Cine no image

Publicado el 15 julio, 2011 | por TonyC

2

Crítica: ‘Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte II’

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte II” es el final de la saga del joven mago al que nos presentaban hace 10 años como el niño que sobrevivió y al que hemos visto crecer junto a sus amigos entrega a entrega desde que llegara a Hogwarts. Esta vez, y por primera vez en la saga, la película será en 3D y nos mostrará el desenlace de la batalla final entre Harry Potter y su archienemigo Lord Voldemort.

La historia continúa donde nos dejó la anterior entrega, con Harry (Daniel Radcliffe), Ron (Rupert Grint) y Hermione (Emma Watson) escondidos en el refugio de Bill Weasley (Domhnall Gleeson) y Fleur Delacour (Clemente Poesy) junto a otros a personajes como Luna Lovegood (Evanna Lynch) y Olivander (John Hurt)  y preparando un plan para encontrar y destruir los Horrocruxes restantes y acabar así con la inmortalidad de Lord Voldemort (Ralph Fiennes). Para empezar tienen una pista de donde puede estar el siguiente Horrocrux. Encontrar este pasa por examinar la caja fuerte de Bellatrix Lestrange (Helena Bonham Carter) en el banco de Gringots donde Harry estuvo en el primer filme de la saga, “Harry Potter y La Piedra Filosofal”. A partir de ahí, la última aventura, donde nada saldrá como se espera y que culminará con la batalla entre Harry y Voldemort.

El reparto está a la altura de las circunstancias,  como en los anteriores filmes, o incluso, por encima. Los personajes principales siguen prácticamente igual que de costumbre. Daniel Radclife (Saga Harry Potter, The Woman in Black (próximamente)) vuelve a interpretar a Harry Potter por octava y última vez. Como en toda la saga, ha ido película a película mejorando su actuación. Rupert Grint (Wild Target, Driving Lessons) y Emma Watson (Saga Harry Potter, El Valiente Desperaux) siguen siendo Ron y Hermione, los mejores amigos de Harry, que poco a poco, según crecían se han ido haciendo más valientes hasta llegar a jugarse la vida por nuestro protagonista.Ralph Fiennes (La Lista Schindler, El Jardinero Fiel) interpreta al malvado Voldemort, como de costumbre. Además, corrobora que se le da bien hacer de malo como lleva haciendo en la saga y como hizo en “Escondidos en Brujas”. En cuanto a los personajes secundarios hay multitud de ellos, importantes para esta última entrega como son los interpretados por: Alan Rickman (Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet; La Jungla de Cristal) que da vida a Severus Snape, el mentor de la casa Slytherin, que nos descubrió hace poco su devoción por Voldemort. En esta entrega, el personaje de Snape, cobra una mayor importancia y dificultad, que Rickman sabe llevar a la perfección; Tom Felton (Ana y el rey, The Disappeared) sigue siendo Draco Malfoy, el enemigo de Harry en Hogwarts que, influido por su padre Lucius, se hizo seguidor de Voldemort; y por último, Matthew Lewis es Neville Longbottom, el estudiante más cobarde y más desastroso de Hogwarts, que se ha convertido en un chico habilidoso que no le tiene miedo a nada.

David Yates vuelve a dirigir una película de Harry Potter, como lleva haciendo desde que debutase en la saga con la quinta entrega, “Harry Potter y La Orden del Fénix”. Como en los anteriores filmes, Yates sabe plasmar la intención de la autora J.K. Rowling en los libros. Del guión se encarga Steve Kloves, del que poco se puede a decir a estas alturas, ya que es el guionista de todos los filmes, excepto de “Harry Potter y La Orden del Fénix”. En la fotografía, como en su predecesora, trabaja Eduardo Serra que es idóneo para el final de una saga tan importante como esta, ya que es uno de los mejores en su trabajo, como demuestran sus dos Oscar. Alexandre Desplat es el compositor, que gracias a su experiencia, adecúa perfectamente la música al ritmo de la película.

Esta película, a diferencia de las otras, incorpora 3D, un factor que podría resultar positivo de no ser porque no está rodada en 3D, sino que es 3D realizado en post-producción y no aporta nada a la película. Cabe mencionar que la película tiene unos efectos especiales muy buenos que contribuyen a mejorar las batallas mágicas. La película dura poco más de dos horas, pero debido a la acción y la tensión que ofrece, que solo nos da un respiro en contadas ocasiones para enlazar las partes, la película se hace corta. Esta película es opuesta a la anterior, que es bastante lenta, con mucha explicación y que se hizo algo larga.

Sin duda, es recomendable para todos los fans de la saga que esperan con ansia el desenlace, pero a la vez con mucha tristeza porque no quieren que acabe la saga. También la disfrutaran en general, todo tipo de público, porque independientemente de que tenga una historia delante es una película muy buena, y si aún hay alguien que no haya visto ningún filme de la saga, “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte II” les enganchará a esta. En definitiva, esta última entrega cumple con todas las expectativas depositadas en el final de la saga y está dirigida por un gran equipo que se permite el lujo de cambiar algún pequeño detalle que notarán los más fans y que seguramente no les desagrade.

Lo mejor: Prácticamente todo: lo bien plasmado que está el libro, los efectos especiales, el final.

Lo peor: Que hayan querido añadir 3D teniendo en cuenta lo mal que está, que ha sido elaborado en post-producción y que la saga cuenta con un público tan numeroso que es difícil atraer más.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑