Cine no image

Publicado el 12 octubre, 2011 | por TonyC

0

Crítica: ‘Contagio’

Llega a nuestras carteleras un film que nos cambiará, que hará que nos lo pensemos dos veces antes de agarrarnos a la barandilla de una escalera y que si una persona estornuda en el autobús nos alejemos de ella a toda prisa. “Contagio”, la última película de Steven Soderbergh y como no de Matt Damon, que le acompaña por sexta vez en su carrera. Damon comparte cartel con grandes actores como Jude Law, Gwyneth Paltrow y Kate Winslet entre otros.

No nos imaginamos la profundidad y la seriedad que tiene el filme hasta que no vemos la primera media hora de película. Lo más normal, tratándose de una película acerca de una epidemia sería que desembocase en zombies, pero Soderberg no es de esos directores,  Steven Soderbergh cuenta una epidemia mortal con síntomas comunes como dolor de cabeza y mareos y los nervios que se generan en los gobiernos y en la sociedad por encontrar una cura y seguir con vida.

Beth Emhoff (Gwyneth Paltrow), regresa de un viaje de negocios en Hong Kong con problemas de salud y un gran malestar. A los pocos días, sufre un desmayo y su marido Mitch (Matt Damon) la lleva a urgencias, pero cuando llega, ella ha fallecido. Una vez en casa, Mitch se encuentra a su hijo muerto en la cama. Día a día, se dan casos similares en todo el mundo y la lista de fallecidos crece estrepitosamente. Científicos y organizaciones de diferentes países trabajan a destajo para encontrar una vacuna que acabe con la epidemia. La CDC y la OMS son las instituciones que más empeño ponen en conseguir la cura y contratan a los mejores científicos, como son el Dr. Cheever (Laurence Fishburne), la Dra. Mears (Kate Winslet), los doctores Sussman (Eliott Gould) y Hextall (Jennifer Ehle) y la Dra. Orantes (Marion Cotillard). Alan Krumwiede (Jude Law), un blogger con muchos seguidores pondrá a los ciudadanos en contra del gobierno y contribuirá a crear el pánico.

Dirige Steven Soderbergh y como de costumbre le acompaña Matt Damon, que próximamente se convertirá en el actor con más colaboraciones (siete) con el director, cuando realicen “Liberace”. Al igual que en anteriores ocasiones, Damon sabe perfectamente lo que quiere Soderbergh y sigue perfectamente sus indicaciones. Las actuaciones de Fishburne, Cotillard y Winslet como científicos destacan por ser tan notables pese a la gran dificultad de enfrentarse a un papel muy diferente a lo que estaban acostumbrados. De estos tres, cabe resaltar la interpretación de Kate Winslet, que tras pasar sin pena ni gloria por la cartelera durante unos años, confirma lo que muchos presagiaban tras ver “The Reader”, su vuelta al estrellato con más fuerza que nunca. De Jude Law y Gwyneth Paltrow cabe decir que tienen una aparición algo breve, pero muy intensa que influye mucho en la trama. Uno de los grandes aciertos del oscarizado director es juntar a grandes estrellas de Hollywood, sabiendo que tienen un gran potencial interpretativo, y conseguir un equilibrio perfecto consiguiendo que no destaque ninguno y que se entiendan como estrellas que son.

Steven Soderbergh plantea el filme de una forma diferente a como lo haría cualquier otro y, en vez de colocar un protagonista en torno al que gire la historia, hace que todos los personajes importantes sean secundarios para poder contar el sufrimiento y la tensión que genera la epidemia a la vez desde diferentes puntos y otorgar más realismo a la película. Es decir, en el filme no hay protagonistas, todos los personajes son secundarios y estos se vendrían a dividir en dos niveles: los que protagonizan alguno de los puntos de vista de la historia y los que serían secundarios en cualquier otra película.

El guión está escrito por Scott Z. Burns, otro viejo conocido de Matt Damon, que sabe plasmar a la perfección la frialdad, en colaboración con el propio Soderbergh que se encarga de la fotografía, y el realismo que quiere el director que haya en el filme para dar más dramatismo a la trama. Para aportar más realismo, la enfermedad se plantea como una enfermedad de la vida real, con síntomas comunes como dolor de cabeza, problemas para tragar, fiebre, etc. Al ser a tan gran escala y provocar tantas muertes, recuerda a la gripe española. La película dura 106 minutos y tiene un ritmo tranquilo, pero también constante que consigue atrapar al espectador, lo que genera que no se haga larga.

En definitiva, “Contagio” es una película en la que los hipocondríacos van a sufrir mucho y en la que Soderbergh acerca la ficción lo máximo posible a la realidad, y no se olvida de ningún detalle: el origen de la epidemia, los primeros casos, la perspectiva de los científicos, que quieren encontrar una cura y no saben a qué enfermedad se enfrentan, y el caos que se produce cuando los ciudadanos se enteran de lo que sucede.

Lo mejor: El reparto y el planteamiento de Soderbergh de la película.

Lo peor: Que cerca del final haya unos 10/20 minutos de impás que son tratados con cierta calma.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas: , , , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑