Cine no image

Publicado el 21 febrero, 2011 | por Chugo

7

Crítica: ‘El Cisne Negro’ (‘Black Swan’)

Darren Aronofsky no deja indiferente a nadie, sus películas o te gustan o las detestas. Un claro ejemplo podría ser ‘La Fuente de la Vida‘, vapuleada por la crítica pero considerada por muchos una película de culto. El director vuelve con ‘Black Swan‘, nos mete de lleno en el mundo del ballet, mostrando lo que sucede tras el escenario, como ya hizo anteriormente con ‘El Luchador‘. Esta vez el director ha conseguido traernos una película con una historia sólida, con unas grandes interpretaciones y con una estética simplemente preciosa.

El Cisne Negro‘ nos mete en la historia de Nina Sayers (Natalie Portman), una bailarina de ballet que aspira a conseguir la perfección en el mundo de la danza. En la compañía de ballet se va a escenificar una vez más El Lago de los Cisnes, pero el director Thomas Leroy (Vincent Cassel) quiere algo nuevo, busca a una bailarina capaz de interpretrar El Cisne Blanco y El Cisne Negro, y parece que Nina tiene todo el potencial. En su busqueda de perfección Nina es capaz de hacer un Cisne Blanco perfecto, ella es dulce, inocente y casi infantil, además posee una técnica de baile estricta y perfecta. Pero para hacer el Cisne Negro necesita liberarse de sus ataduras, dejar atrás la inocencia y abrazar la seducción y la pasión para interpretar el papel. Aquí es donde entra Lily (Mila Kunis), una bailarina que aunque no es perfecta en sus movimientos es todo lo que Nina no es, es lo que le hace falta para llegar a la perfección.

En esta búsqueda del lado oscuro de Nina desata una batalla contra sus propios demonios, teniendo que hacer frente a una madre (Barbara Hershey) muy controladora, y empezando la liberación sexual de Nina. Esta lucha interna del personaje principal está llevada con una gran maestría, teniéndonos en tensión y dudando muchas veces de lo que vemos, sin saber si lo que vemos es real o una alucinación de la protagonista.

Se podría decir que hay otro gran protagonista aparte del personaje de Natalie Portman, y no es otro que el propio mundo del ballet. Lo duro y competitivo que es este mundo, como se puede sustituir a las bailarinas y el estrés al que se ven sometidas. Se nota que Aronofsky ha hecho los deberes respecto a esto, ya que nos muestra todos los entresijos del ballet, desde como se preparan las zapatillas, hasta los celos y las riñas de las chicas para conseguir el papel principal. Este es un punto que no me ha gustado demasiado, ya que si todo lo del ballet no te interesa puede resultar algo tedioso.

Así todo aunque todo el ballet juegue un papel importante, la gran protagonista sigue siendo Nina. Natalie Portman ha hecho un trabajo de interpretación sencillamente espectacular, las partes de El Cisne Negro, cuando logra por fin la “metamorfosis” te deja sin palabras. Las interpretraciones de Vincent Cassel y Mila Kunis están a la altura de la historia y de sus personajes, aunque he echado de menos algo más de protagonismo en el papel de Mila. Tambien hay que destacar las interpretraciones de los personajes secundarios, con una fantástica Winona Ryder como Beth, la antigua gran estrella del ballet, y también Barbara Hershey, como la controladora y castradora madre de Nina.

Aún con las grandes actuaciones tanto en los papeles principales como en los secundarios hay que prestar sobretodo atención al trabajo de dirección y guión. Aronofsky ha sabido contarnos la historia de una forma magistral, al principio la película arranca algo lenta, haciéndonos intuir los problemas de la protagonista y presentando los personajes, pero a medida que el film avanza gana en tensión y fuerza. Todo ello ayudado por unos efectos especiales sutiles, no muy espectaculares, pero tan eficientes que muchas veces no sabes si lo que ves es producto de la mente de Nina o realmente está sucediendo. El momento en que Nina consigue convertirse en El Cisne Negro es para poner la piel de gallina de lo bien hecho que está. Por supuesto a todo ello le acompaña una BSO estupenda, el encargado es Clint Mansell, puede estar orgulloso de haber puesto la guinda a la película, ya que su música acompaña y transmite los estados de ánimo de la protagonista.

En conclusión ‘El Cisne Negro‘ se podría decir que es un gran trabajo, tanto en dirección, actuaciones y de guión. El ritmo a ratos resulta algo irregular, sobretodo en la primera mitad de la película, cuando estamos entrando en materia. Este film pasa con el resto de filmografía de Aronofsky, o te encanta o sales horrorizado, personalmente soy de los que le ha encantado así que no puedo más que recomendaros esta excelente película que se merecería más de una estatuilla en los próximos Oscars.

Lo Mejor: La actuación de Natalie Portman sin lugar a dudas.

Lo Peor: A ratos demasiado ballet.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Quizás te interese...




Back to Top ↑