Cine no image

Publicado el 7 abril, 2011 | por Vicky

6

Crítica: ‘Furia Ciega’

Y ahí estaba yo, dispuesto a ver una nueva entrega de las aventuras de nuestro amigo Nick el de los peluquines, mas conocido por el gran público como Nicolas Cage. El trailer nos auguraba una películas de acción sin pretensiones, con tiros, sangre, tetas y satanismo sin tapujos. Una producción canalla de esas que requieren dejar el cerebro en la puerta del cine y disfrutar sin más. Y la verdad es que la ultima frase es su mejor definición. Además, en (innecesario como casi siempre) 3D.

La acción de Furia Ciega (no confundir con la homónima de los años 90, remake de Zatoichi en el que aparecían Rutger Hauer y Terry O´Quinn (nuestro adorado Locke de Lost) nos mete en la piel de Milton (Nicolas Cage) en la búsqueda frenética de su nieta, en poder de un culto satánico al que pertenecía su difunta hija. En su camino se cruzará con Piper (Amber Heard), una camarera de bar de carretera que le servirá como copiloto en su viaje teñido de rojo con un nombre como destino: Jonah King (Billy Burke), lider de la secta, y que planea provocar la fusión de nuestro mundo con el infierno sacrificando a la nieta de Milton. Según avanzan en su Dogde Charger, Milton y Piper dejan un reguero de muerte desde Colorado hasta Louisiana, eludiendo a asesinos, agentes de policía y un misterioso y mortal personaje conocido sólo como El Contable (William Fichtner). Impulsado por una furia casi sobrehumana, Milton se enfrenta a King y su ejército de seguidores fanáticos en su última oportunidad de redención.

Patrick Lussier, director de la cinta, tiene en su haber la saga Scream (excluyendo la 4º parte), la olvidable Drácula 2000, y Mimic, entre otras. Lo que parece es haber bajado el listón a un nivel demasiado bajo incluso para el, ya que estamos ante un filme de lo más irregular, como pocos había visto hasta ahora. Empezamos por los personajes, que si bien en una producción de esta categoría, no eran algo de lo que esperar una profundidad excesiva, estan excesivamente poco trabajados. Los encuentros a lo road movie y los flashbacks que enlazan las escenas son una sucesión de momentos, siendo bastante vulgares. La trama, casi inexistente, nos llega a cuentagotas y se abarulla en la mitad-final de la acción, aunque por suerte la cantidad de información que nos lanzarán no será excesivamente difícil de asimilar. Solo faltaba eso.

Vamos con el plantel de actores, liderado por Cage, que hace de si mismo. Hay que reconocer que es de lo poco que se salva del metraje, porque queramos o no, el tipo tiene carisma. Si obviamos el tema recurrente de sus peluquines, se hace entretenido de ver en pantalla. Y su sucedáneo de némesis, el Contable, es un personaje que tiene una puesta en escena muy espectacular y divertida. Lástima que sea totalmente desaprovechado con algo mas de trasfondo, tenía muchas posibilidades, y hubiese podido dar mucho juego de cara al final de la trama. Del resto, no se salva nadie: ni la chica de la película, ni el patético malo de turno, ni el amigo del protagonista, que aparece de la nada para explicarnos cosas que no nos interesan…. vamos, que el panorama no puede ser mas desalentador. Incluso tenemos una escena que parece un homenaje a un par de películas, en las que el protagonista se libra a tiros del ataque de los malos mientras lo pasa bien en la cama con una agraciada señorita (no en este caso). De juzgado de guardia.

El otro protagonista (muy a mi pesar) de la carnicería ya esta aquí: nuestro adorado efecto 3D, metido a presión en una película donde no era necesario, y que solo sirve para marear, con efectos de cristales rotos, fragmentos de proyectiles, coches y balas que se acercan a la pantalla. Empiezo a cansarme de que nos den gato por liebre y nos timen vilmente.

De lo poco que se puede destacar minimamente es la banda sonora, con temas country y rock que pegan bastante bien con la atmósfera americana, aunque a mi pesar eran de nivel algo irregular.

En conclusión, ir a ver Furia Ciega con un mínimo de expectativas es salir de el con una sensación de quiero y no puedo indescriptible. Es el más claro ejemplo de deslucir una buena idea con una mala realización.

Lo mejor: La banda sonora y El contable, un personaje muy desaprovechado.

Lo peor: Personajes secundarios que dan mucha rabia, el 3D metido a escoplo, ¿sigo con la lista?….

Por Osano.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑