Cine

Publicado el 22 noviembre, 2015 | por Dani Mateo

0

Crítica: El puente de los espías

¿Sabéis esa cena de gala donde sirves a tus comensales tu mejor vajilla, el mejor menú y todos visten sus mejores galas? Pues corres el riesgo de que alguno de los invitados, con un puntito de sinceridad te diga una verdad demoledora: Todo ha sido estupendo, pero el primer plato estaba un poquito falto de sal. Y ya se ha fastidiado la cena.

Con el El puente de los espías de Spielberg pasa exactamente lo mismo. Unas actuaciones impecables, los hermanos Coen al guión y una banda sonora en la que Thomas Newman está especialmente inspirado… Pero la película estaba un poquito falta de sal.

el_puente_de_los_espias_cartel

Con los primeros nos presentan al personaje de Rudolf Ivanovich Abel, interpretado por mi favorito para el Oscar a actor de reparto Mark Rylance, en una escena brillante, inspirada y prometedora de algo que luego tendrá más de pólvora mojada que de fuegos artificiales.

En El puente de los espías Abel es un espía soviético en suelo americano, un intercambio de información con todos los ojos puestos en él hacen que acabe preso en un momento de la historia, 1961, donde la tensión entre las dos potencias era una cuenta atrás a falta de un último acto para un ataque nuclear. Con Alemania de telón de fondo en uno de sus momentos más icónicos, la construcción del Muro de Berlín, los Coen nos proponen una historia verídica donde Spielberg resuelve con una técnica impecable.

Nos encontramos ante una película adulta, con ritmo pausado pero no aburrido, de una factura técnica magistral y con un corte clásico. Una historia atemporal, que podría haber firmado hace 20 años o dentro de otros 20, pero que en ningún momento está de más.

Tom Hanks lidera el reparto encarnando a James Britt Donovan, el mejor abogado en pólizas de seguros que ve cómo es el escogido por su país para defender a Abel demostrando que en América todo el mundo tiene los mismos derechos y libertades, a pesar de ser el enemigo.

el-puente-de-los-espias 02

Donovan demuestra ser más profesional que los jueces cuando da su máxima capacidad en un juicio a priori perdido. Pero la historia equilibra la balanza cuando el piloto Francis Gary Powers, en su primer vuelo de espionaje con cámaras para fotografiar terreno ruso, es apresado por las fuerzas soviéticas, comienza entonces una negociación a priori equitativa.

El puente de los espías tiene una tensión creciente digna del periodo que narra, en gran parte gracias a la partitura de Thomas Newman en la segunda ocasión en que Spielberg tiene que prescindir de John Williams, ahora algo ocupado con menesteres galácticos. Para rebajar esa tensión, el toque de los Coen se percibe en unos inteligentes diálogos ágiles con unos pequeños puntos de comedia que permiten lucir a Tom Hanks y al su compañero de reparto Mark Rylance. Todos están perfectamente encajados en sus papeles, me atrevería a decir que Rylance se mete de cabeza en el top 3 para el Oscar con esta interpretación, nada falla pero sin embargo, quizá por malacostumbrarnos, le pedimos un poco más al señor Spielberg.

el puente de los espías

El film logra coger más ritmo cuando Donovan tiene que personarse en Berlín para negociar con prioridad la recuperación del piloto Francis Gary Powers (Austin Stowell). Pero en un mal momento Alemania toma apreso a un joven estudiante de economía internacional, Frederick Pryor (Will Rogers), por falsos cargos de espionaje, haciendo que Donovan, desoyendo al FBI, negocia el intercambio de Abel por los dos americanos.

Nos gusta de El puente de los espías:

  • Una película adulta, elegante, técnicamente impecable y muy disfrutable
  • El ritmo nunca decae
  • Tom Hanks y Mark Rylance están impecables, y el segundo de Oscar

No nos gusta de El puente de los espías:

  • La historia, posiblemente por ser real, le falta algo de chispa
  • No logra generar ninguna emoción especialmente intensa en el espectador
  • El poco metraje dedicado al estudiante, Pryor, hace que no empaticemos tanto con él como la historia requería.
Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: El puente de los espías Dani Mateo

El hecho histórico no es de los más conocidos y, quizá, Spielberg no ha escogido una historia que permita mucho lucimiento y esto es lo que posiblemente hace que no termine de brillar y deje una sensación de gran película, pero no de obra maestra.

4.3


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑