Cine

Publicado el 28 octubre, 2016 | por Trish

0

Crítica: Blair Witch

Directa del Festival Internacional de Toronto (TIFF) nos llega un título completamente inesperado hasta que se anunció su presencia en el festival: Blair Witch. Una continuación de la historia de la conocida bruja que nos aterrorizó a muchos en los 90 y nada menos que de la mano de un director muy apreciado en el TIFF; Adam Wingard.

James Donahue, hermano de la desaparecida Heather en la película original, se propone junto a unos amigos a viajar a Black Hill Forest en Maryland para descubrir los misterios que envuelven a la desaparición de su hermana. Para ello contactan con unos locales que encontraron unas cintas en el bosque que supuestamente pertenecían a la hermana de James. Tras ofrecerse a hacerles de guía por el bosque, el grupo se adentra en Black Hill con la esperanza de encontrar respuestas.

Lo que comienza como una aventura esperanzadora en busca de lo que pueda quedar de Heather pronto se torna en una pesadilla para el grupo cuando se dan cuenta de que todas las leyendas que rodean a ese bosque no son solo leyendas… y que hay algo que les acecha por la noche que es más siniestro de lo que habían imaginado.

Blair Witch 06

17 años han pasado ya desde que se estrenó en los cines El proyecto de la Bruja de Blair (Daniel Myrick, 1999), el título de terror que revolucionó la industria en la década de los 90. Lo novedoso de esta cinta, aparte de su campaña viral de marketing no vista hasta entonces, fue la introducción del conocido hoy en día como “found footage”, estilo cinematográfico caracterizado por el rodaje cámara en mano, lleno de planos subjetivos y cámara no estabilizada que ha sido copiado hasta la saciedad por millones de películas hasta la fecha. Siendo justos este género fue realmente creado por Ruggero Deodato con Holocausto Caníbal (1980), pero si es cierto que lo popularizó El proyecto de la Bruja de Blair y fue cuando a partir de entonces se convirtió en un recurso bastante utilizado en las películas de terror, muchas veces copiado pero pocas igualado.

Blair Witch es una secuela directa al El proyecto de la bruja de Blair. Fuera queda ese pésimo título que fue El Libro de las Sombras (Joe Berlinger, 2000) y que prometía ser La Bruja de Blair 2 pero que en realidad fue una película que había perdido toda la esencia de la original y que simplemente se utilizó para hacerse un hueco en taquilla y amortizar lo que les costó rodarla. Pero esta vez no, esta vez era en serio, Adam Wingard, conocido entre otros títulos por You’re Next (2011), película que revolucionó el TIFF ese año, nos ha sorprendido con una continuación real que pretende aclarar lo que ocurrió hace 17 años en el Black Hill Forest.

Blair Witch 03

Wingard es uno de los más prometedores directores de terror actuales, con estilo propio que tira de nostalgia, se ha atrevido a innovar con el slasher, con un retorno al terror de los 80 y ahora con un nostálgico found footage que aunque se nos presente como una secuela, tiene más aires de reboot para las generaciones actuales. El director es único creando atmósferas dentro del género, y ha cogido lo mejor de la cinta original y lo ha combinado perfectamente con los tiempos en los que vivimos, los protagonistas viven en una época de boom tecnológico y no se van a un bosque con una cámara domestica con 5 cintas… no, esta vez van con gadgets de ultima generación e incluso ¡un dron! Pero Wingard no se ha olvidado de lo que la Bruja de Blair fue y para hacer que volvamos derechitos a los 90 incluye a la pareja de locales que se acoplan a la aventura y a los que les envuelve ese aura de extraña nostalgia malrollera potenciada por el hecho de que ellos van grabando su propio documental con una cámara domestica igualita a la de la película original.

Este contraste entre nueva y antigua tecnología dota a la película de una identidad propia, tenemos diferentes ángulos, diferentes calidades, diferentes ambientes exclusivamente creados a través del tipo de grabación que se utiliza, y no podemos sino evitar sentir más miedo aun cuando son los planos de la cámara DV los que salen en pantalla. La dirección es fluida, Wingard se desenvuelve bien dentro del género y aunque es cierto que a veces cae en el susto fácil, no desentona tampoco con el estilo del género, al fin y al cabo el found footage se ideo para que sintamos una inmersión con el personaje y saltemos del asiento. Esto unido a una edición de sonido que hizo el mismo director hace que nos envolvamos en un mundo del que es muy difícil sacarnos.

Blair Witch 08

En cuanto a la historia de Blair Witch, el guión de Simon Barrett, que ha sido guionista de todos los films de Wingard, nos devuelve a la mitología creada por la película de 1999 ampliándola hasta tal punto que recibimos respuestas que nunca nos dio la original. SI es cierto que empieza de manera floja pero lo que viene después hará que merezca la pena esperar.

El principal problema con el que se va a encontrar Blair Witch es todo el bagaje que lleva detrás. El falso documental y found footage son géneros que han sido explotados hasta la saciedad en los últimos años y no lo neguemos… están empezando a cansar, con lo cual es muy posible que empecemos a juzgar esta película con la etiqueta de “otra peli igual”. Pero no os dejéis engañar, Blair Witch innova dentro del género dando un salto atrás con trucos que no habíamos visto desde su precursora. La historia tarda en arrancar, si de algo puede pecar es de eso mismo, pero allá como a la mitad, el giro que pega hará que nos enganchemos a nuestros asientos y deseemos volver a la tranquilidad que la primera parte del film nos daba. Barrett no se limita a contarnos la misma historia desde otro punto de vista, sino que nos mete donde en realidad queremos estar… dentro de esa casa en la que acabábamos con Heather, y hasta ahí podemos leer sin desvelar nada más.

Blair Witch 01

Nos gusta de Blair Witch:

  • Como Wingard recupera la atmósfera del film original

  • Que se amplía la mitología sobra La Bruja

  • La atmósfera en la que nos tiene metidos a lo largo de hora y media

  • Alguna que otra escena bastante brutal

No nos gusta de Blair Witch:

  • Tarda demasiado en arrancar

  • Ha pasado demasiado tiempo desde la original y tristemente hemos acabado hartándonos de lo novedoso del found footage por lo que no va a sorprender tanto

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.
Crítica: Blair Witch Trish

En general, Blair Witch es un buen legado de la original, al menos consigue seguir en la línea de lo que inició Myrick en su día y por lo tanto nos da todo aquello que promete. Una recomendación sin duda para los amantes de la original película de culto, no tengáis miedo, esto no es El Libro de las Sombras, merece la pena darle una oportunidad y dejar que nos sorprenda.

3.5

Nostalgia renovada


Voto del público: 3.5 (1 votos)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑