Cine no image

Publicado el 2 diciembre, 2010 | por Vicky

2

Crítica Chloe

De la mano del oscarizado Atom Egoyan nos llega Chloe, una historia de celos, de pasiones y de una obsesión. Y si bien todo parece muy claro, las cosas no siempre son lo que parecen.

Todo comienza cuando David (Liam Neeson) pierde su vuelo a casa desde Nueva York, y como consecuencia, la fiesta sorpresa que Catherine (Julianne Moore), su esposa, le había preparado. Ella se excusa ante sus invitados y la fiesta sigue, sin el homenajeado. Mas tarde, cuando David llega a casa, Catherine descubre un sms de una alumna de su marido, y el miedo se apodera de ella. Si a eso le añadimos que su matrimonio no pasa por su mejor momento, pues sus respectivas carreras y criar a su hijo, les tienen bastante distantes. Su relación y la comunicación entre los dos se resienten cada vez mas.

Entonces es cuando Catherine conoce a Chloe (Amanda Seyfried), en el baño de un bar al que la primera va en una cena con su marido y unos amigos. Cuando sale del baño, ve como Chloe se acerca a un hombre de negocios de avanzada edad. Al volver del bar, le pregunta a David si perdió su vuelo a propósito para irse de copas, y ante su negativa, la mentira es obvia.

En ese momento Catherine toma una peligrosa determinación, y es probar la fidelidad de su esposo, con lo que contrata los servicios de Chloe, la chica que conoció en el bar, para que lo intente seducir. A partir de entonces, ambas se encuentran para que Chloe le relate los pormenores de sus encuentros con David, lo cual despertara los celos de la antaño feliz esposa y una pasión que la atrapara en una red de deseo sexual. El resto tendréis que descubrirlo por vosotros mismos en el cine.

La cinta de Egoyan, remake de casi una hora y media de duración de la francesa Natalie X, es un trabajo de encargo, siendo el primer guión no producido por el mismo, pero eso no le resta calidad con respecto a sus anteriores obras. La historia que se nos muestra, por atípica, no deja de tener un interés grande, a pesar de que el género dramático este mas que surtido de historias de infidelidades y de matrimonios rotos. Si por algo podemos destacar este film es por la actuación de sus dos protagonistas indiscutibles: Moore y Seyfried. Ambas nos meten en una dinámica de celos enfermizos, de pasión desmedida y de sexualidad a flor de piel. Liam Neeson está ahi como una mera excusa para que nos deleitemos con la presencia de un grandísimo actor, que en esta ocasión no brilla tanto como en sus anteriores papeles, lo cual tampoco era necesario. Además el director hace buena gala de sus habilidades como cineasta, ofreciéndonos una perfecta distribución de los espacios y los encuadres de los entornos que se presentan en la película.

No quiero dejar de mencionar tampoco a Max Thieriot, que interpreta a Michael, el hijo del matrimonio, convincente en su papel de hijo de 17 años falto de la atención de sus progenitores, y que cae bajo las garras de Chloe, como casi cualquiera de nosotros hubiese caído a su edad.

Si bien no será la película del año, si es una alternativa a tanta acción y cine fantástico que abunda tanto en estas fechas. Abstenerse personas poco pacientes y palomiteros.

Lo Mejor: El triángulo amoroso protagonista, con una Chloe y una Catherine soberbias.

Lo Peor: Que hacia la mitad de la película te huelas el final. El surrealista final.

Por Osano.

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Quizás te interese...




Back to Top ↑