Cine

Publicado el 6 octubre, 2014 | por Jose Mellinas

7

Crítica: ‘Honeymoon’

En su debut cinematográfico, la directora Leigh Janiak apuesta por una historia sencilla: la de Paul y Bea, una joven pareja recién casada que decide pasar su luna de miel en una antigua cabaña al lado del bosque. Honeymoon no es un videoclip de terror: se cuece a fuego lento, tocando cada tecla con seguridad, sin arriesgarse del todo en la narrativa pero pasando por encima de sus limitaciones. Por esa razón, cuando el relato nos presenta a una confundida Bea perdida en lo profundo de la noche sin saber qué le ha pasado, sabemos que será el detonante de algo gordo que contaminará la atmósfera. Ese “algo gordo” no termina de desarrollarse, pero Janiak se las ingenia para que no perdamos el interés.

honeymoon-cartel

Aquí no hay zombies, psycho-killers, espíritus siniestros o niñas asiáticas con el pelo grasiento: el auténtico terror reside en la captura de la identidad (imposible olvidarse de La invasión de los ultracuerpos y sus revisiones), la pérdida gradual que aplasta la relación de los protagonistas por parte de no-sabemos-qué-o-quién (¿es cosa mía o hay algo, aunque sea un poquito, de La posesión de Andrzej Zulawski?). Janiak deja a un lado los clichés del terror contemporáneo a los que estamos (mal) acostumbrados, algo que se agradece a estas alturas. De igual manera no da respuestas claras ante todo lo que vemos, una decisión que no le sienta nada bien a su (a nuestro parecer) abrupto climax.

El alma de Honeymoon reside en la sólida interpretación del dúo protagonista, Rose Leslie (Ygrette en Juego de Tronos) y Harry Treadaway (el Victor Frankenstein de Penny Dreadful). La química entre ambos completa a la perfección la visión de Janiak y su socio Phil Graziadei, también responsables del guión. Nos encontramos ante unos personajes tan reales como la vida misma, a los que se les coge cariño y por los que nos preocupamos; es encomiable el trabajo de Leslie y Treadaway al traspasar los matices que conforman la destrucción del nexo entre Paul y Bea. De haber contado con unos intérpretes menos capaces, la película restaría muchos puntos. Pero afortunadamente no ha sido así.

honeymoon-02

Nos Gusta:

  • La sólida interpretación del dúo protagonista.
  • Su capacidad para mantenernos en vilo.

No Nos Gusta:

  • El final

 

Share Button

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑