Crítica: ‘Elysium’

CartelCine ELYSIUM TRZ.ai

El próximo 16 de Agosto llega a las carteleras españolas otro de los títulos de ciencia ficción más esperados del año: Elysium, de la mano del joven director Neill Blomkamp, que se ganó una merecida reputación con su anterior película Distrito 9 (2009). Protagonizada por Matt Damon, Alice Braga y Jodie Foster, se trata de una película ambientada en un futuro distópico no muy lejano y con un original guion cargado de acción y drama a partes iguales.

La Tierra, Año 2154; el planeta ha quedado destruido debido a la sobreexplotación de los recursos y a la superpoblación; pero no ha quedado inhabitado; existen dos tipos de ciudadanos, los que aún permanecen en el arruinado planeta, la clase baja; y la alta, que residen en un hábitat especial llamado Elysium construido por la corporación Armadyne, una estación espacial capaz de albergar a millones de personas que puedan comprar su viaje y estancia en la misma. Elysium es un lugar paradisiaco donde debido a los avances científicos no existen las enfermedades y ninguno de sus habitantes envejece.

La secretaria Rhodes (Jodie Foster) una oficial del gobierno, hará todo lo posible para que Elysium siga siendo el idílico lugar que ha sido durante años y trabajara contra la inmigración ilegal creando duras leyes para mantener a los ricos habitantes a salvo; pero éstas medidas no serán capaces de detener a la gente de la Tierra que quiere una vida mejor, llegando a hacer lo imposible para poder conseguirlo. Tras un grave accidente, Max (Matt Damon) un ex convicto, acaba envuelto en una red secreta de inmigración que transporta personas hasta Elysium, aceptando una misión que promete cambiar su destino y el de quien le rodea para siempre.

Matt Damon;Sharlto Copley

La película sigue la última tendencia en Hollywood, con una trama post-apocalíptica de ciencia ficción pero con la marca personal del director, no nos encontramos ante un despliegue asombroso de efectos especiales sin sentido y flares imposibles; los que hayan seguido la carrera de Blomkamp saben de sobra que la ciencia ficción vacía no es su estilo, solo él es capaz de dotar a sus películas de una carga dramática que enlace a la perfección con éste tipo de género. Si bien es cierto que los efectos especiales y los medios técnicos son de alta calidad, es verdad que están tan bien integrados que parecen muy realistas y cotidianos, no haciéndolos resaltar de manera especial con respecto a la historia principal, algo que sin duda es una de las marcas del director; siendo capaz de conseguir así un realismo difícil de alcanzar en este tipo de género.

Al igual que en Distrito 9, el director es también guionista de la película, algo que queda patente a lo largo de todo el film ya que está cargado de drama y de una crítica social realista aplicable a nuestra propia situación. Si algo se le da bien a Blomkamp es fusionar realidad e imaginación, siendo capaz de construir un mundo futurista planificado y descrito hasta el más mínimo detalle. La gran brecha entre las dos clases es como una bofetada en la cara de los espectadores, exagerada en cierto modo pero capaz de ser transportada perfectamente a los tiempos que estamos viviendo; Los ricos viven en un mundo tecnológico y esterilizado, en el que la más mínima perturbación constituye un auténtico caos para ellos, y la clase baja, abandonada a su suerte en un planeta destruido, lleno de enfermedades y delincuencia y que pretende ser ignorado por Elysium bajo la premisa hipócrita de “si no lo veo, no existe”.

Matt Damon

Blomkamp nos demuestra que es un narrador extraordinario, sabiendo compensar las dosis justas de acción con la carga emocional del guion, mantiene un excelente ritmo durante toda la película, tomándose su tiempo para introducirnos perfectamente a los personajes y su mundo; a partir de este momento el drama va in crescendo hasta alcanzar su punto máximo al final de la película.

Como he comentado antes, el aspecto técnico es muy destacable; y sobre el resto, el diseño de Elysium, la estación espacial con forma de Toro de Stanford. Siguiendo su línea realista, el director ha hecho los deberes y ha tomado como referencia para la estación espacial el diseño de “El toro de Stanford”, que fue propuesto para un hábitat espacial capaz de albergar entre 10.000 a 140.000 residentes permanentes. Fue ideado durante el Estudio de Verano de la NASA en el año 1975, en la universidad de Stanford, con el propósito de albergar futuras colonias espaciales. Blomkamp ha recuperado ese diseño para su película y lo ha igualado hasta el más mínimo detalle, haciendo realidad en la pantalla lo que muchos solo habían imaginado en papel.

Matt Damon

En cuanto a los protagonistas, nos encontramos ante un Matt Damon (Infiltrados, 2006; El Ultimátum de Bourne, 2007) con una interpretación más física que emocional, quizás no demasiado aprovechado pero es cierto que su papel tampoco requería mucho más. Alice Braga (Soy Leyenda, 2007; Ciudad de Dios, 2002) está más metida en su papel, dota a la película de la carga emocional que Damon no llega a conseguir, lo que hace que haya sido una buena elección juntarlos ya que uno aporta al otro lo que éste carece. En cambio, una de las cadencias de la película es Jodie Foster (Un Dios Salvaje, 2011; El Casto, 2011) que nos es indiferente con una interpretación simplista y cliché del típico representante del gobierno, ciertamente no es su mejor papel, pero en su defensa hay que decir que su personaje en comparación con el resto está mucho menos dibujado.

En conclusión, Elysium es una película para quienes buscan algo más que efectos especiales; un drama social envuelto en papel de ciencia ficción, con un ritmo trepidante y una historia original que promete ser uno de los grandes títulos del verano junto con Pacific Rim (Guillermo del Toro, 2013) y World War Z (Marc Foster, 2013).

Nos gusta:

  • El asombroso apartado técnico
  • La naturalidad de Blomkamp para contar la historia

No nos gusta:

  • Demasiado larga, puede hacerse pesada en algún momento
  • Las interpretaciones, de las que se podría haber sacado más.

7/10