Cine

Publicado el 30 mayo, 2015 | por Trish

0

Crítica: Astérix: La residencia de los dioses

Tras varios meses de su estreno oficial en Francia y para evitar el desbanque en taquilla de nuestro producto nacional Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo (Javier Fesser, 2014), el día 30 del pasado mes se estrenó por fin en nuestro país la última entrega de la saga de Astérix y Obélix; Astérix: La residencia de los dioses. Un proyecto de animación dirigido por Louis Clichy y Alexandre Astier que pretende traer de nuevo a la vida a los dos carismáticos personajes del cómic francés.

Asterix La residencia de los dioses cartel

Año 50 A.C. Los romanos han conquistado toda la Galia salvo una pequeña aldea poblada por unos indestructibles galos que no tienen pensado ceder al poder invasor. Desesperado por esta situación y harto de que estos galos siempre venzan a su ejército, Julio César decide seducir a los barbaros con el estilo de vida romano y construye al lado de su aldea una lujosa residencia para los romanos llamada “La Residencia de los Dioses” con la esperanza de que poco a poco ellos mismos se den cuenta de que la vida romana es la vida mejor. Astérix y Obélix deberán inculcar un poco de sentido común a sus hermanos y así evitar que Julio César consiga su objetivo.

Una nueva película se añade a la gran lista de adaptaciones de comics al cine. Durante los últimos años, hemos visto como el cine francés ha intentado revivir a los personajes creados por Goscinny y Uderzo dejando atrás la animación para centrarse en actores de carne y hueso con películas como Astérix y Obélix: Misión Cleopatra (Alain Chabat, 2002) pero aunque en su momento gozasen de cierto éxito en pantalla debido a la novedad, nunca llegaron a calar entre los espectadores como hicieron las adaptaciones anteriores en animación tradicional, las cuales llegaron a ser autenticas maravillas como es el caso de Las Doce Pruebas de Astérix (René Goscinny, 1976) que llegó incluso a superar al cómic convirtiéndose en una película de culto dentro del género. Tras los fracasos y el desinterés generados por las ultimas adaptaciones con actores incapaces de reproducir la esencia de los personajes originales, por fin tenemos una nueva entrega en animación, aunque a la orden del día y las nuevas tendencias, nos llega esta vez en 3D.

asterix-la-residencia-de-los-dioses-02

Louis Clichy y Alexandre Astier han conseguido  con Astérix: La residencia de los dioses un resultado espectacular que nos remonta a aquellas primeras películas en las cuales los personajes eran muy fieles a los ideados por Goscinny y Uderzo. Tenemos que destacar el fantástico trabajo de animación, cosa que no es de extrañar contando con Clichy que ya había trabajado como animador con los grandes de Pixar en alguna de sus películas más taquilleras como es el caso de Up (2009). Por fin los franceses parecen haberse dado cuenta de que los actores de carne y hueso son incapaces de plasmar en pantalla todos esos sentimientos y expresiones que la animación si puede, el resultado no podría haber sido mejor, de repente nos vemos transportados al mundo del cómic donde volvemos a reconocer a cada uno de los personajes tanto físicamente como en su forma de ser y actuar.

Astérix: La residencia de los dioses es bastante fiel a los comics, y aunque hay momentos en los que se toman sus propias licencias y deciden hacer homenajes a ciertos aspectos de la cultura actual, están tan dentro del espíritu de los personajes que no choca para nada. Es un punto medio bastante interesante, ya que así consiguen contentar tanto a los fieles seguidores de los cómics, a los más pequeños y a los adultos que les acompañan.

Si algo podemos criticarle es la inestabilidad en el ritmo, al principio peca de lenta, lo que hace que nos empecemos a plantear si realmente va a merecer la pena o no… pero como a la media hora más o menos la cosa empieza a mejorar y se mantiene la calidad hasta el final. Realmente es algo que deberíamos agradecer, ya que no es del tipo que va decayendo sino aumentando y consigue que salgamos del cine con una sensación de plenitud.

asterix-la-residencia-de-los-dioses-04

Como fan de las aventuras de estos personajes, puedo deciros que Astérix: La residencia de los dioses es un homenaje maravilloso, su personalidad, su actitud, los gags, la música, el humor… todo tiene un aura que te transporta a las aventuras originales y hace que nos olvidemos de los fracasos que vinieron protagonizados por Gérard Depardieu (Obélix) y Christian Clavier (Astérix).

Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.
Crítica: Astérix: La residencia de los dioses Trish

Entretenida, divertida y nostálgica a partes iguales, Astérix: La Residencia de los Dioses es una película obligada para los amantes de la animación, los que han disfrutado de los comics y todos aquellos que deseen pasar un buen rato en compañía de los personajes más entrañables que nos ha regalado la cultura francesa.

4


Quizás te interese...




Back to Top ↑