Cine

Publicado el 7 marzo, 2014 | por Trish

8

Crítica: ‘300, El Origen de un Imperio’

Ocho años de larga espera han tenido que pasar para que Zack Snyder (Watchmen, 2009; El Hombre de Acero, 2013) decida presentarnos la secuela de una de sus películas más aclamadas: 300 (estrenada en 2006) y basada en la novela gráfica de Frank Miller que fue un gran éxito de ventas. Hoy día 7 de Marzo llega en 3D a nuestro país la esperada continuación sobre una de las batallas más impresionantes de la historia: 300, El Origen de un Imperio.

Tras la victoria sobre Leónidas y sus hombres, el Ejército Persa bajo el mando de Xerxes marcha hacia Atenas, la ciudad-estado griega más importante, con la idea de destruir su novedosa democracia. Temistocles, un soldado que en su día acabó con el primer intento de invasión persa liderado por el rey Darío; es el encargado de ponerse al mando de la flota naval griega para intentar parar a Xerxes y su mano derecha, Artemisa.
La película desarrolla el combate de las Guerras Medicas, entre la alianza de las ciudades griegas contra el Imperio Persa en el 480 a.C. en los estrechos entre la península y la isla de Salamina. Una batalla que empieza a forjarse mientras los espartanos mantienen su propia lucha en la tierra y que termina siendo posterior a la misma.

300-el-origen-de-un-imperio-poster

Zack Snyder esta vez es el encargado de firmar el guión de esta secuela junto con Kurt Johnstad, que también participó en el guión de la primera parte. La película está dirigida por Noam Murro (Gente Inteligente, 2008) y basada en el comic “Xerxes” de Frank Miller, planteada como una continuación de la guerra del Imperio Persa contra el Griego y centrada esta vez en la historia de Temistocles, quien dirigió una de las batallas navales más impresionantes de la historia.

Aunque Snyder no haya sido el director, su espíritu ha impregnado el film de principio a fin. Si bien Noam Murro es un director novel que no cuenta con muchas películas y no tiene un estilo muy definido, se ha dedicado a aprender y absorber todo lo que Snyder ha podido enseñarle y hace gala de ello a lo largo de todo el metraje. Murro ha sabido imitar tan bien el estilo del director que hace que en muchos momentos te preguntes realmente quien ha estado a los mandos de este proyecto.

Pero la imitación y el homenaje pueden terminar convirtiéndose en una parodia peligrosa, y lo que comienza bien, con un estilo que parece firmado por el mismísimo Zack Snyder: planos con diferentes tempos, cámaras lentas, primeros planos impactantes, épicas batallas, violencia desmesurada… Todo lo que vimos en 300 lo volvemos a ver aquí de una manera un tanto exagerada. Como decía, la línea entre el homenaje y la parodia es muy fina y Murro peca de ser demasiado exagerado; hay momentos en los que la película parece perder todo el sentido y lo único que nos encontramos es una saturación de violencia gratuita innecesaria, unos movimientos de cámara y cambios de velocidad que no parecen encajar demasiado bien con la acción y que terminan cansando por ser completamente inoportunos. El director acertó sin duda en mantener el estilo de Snyder, no podría haber decidido otra cosa, pero sin duda debería haberse contenido más.

300-el-origen-de-un-imperio

 

Como no podría ser de otra manera, los efectos visuales son como poco impresionantes, de una calidad técnica y artística que quitan el hipo. Yo he tenido la oportunidad de haber visto la versión en 3D y sinceramente pienso que no le beneficia nada, ya sabemos que la localización principal de la película es el croma verde en que ha sido grabada, no nos pilla por sorpresa, pero si esperábamos que se notase menos, el 3D lo único que hace es potenciar esa sensación de falsa realidad y destaca los efectos de una manera que resulta no creíble para nada. Imagino que la versión en 2D tendrá esos efectos más camuflados… no se… y aquí es donde viene la pregunta de siempre ¿compensa verla en 3D o no? La respuesta… depende; obviamente es una película que ha sido rodada para ser vista en 3D y tiene muchos planos que se lucen con ello, pero las escenas de acción son tantas y tan rápidas que todo se ve borroso y confuso, a la par que falso… se tiene la sensación de estar viendo una constante cinemática de un videojuego.

Si bien el apartado visual y técnico es impecable, el mayor pecado que comete la película es haberse olvidado del guión. Es una película que obviamente se basa en batallas y peleas épicas, un formato que en comic no queda nada saturante, pero que debería haberse trasladado de otra manera a la gran pantalla. El trabajo de guión parece haber quedado abandonado al servicio de una simple sucesión de peleas (perfectamente coreografiadas, eso sí) pero que carecen de novedad. Constantemente se tiene la sensación de deja vú, de haber visto cada plano, cada movimiento, cada historia…. Incluso hay alguna línea recurrente que sucede exactamente igual que en 300. La película parece frenarse a sí misma y cuando por fin avanza lo hace cayendo en esos clichés de patriotismo americano que ahora mismo nos venden en cada título que llega a nuestras pantallas. Me sorprende enormemente que Frank Miller haya supervisado el guión, porque esta película carece del carisma que tuvo su predecesora.

300-el-origen-de-un-imperio-03

En cuanto al reparto, tenemos que destacar sin duda a Eva Green (Cracks, 2009; Sombras Tenebrosas, 2012) en su papel de Artemisa, la capitana del ejército persa. Esta formidable en su papel de villana despiadada, y sin duda entre tanta testosterona es un soplo de aire fresco; tiene un personaje contundente y con fuerza que parece haber sido escrito para ella y que sin duda alguna destaca notablemente sobre el resto. Sullivan Stapleton (Brigada de Elite, 2013) es el encargado de personificar a Temistocles, el general que liderara los ataques navales de los griegos; su personajes es correcto sin más, le falta el carisma y la potencia que Leónidas tenia, está claro que no pretende ser como él, pero con lo que el tiempo que tiene en pantalla no llega a brillar como el líder que debería ser.

Aparte de los personajes principales, intervienen también algunos ya conocidos de la entrega anterior, como Lena Headey (Juego de Tronos) como la reina Gorgo, esposa de Leónidas. Rodrigo Santoro como Xerxes, y David Wenham como Dilios. Sin duda hay algunos personajes a los que se les debería haber dedicado más tiempo en pantalla porque no tienen una oportunidad de desarrollar todo su potencial.

300-el-origen-de-un-imperio-04

Nos gusta:

  • Los impresionantes efectos digitales
  • Eva Green en su papel de villana

No nos gusta:

  • El 3D, hace la película mas caótica
  • El poco trabajo de guión
Share Button
The following two tabs change content below.
Mujer Vikinga nacida en Carabanchel bajo (el bueno). Amante de la fotografía, el diseño y sobre todo del cine de Terror. Wes Craven es mi Dios.
Crítica: ‘300, El Origen de un Imperio’ Trish

Resumiendo, 300: El Origen de un Imperio es una digna sucesora de 300. Aunque el guión no nos parezca tan original y no consigue el factor sorpresa y novedoso de su predecesora, sí que mantiene un estilo inconfundible que hará las delicias de los fans y conseguirá que paséis un buen rato en la butaca. Eso sí, no podréis dejar echar de menos a Leónidas en ningún momento.

3.2


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑