Cine no image

Publicado el 6 mayo, 2011 | por TonyC

2

Crítica: ‘El Sicario de Dios’

El Sicario de Dios” es la nueva película de Scott Stewart. Un año después de “Legión”, Stewart repite con Paul Bettany, esta vez con vampiros en lugar de ángeles. La película fue rodada en 2D y posteriormente convertida a 3D debido a la obsesión de Scott Stewart por trabajar con lentes setenteras. En sus palabras  “El sicario de Dios (The Priest) es una película mucho más sombría que Legión”.

La película nos sitúa en un mundo alternativo, en el que la guerra entre hombres y vampiros pervive desde hace siglos. El bando humano está dividido en dos partes: el clero, que vive apartado en una ciudad gobernada por la Iglesia; y el resto, ateo. Cuando el Sacerdote (Paul Bettany), el protagonista, se entera de que su sobrina, Lucy (Lily Collins), ha sido secuestrada por los vampiros, tiene que escoger y dejar la “ciudad de la Iglesia” en contra del máximo mandatario el Monsignor Orelas (Christopher Plummer) (que duda de la supervivencia de los vampiros), para ir tras su busqueda. Este camino lo recorrerá junto al novio de su sobrina, Hicks (Cam Gigandet), que desea tanto o más que el Sacerdote rescatar a Lucy. En su búsqueda, se encontraran con algo más gordo de lo podían imaginar y llegarán a temer por sus vidas.

El protagonista del filme es Paul Bettany (Legión). En esta ocasión interpreta a un sacerdote dispuesto a retar a la Iglesia por salvar a su sobrina. Bettany demuestra que aunque cambie las “alas” por la sotana, sabe cómo sorprendernos y que dispone de un amplio registro para interpretar cualquier papel. Le acompaña Cam Gigandet (Pandorum) que no llega al nivel de interpretación de su co-protagonista, pero hace una buena interpretación de su personaje, menos serio y más desenfadado que el del sacerdote. Karl Urban (Star Trek (2009)) tiene un papel cuanto menos interesante e imprescindible para el desarrollo de la trama, pero debido a la poca profundidad de su personaje, no podemos conocer bien su actuación, pese a esto, el actor hace una gran actuación. Maggie Q (Nikita) cumple notablemente con su papel y nos demuestra que tiene experiencia en hacer papeles de acción. Christopher Plummer (Una mente maravillosa, El imaginario del Doctor Parnassus) tiene un pequeño papel, pero como dice el dicho “No hay papeles pequeños, si no actores pequeños“, y el actor lo demuestra, ya que hace un excelente trabajo.

Scott Stewart dirige esta película, su segunda desde que cambió los efectos especiales por la dirección. Stewart nos enseña que es un director a tener en cuenta en el futuro y mejora aún más, después de lo ya demostrado en “Legión”. El guión corre a cargo de Cory Goodman que debuta en el mundo del cine. Pese a ser su primera película lo hace sorprendentemente bien y apunta maneras. El guión de este filme está adaptado del comic del mismo nombre, cuyo autor es Hyung Min-woo. La fotografía corre a cargo de Don Burgess nominado al Oscar por su trabajo en Forrest Gump, su trabajo es digno de mencionar, sobre todo en los planos largos presentes cuando los protagonistas están en el desierto. La banda sonora ha sido elaborada por Christopher Young que cuenta con mucha experiencia sobretodo dentro del género de terror. En esta ocasión la BSO va acorde con el filme, pero no aporta nada nuevo a esta.

La película tiene muchos puntos en común con “Vampiros de John Carpenter” como el hecho de que sus protagonistas, Paul Bettany en “El Sicario de Dios” y James Woods en “Vampiros de John Carpenter”, pertenecen al clero. Además de que salgan vampiros, las dos películas tienen en común que pertenecen al género del western. También guarda alguna similitud con “Legión” como el actor que protagoniza los dos filmes y el hecho de que las dos son apocalípticas.

Es recomendable, sobre todo, para las personas a las que les gustan las películas de vampiros de toda la vida, no tipo “Crepúsculo”, y que han disfrutado con grandes películas de vampiros como “Abierto hasta el amanecer”, “Entrevista con el vampiro”, “Drácula de Bram Stoker” y “Vampiros de John Carpenter”. También es recomendable para la gente a la que le gustan las películas de acción oscuras, aunque si no te gusta todo el tema vampírico ni fantástico no es muy recomendable.

En conclusión, “El Sicario de Dios” es una película de vampiros con mucha acción y que ofrece mucho entretenimiento. Pese al capricho de Scott Stewart de hacerla en 2D y tridimensionalizarla luego, es una gran película en 3D porque no se lo han tomado a la ligera y le han dedicado el tiempo que se merecía, seis meses en este caso.

Lo mejor: La interpretación de Paul Bettany y que se tomen tan en serio el 3D.

Lo peor: Que no se desarrollen más algunos personajes.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑