Cine

Publicado el 21 febrero, 2016 | por Dani Mateo

0

Crítica: ¡Ave, César!

Cada vez que vamos a ver una película de los Coen pasa durante un instante la misma sombra de duda. Los Coen son de ese tipo de directores capaces de lo mejor o de lo peor, todos recordamos aún Ladykillers. Sin embargo, y como siempre, dominan los diálogos de una manera increíble. En ¡Ave, César! la historia es la siguiente, un productor de cine en los 50 se encarga de arreglar todos los problemas del estudio gestionando los egos de los directores y sobretodo de las estrellitas. Estamos ante una película con grandes dosis de humor negro, mucha sátira y terriblemente entretenida.

Imprimir

Eddie Manix (Josh Brolin) es un hombre capaz, con un increíble talento a la hora de dorar la píldora lo justo a quien debe y con capacidad para dar un golpe en la mesa cuando es necesario. Es diligente, y ante todo increíblemente resolutivo. Es el alma mater del estudio y lucha por su éxito con todo lo que tiene. Pero Eddie Manix tiene una oferta de una empresa importante para un puesto muchísima más tranquilidad y menos horas, lo que le dejaría más tiempo para atender a una familia en la que prácticamente hace un papel testimonial.

¡Ave, César! Es una de las películas más divertidas de los Coen. Infinidad de estrellas hacen su cameo brillante con unos diálogos desternillantes pero con un gran problema. No da sensación de unidad. Lo irregular de dichas apariciones hace que algunos personajes no llegan a definirse y lo que es peor, no llega a importarte que no se definan, porque puede que no vuelvan a salir, ejem, Scarlet Johanson, ejem. De modo que a la película le alta una pata sólida que la sostenga, que tan solo llega cuando Brolin entra en pantalla. Porque si, los trailers nos están vendiendo que es la nueva película de Clooney pero aquí la verdadera estrella es Brolin.

ave-cesar-01

Tras el secuestro de una gran estrella, la insistencia por parte del director del estudio de que el nuevo chico guapo de westers interprete en un drama emocional, frenar los cotilleos de la prensa amarillista por partida doble e incluso lidiar con el embarazo sin padre conocido de una de sus grandes estrellas serán tan solo el abanico de posibilidades en las que Manix se moverá entre los problemas de actores de la talla de George Clooney, Alden Ehrenreich, Tilda Swinton por partida doble o Scarlett Johanson.

Hay que aplaudir a la banda sonora y sobre todo a su fotografía, Roger Deakins nos transporta a los estudios de Hollywood en los años 50 sin despeinarse, pasando por diferentes géneros cinematográficos y sin perder seña de identidad. Especial atención a ese increíble número musical que se marca Channing Tatum y su coro de jóvenes marineros.

ave-cesar-03

Por supuesto los Coen hacen de los Coen y por tanto no puede faltar la crítica exacerbada a la industria de aquellos años, el cuestionamiento religioso y la lucha del capitalismo – comunismo de aquella época, esta vez en un subtexto de grandes estudios frente a guionistas, en un contexto de persecución comunista.

También tenemos otros secundarios brillantes con papeles pequeños pero que les permiten lucirse, como pueden ser Ralph Fiennes, haciendo de un director descontento con la selección de su elenco impuesto, Johan Hill, un solucionador de marrones a sueldo o Frances Mcdormand como la montadora estrella del estudio.

De modo que ¡Ave, César! se coloca como una de las películas más divertidas de los Coen, a pesar de su falta de cohesión en las piezas, con una potencia visual desmedida, aún no me quito a las sirenas de la cabeza, y con unos personajes principales sólidos pero unos secundarios tremendamente flojos. Demuestran una vez más que la comedia de cine negro es lo que mejor se les da, donde más han brillado a excepción de alguna joya, y ante todo elaboran una crítica al Hollywood más añejo, donde una estrella con contactos podía mover mucho más que un talentoso actor emergente. Ante todo prestad atención a los diálogos religiosos y acerca del operativo de guionistas.

ave-cesar-04

Nos gusta de ¡Ave, César!

  • Los diálogos, tan ácidos como siempre

  • La interpretación de Brolin

  • La increíble fotografía y los números musicales

No nos gusta de ¡Ave, César!

  • La falta de profundidad en los secundarios, podían haber dado más juego

  • La sensación de ser, por momentos, una sucesión de gags

  • La cosa que se ha empeñado Clooney en hacer con las cejas y los ojos en casi todas sus películas.

Share Button
The following two tabs change content below.

Dani Mateo

Cine, series y juegos como modo de vida. Empecé con Alex Kidd, pero Final Fantasy me hizo entender que los videojuegos eran algo más. También creo videojuegos en CovenArts
Crítica: ¡Ave, César! Dani Mateo

En definitiva, una película muy entretenida, liviana, de esas que nos gustan para el fin de semana en el cine, con unos diálogos divertidísimos y quizá esa sensación amarga de que había material para poder hacer mucho más. Esto lo cogen los productores de Fargo y te lanzan una serie increíble.

4

Divertida


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑