Cine

Publicado el 30 noviembre, 2011 | por TonyC

0

Crítica: Drive

Ryan Gosling, uno de esos jóvenes actores de los que se rifan en Hollywood y que todo director quiere en su película, llega por segunda vez este año a nuestras carteleras. Tras interpretar a un personaje carismático y sociable en “Crazy, Stupid, Love”, nos lo encontramos como un chico tímido, sin amigos y rodeado de halo de misterio en Drive, tan lejos llega su misterio, que no llegamos a conocer el nombre del personaje, para nosotros será toda la película Driver, es decir, conductor, porque lo que sabemos de él es quien conduce.

Drive se nos presenta como un drama/thriller neo noir, o en palabras más sencillas, es un filme actual de cine negro. Nada más empezar la película nos encontramos con unos créditos muy ochenteros acompañados por una música también de la época. En estos nos podemos encontrar a Driver conduciendo bajo la noche de Los Ángeles, tramando algo.

El conductor (Ryan Gosling) es un hombre con un pasado desconocido que trabaja desde hace unos años de mecánico para Shannon (Bryan Cranston) y de especialista de cine en escenas de persecuciones, ya que los coches son su pasión y los domina perfectamente. Un día conoce a su vecina Irene (Carey Mulligan) y al hijo de esta Benicio (Kaden Leos), cuyo marido y padre, Standard (Oscar Issac), se encuentra en la cárcel. Cuando este sale de la cárcel, el conductor trata de ayudarle con un problema, sin saber que eso va a poner en peligro su vida y la de las personas que le rodean.

drive-cartel

La película tiene un planteamiento similar a “Escondidos en Brujas”, el filme protagonizado por Colin Farrell y Brendan Gleeson. La primera mitad de las dos películas es lenta, lo que hace que permanezcamos expectantes al comienzo de la acción. Luego acelera y durante el resto de la película no dejan de sucederse los acontecimientos, dejando al espectador casi sin tiempo a asimilar lo que está pasando.

Nicolas Winding Refn, un director danés del que apenas hemos oído hablar, es el encargado de ponerse a los mandos de la película. Winding, es un director muy alabado en Dinamarca por dirigir una de las mayores trilogías del cine danés, “Pusher”. En esta película, ofrece a Ryan Gosling y Carey Mulligan la oportunidad de hacer una película muy seria que les hará dar un paso adelante en sus carreras, si es que les queda alguno por dar. Ambos, han sabido aprovechar la oportunidad que les ha dado el danés.

Ryan Gosling, nos demuestra que con un personaje introvertido se pueden hacer grandes interpretaciones, a pesar de no tener un dialogo abundante debido a sus características. Gosling, hace que Carey Mulligan se vea relegada a un segundo plano, pese a tener un personaje con un importante papel en la trama. En el filme, también nos encontramos a Bryan Cranston,  que también sobresale por encima de Mulligan, pese a que ambos solo comparten una escena. La razón de esto es que Cranston sigue imparable, como está demostrando en “Breaking Bad” y en sus últimas películas, entre las que se encuentran “Contagio” y “El Inocente”.

Hossein Amini es el encargado de adaptar la novela del mismo título. Hace un trabajo bastante bueno, pero debido a que no conocemos al iraní, no sabemos si es normal en él o es un caso especial. Le podremos conocer más en “Blancanieves y la Leyenda del Cazador

El director de fotografía, Newton Thomas Sigel, que curiosamente también va a estrenar otra película esta semana, “La Conspiración”, juega un papel muy importante en la película, puesto que muchas escenas tienen más importancia debido al plano en el que se muestran.

Nicolas Winding Refn consigue hacer un gran trabajo de montaje de “Drive” y como si se tratara de una gran obra de teatro, lo divide en tres actos muy diferentes: El primero es el más lento y en él nos trata de descubrir a ese personaje misterioso que es el conductor; en el segundo acelera un poco el ritmo y nos cuenta la relación que está surgiendo entre nuestro protagonista y su vecina y los problemas que le surgen cuando el marido de esta sale de la cárcel y le pide ayuda; y en el tercero, todo se revoluciona, aparecen las escenas de acción y vemos mucha sangre, y nos encontramos algún que otro homenaje a Tarantino.

Lo mejor: La dirección, el reparto y la fotografía.

Lo peor: Que no se le haya dado la promoción que merece.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑