Cine no image

Publicado el 11 diciembre, 2012 | por Dani Mateo

4

Crítica: ‘El Hobbit, Un viaje Inesperado’

A pesar de los nueve años de ausencia de la Tierra Media de nuestras pantallas, cuando todos pensaban que la obra de J.R.R. Tolkien era historia, Peter Jackson vuelve a iniciar una trilogía. El libro escogido esta vez es El hobbit, un pequeño cuento para niños, una aventura trepidante más corta que el primer libro de El señor de los anillos y que sin embargo van a estirar en Hollywood hasta tres películas.

Jackson nos devuelve a Bolsón Cerrado, donde vive un Bilbo a punto de iniciar un discurso que muchos reconocerán por ser el principio de El Señor de los Anillos, de esta forma magistral el director y guionista junto a Guillermo del Toro, hace un guiño a los fans de la saga y rápidamente nos situa en la historia. Momentos después y con un cartel de 60 años antes nos sitúa, ya con un Martin Freeman en el papel de Bilbo, en la piel de un hobbit acomodado y entregado a los placeres mundanos.

En un día relajado como otro cualquiera Bilbo es visitado por alguien que parece conocerle muy bien pero de quien él no recuerda apenas que hacía unos fantásticos trucos con fuegos artificiales, el mago Gandalf el Gris (Ian McKellen). Rápidamente se ve involucrado en una aventura para la que era necesario un último miembro y en quien el mago ha depositado toda su confianza para el cargo.

Estamos ante el planteamiento de la película, quizá lo más interesante y trepidante donde se nos presentan a todos los personajes a los que acompañará Bilbo en su aventura, los enanos, capitaneados por el príncipe Thorin Escudo de Roble (Richard Armitage), este arranque, aunque algo lento tiene un guión espléndido y lleno de escenas para que cojamos cariño a los personajes y los interioricemos rápidamente. En seguida llegarán a encontrarse con viejos conocidos, amigos y enemigos, para dar paso a la trepidante aventura.

Porque El hobbit es eso, una trepidante aventura donde un magnífico despliegue de recursos nos enseñan de qué son capaces este equipo con la tecnología de hoy en día. Apenas un segundo de respiro nos dejan una vez iniciado el nudo de la historia donde nos presentan a todos los enemigos con los que nos veremos en la nueva trilogía: Alguien llamado El Nigromante, un Orco vengativo, El Rey Góblin

Si bien es cierto, en el nudo de la historia encontramos no sólo todo lo realmente interesante de la historia sino, de nuevo, una de las más impresionantes actuaciones de Andy Serkis, de nuevo en el papel de Gollum, nueve años después mucho más realista y vivo. Nos regala además una escena deliciosa donde reconocemos a Gollum y a Smeagol y que inmediatamente nos recuerda a su primera aparición en la anterior trilogía, porque esta segunda trilogía a modo de precuela, bebe mucho de la anterior.

En el apartado musical es sencillamente espléndida. La mezcla entre temas reconocibles para los fans de la saga con nuevas composiciones hacen sin lugar a dudas una combinación perfecta y producen en más de una ocasión recuerdos que a los más fans les harán votar del sitio.

No obstante, y pese a todo, la película peca de ser demasiado larga y puede producir que los menos involucrados con la historia de Tolkien puedan acabar sucumbiendo a una pequeña cabezadita. La falta de una conclusión firme y un último tramo de la película sin apenas un respiro entre acción y acción genera una apoteosis visual en la que el espectador mira en varias ocasiones el reloj.

Pese a todo estamos ante una de las grandes películas del año, un gran inicio para una gran saga en la que se nos han presentado no sólo a los protagonistas sino también a los enemigos y el cometido de estas películas. Esperemos que la segunda, ya sin presentaciones, se nutra de un buen guión y prescinda de tanta acción sin diálogo que a mi, personalmente, me hace bostezar.

Nos gusta

  • Gollum, Andy Serkis le hace casi real
  • La ambientación es espectacular y algunos planos son puro cine
  • La banda sonora hace todo este “viaje inesperado” mucho más épico

 

No nos gusta

  • El exceso de acción con un guión que se hace corto al no dejar respiro entre acciones
  • Lo pesada que puede hacerse por su duración

7/10

 

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑