Cine no image

Publicado el 27 enero, 2011 | por Juanramonh

2

Crítica: 127 horas

Nos encontramos ante una película que narra una historia real, para ver de cierto modo en sus propias carnes un acontecimiento vivido por alguien en particular. En esta ocasión veremos al alpinista estadounidense Aron Ralston, el cual quedó atrapado en el año 2003 haciendo uno de sus viajes, fue en Blue John Canyon, cerca de Moab, Utah, lugar que nos sirve para emplazar a nuestro protagonista y que se nos presenta con una ambientación y una fotografía inmejorables. Mientras descendía por una gruta en la que aparentemente no había ningún tipo de peligro, se desprendió una roca dejándole atrapado el brazo sin posibilidad a escapar de esa trampa mortal.
Ahí estuvo atrapado casi cinco días, de ahí el título del filme. Según iban pasando las horas y las pocas provisiones que llevaba, un poco de comida para el fin de semana y un termo para mantener el agua fría, Aron se daba cuenta de que ese sería su final, si no hacía nada. Durante todo este tiempo veremos la situación de un hombre que por momentos se iba “desesperando“, pero en todo momento intentando mantener la cabeza en su sitio, no desvariar ni delirar. A estas alturas y al tratarse de una historia real, no es un spoiler lo que ahora os voy a relatar y es que cuando empezaron los momentos de flaqueza, se armó de valor, se partió el brazo y poco a poco con su navaja multiusos suiza se terminó de cortar los tejidos blandos para así liberarse de su trampa mortal, escena en la que más de uno no pudo aguantar la mirada.
El artífice de transmitirnos todo esto ha sido el director Danny Boyle, ganador de un Óscar con Slumdog Millionaire, pero también se ha encargado de otras películas como 28 días después, La playa o Trainspotting entre otras. Además ha reflejado todo tipo de detalles, ya que si muchos de éstos se hubieran omitido o se hubiesen dado por hecho sin llegar a verlos con una imagene del suceso, no hubiera sido lo mismo y no nos hubiese causado el mismo efecto. Incluso levantó revuelo en el Festival de Cine de Toronto ya que provocó desmayos, pero muchas veces se exagera demasiado, hay alguna imagen fuerte, pero perfectamente visible, al menos para un servidor. El reparto de actores ha sido encabezado por James Franco, quien parece ser exacto al original Aron Ralston.
También tendremos dos actrices de reparto como Kate Mara y Amber Tamblyn interpretando a dos aventureras que se cruzan con él al principio de la película, resulta curioso que con tan poco reparto se consiga una película de estas caracteristicas. Aunque no han sido las únicas, ya que habrá otros actores cuando nuestro protagonista tenga recuerdos o sueños, en esos momentos de introversión en los que echá la mirada atrás para recordar su vida, de esta manera se logra un poco más de diversidad.
En definitiva, una buena película que gustará a todos aquellos que vayan a verla, dentro de los entornos cinéfilos cada uno tendrá sus propias opiniones sobre los momentos que más o menos les han gustado, pero creemos que será siempre en positivo. De hecho sólo hay que ver el gran número de nominaciones que tiene para los Óscar 2010 entre ellos mejor película o mejor actor. No os la perdais, porque es de visionado obligado
Lo Mejor: Refleja lo que vivió Aron Ralston esos días, la parte más “gore” sin perder ni un detalle.
Lo Peor: Los actores de reparto apenas aparecen, algunos pequeños detalles para los más puristas.
Share Button

Quizás te interese...




Back to Top ↑