, Chris Pine se deja querer y mantiene el tipo ante tal demostración de saber hacer. No podemos acharcale nada, mas que su falta de experiencia, es un actor en crecimiento, y que aquí ha sido ligeramente desaprovechado. El resto hacen bien su trabajo, con personajes que nos sacarán una sonrisa como el interpretado por Rosario Dawson (que muchos recordareis por su aparición en Deathproof), como Connie, la coordinadora de la compañía ferroviaria, en su comunicación por radio con el duo protagonista. Y me gustaría mucho destacar a un personaje que sin aparecer demasiado, es de vital importancia en el desenlace de los acontecimientos. Este es Ned, un soldador asociado a la compañía. Con sus aires de cowboy y su habilidad, protagoniza uno de los momentos épicos de la película. Y hasta aquí puedo leer.

La banda sonora no destaca especialmente, ni será memorable, aunque su nivel es el que se podría esperar de un grande como Harry Gregson-Williams, que nos dejó composiciones tan míticas como La Roca o varias de las entregas de la saga Metal Gear Solid. Esta ahí y cumple su función de transmitirnos tensión cuando es necesario.

En cuanto a la adaptación del hecho real, algunas cosas, como podría esperarse, han sido cambiadas. Los hechos originales, sucedieron en Ohio, no en Pennsylvania y no solo eso. No hubo heridos en ningún momento, mientras que en la película hay alguna muerte y daños personales. Si que hubo un primer intento de para el tren con un descarrilador, lo cual esta fielmente reproducido en la película, pero el final ha sido exageradamente dramatizado. No se les puede culpar, son cineastas.

Resumiendo, si bien esta película no pasara a los anales de la historia del cine como un thriller apasionante y que nadie deba perderse, se deja ver, no se hace para nada espesa y mantiene el interés hasta el final. Probablemente la principal tara del filme sería su carácter de basada en hechos reales, ya que si bien es un thriller de acción de esos que la factoría de sueños de Hollywood destila como solo ella sabe hacer, la espectacularidad no es tan exagerada como en otras películas de Tony Scott.

Lo mejor: Denzel Washington y su carisma, que le dan mucho empaque al conjunto.

Lo peor: Que te pases un buen rato de película esperando que todo sea un sabotaje terrorista.

Por Osano.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Quizás te interese...




Back to Top ↑