Cine no image

Publicado el 6 septiembre, 2012 | por TonyC

4

Crítica: ‘Dredd’

El justiciero más duro de todos los tiempos está de vuelta. Hablamos del juez Dredd, interpretado por Sylvester Stallone hace ya casi 20 años. En esta ocasión no es Sly el que tratará de imponer justicia en las Mega Ciudades, sino Karl Urban, el mejor amigo del Capitán Kirk en “Star Trek (2011)”. Es decir, a modo de secuela nos llega este “clásico”, que ha sido alabado por la mayor parte de la crítica internacional, lo que nos dio mucha esperanza de cara a su visionado. ¿Queréis saber cuales fueron nuestras impresiones? Pues allá vamos.

Para los que no lo recordéis o no lo sepáis, la película, basada en un comic, se ambienta en un futuro apocalíptico en el que el mundo está poblado por metrópolis llamadas Mega Ciudades, en las que el caos reina y los criminales mandan. Los únicos encargados de mantener el orden son los denominados Jueces. La historia se ambienta en Mega City One, zona que pertenece al Juez Dredd (Karl Urban) y que intenta liberar del mal, cosa que le resulta imposible teniendo en cuenta que se producen 14.000 crímenes cada minuto. Si la situación ya es difícil, se complicará más cuando una criminal conocida como Ma-Ma (Lena Headey) intente hacerse con el control y desestabilizar las Mega Ciudades.

La dirección y el guion se complementan perfectamente como si solo fuese uno. Es una película que si la ves sabiendo solo que hay un filme anterior, pero no sabes de él, al momento descubres que este estaba protagonizado por Stallone porque desprende su esencia por todas partes: las escenas de acción, en el aspecto duro y serio del personaje, en las bromas e ironías que realiza sin inmutarse…  Es como una película de acción de hace 20 años hecha con tecnología del siglo XXI.

La primera recae en Pete Travis que hasta ahora, salvo “En el punto de mira”, solo había realizado cosas para televisión, bien series, bien tv movies. Su forma de entender la película es magistral, llevándola a un ritmo frenético todo el tiempo desde la primera escena, sin dejar tiempo tomarse un respiro, algo que para el espectador es adrenalina pura.

La segunda recae en Alex Garland, una de las mentes más originales que hay en Hollywood y más desaprovechadas. Se han hecho dos películas basadas en novelas suyas, una de ellas “La Playa” de Leonardo DiCaprio, y suyos son los guiones de películas como “28 Días Después” y “Nunca Me Abandones”. Y aviso gamers, suyo es el guion de Enslaved y él va a ser el encargado de escribir el guion de la adaptación de Halo al cine. En esta ocasión, sabe captar el espíritu de los filmes de acción contemporáneos y nos divierte y entretiene como solo unos pocos guionistas saben hacerlo en este género. No hay agujeros de guion, no hay incoherencias y los personajes dan vida a la película, sobre todo, los tres protagonistas.

El reparto está conformado, como hemos dicho antes por Karl Urban y Lena Headey, como héroe y villana, respectivamente. Lo que no hemos dicho es que a Urban le acompañará en su aventura Olivia Thirlby, que interpreta a Anderson, una juez en pruebas con una habilidad especial. El filme gira, principalmente, en torno a los personajes de estos tres actores, que no nos defraudan. Karl Urban, encaja perfectamente en el personaje y, aunque en un principio podíamos pensar que uno tan duro como Dredd le podría quedar un poco grande, la realidad es otra. Olivia Thirlby, nos sorprende gratamente, al igual que lo hace su personaje y hace una pareja inolvidable junto a Karl Urban, pese a la poca química con la que cuentan sus personajes. Dejamos para el final a Lena Headey, la que creemos que es la mala más mala del año. Y es que a su gran actuación estos dos últimos años en “Juego de Tronos”, se suma ahora la de “Dredd”. Lo peor es que tiene tanto carisma esta actriz, que por muy malo que sea su personaje le acabas cogiendo simpatía.

Está claro que hay muchos más actores en el filme, pero la mayoría son secundarios cuya función es que les maten, pero podemos destacar a Domhnall Gleeson, el hijo de Brendan, que poco a poco se va haciendo un hueco en el cine. Su personaje no es muy importante, pese a que aparece bastante, pero si interesante. Nos quedamos con su aparición.

Por desgracia, no tuvimos la oportunidad de ver la película en 3D, pero vimos 10 minutos en este formato para hacernos a la idea de como es. Sin duda, no hace sino mejorar el apartado visual del filme, que ya de por si es muy bueno. Y que “Dredd” es una película hecha para el 3D. Esto no es algo que solo se aprecia solo cuando la estas viendo en 3D, sino que cuando la ves en 2D te encuentras con escenas que están milimétricamente hechas para el 3D  (algunas en slow motion para resaltar la calidad de este formato), que parecía no encontrar su género. Vista “Dredd”, parece que tiene futuro en la acción, siempre que sea un 3D con un buen tratado y no una conversión barata de última hora. Así pues, desde Psicocine os animamos a ir a verla en 3D, aunque sabemos que desde este mes, por la subida del IVA, va a ser más difícil gastarse 3 euros más en el cine.

Dredd” es una película de tiros, peleas, sangre y mas tiros, donde priman los efectos especiales. Es una película de acción con los tintes clásicos habituales de las películas de acción de los años 80 y 90 ambientadas en el futuro. Es el mayor entretenimiento para pasar una tarde en el cine, aunque no es apta para mentes sensibles.

Nos encanta

  • El trío protagonista
  • El trabajo de Travis y Garland
  • La acción sin descanso que ofrece
  • Su estilo retro
  • Sus efectos especiales

Nos gustaría más si

  • Es imposible que nos guste más, cumple su función, aunque no es un peliculón

Debido al tipo de película que es, su nota está limitada, pero aun así se lleva un merecido:

7/10

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑