Cine

Publicado el 26 septiembre, 2015 | por Sandman

0

Crítica: Hitman: Agente 47

El cine y los videojuegos parecen ser artes que se retroalimentan y gustan de intentar imitarse mutuamente. Esta vez, de la mano de Aleksander Bach, tenemos la adaptación al cine de uno de los videojuegos más aclamados en el género de la acción y el sigilo: Hitman: Agente 47

Hitman Agente 47 Poster

El Agente 47 es uno de los agentes fruto de un experimento científico que buscaba la creación un conjunto de asesinos de elite con habilidades físicas mejoradas y la eliminación de sentimientos como el amor o la compasión para su mayor efectividad en el trabajo. El hombre encargado de este proyecto Litvenko, al darse cuenta de las atrocidades que se estaban cometiendo decide dejar el trabajo, pero en su huida abandona a su hija, Katia, que desaparece sin dejar rastro. Años después de este suceso, la agencia del Agente 47 le encarga la misión de encontrar a Katia y al doctor antes que lo haga Syndicate, una organización que desea reanudar el proyecto de los agentes y crear un ejército de letales asesinos.

Aleksander Bach realiza un trabajo más que aceptable con la dirección del largometraje, teniendo en cuenta su corta experiencia, se nota que es hijo de un conocido fotógrafo ya que el conjunto de planos a lo largo de la película destacan por su creatividad, dinamismo y por ser visualmente atractivos. No contento con haber tenido un buen director de fotografía, Aleksander Bach le ha dado el gusto a muchos jugadores de ver algunos iconos de la saga Hitman a lo largo del filme, e incluso ha sido capaz de recrear en una escena una imagen que hace referencia a la portada de uno de los títulos del videojuego, un trabajo más que destacable y muy logrado.

hitman-agente-47-05

Sin embargo el cine y los videojuegos son artes que si bien comparten algunos elementos comunes, son también muy distintos y tienen elementos concretos que caracterizan al medio. Y aquí es donde falla, Hitman: Agente 47 es una película y no un videojuego, y desde el primer minuto aparecen errores que van haciendo poco a poco que pensemos si realmente queremos seguir viendo la película o hubiésemos preferido jugar al videojuego. Está bien ver al Agente 47 pegar tiros, realizar asesinatos espectaculares y todo eso, pero está mejor si lo controlamos nosotros y somos nosotros los que interactuamos con todo el entorno.

Además de las mecánicas tan distintas, seguimos con otro pequeño y obvio apunte. Hacer una película, normalmente, nos obliga a utilizar actores reales. El peso de la caracterización y el carisma del personaje cae en parte sobre los equipos de vestuario y por supuesto en la interpretación del propio actor. El Agente 47 tiene una forma de ser y un estilo únicos, nosotros mismos vamos desarrollando sus acciones y su frialdad y su impasible semblante nos encanta a través de un mando.

hitman-agente-47-04

Pero cuando es Rupert Friend al que tenemos que observar durante 96 minutos con la misma cara forzada y antinatural, no se siente lo mismo, no tenemos la sensación de estar ante un letal asesino sino más bien ante un robot. Rupert Friend no es un mal actor y está claro que ha hecho otros buenos trabajos (Homeland sin ir más lejos), pero no encaja el papel de tipo frío y  resulta artificial. Respecto del resto del elenco de actores cumplen sin más su función, son actuaciones correctas sin ser del todo llamativas.

Pero hablemos del guión. Algunos críticos del sector nos sitúan en la época post-Mad Max, y con toda la razón, ahora se espera mucho más del argumento en el cine de acción. La trama no es que sea tampoco el punto fuerte en los videojuegos de Hitman, pero sus mecánicas de sigilo sitúan al jugador y lo introducen en el mundo a la perfección supliendo y puliendo los defectos de guión.
No ocurre lo mismo en el cine y en esta ocasión el ritmo es irregular. Tiene algunos buenos momentos, sí, pero la acción acaba saturando la pantalla y hay que saber cuando parar un tiroteo. Además no hay ningún personaje que se desarrolle ni tenga profundidad psicológica alguna, son demasiado planos y no puede evitar caer en tópicos, convencionalismos, hasta que finalmente termina por ser predecible.

hitman-agente-47-03

Sí es cierto que tiene algún momento de humor y de acción tan exagerados que al final te sacan una sonrisa. Pero no consigue despegar para realmente embaucarnos y si no eres un fanático de la saga es difícil disfrutarlo en su medida. La crítica se ha pasado mucho con el trabajo de Fox y Aleksander Bach, pero al menos tenemos que reconocer que sí es fiel al videojuego, y bueno, tiene una correcta banda sonora.

Finalmente tenemos una película de acción que no llega a convertirse en un thriller reseñable porque prefiere evitar ahondar en la psicología de sus planos personajes y se decanta por meter tiros, tiros y más tiros. No es que sea terrible, se deja ver, pero es una idea con mucho por mejorar y da la sensación de que la historia del Agente 47 da para más, sin forzar la situación y haciéndolo más creíble habría funcionado mejor.

hitman-agente-47-01

Nos gusta de Hitman: Agente 47:

  • Que sea fiel a la saga de videojuegos
  • Muy atractiva visualmente

No nos gusta de Hitman: Agente 47:

  • Que lo que funciona en los videojuegos, no tiene por qué funcionar en el cine
  • El sobresfuerzo de Rupert Friend por ser tan frio, no logra parecer real
  • Un guión que pide a gritos mayor profundidad y dinamismo
Share Button
Crítica: Hitman: Agente 47 Sandman

Si amas lo suficiente al Agente 47 como para que dejarte enamorar por sus innumerables escenas disparando sin sentido, la película te va encantar. Si no, te darás cuenta en seguida de que hay películas bastante mejores en este género. Mad Max: Furia en la carretera por ejemplo.

2.5

Para fans


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑