Artículos no image

Publicado el 16 enero, 2011 | por Sandor

2

Presentación de Morning Glory en Madrid

El pasado jueves, Psicocine pudo estar presente en la presentación oficial en España de Morning Glory, la nueva película de Paramount (que ya os recomendamos hace un par de semanas), y pudimos recibir a unos invitados de lujo. A su director Roger Michell, y a dos actores del reparto, Rachel McAdams y Harrison Ford. Sin duda, unos invitados de excepción, para una película muy especial. Y esto fué lo que nos contaron.

¿En qué momento Harrison Ford se dio cuenta de que los periodistas teníamos una vida sentimental y sexual tan ruidosa?

H.F.: Me parece que este es uno de los temas de la película… Pero creo que en realidad, el tema principal de la película es la ambición de una joven que quiere abrirse paso en el mundo de la televisión.

Rachel, pese a su juventud, ha participado en dramas, comedias románticas, acción, ¿hay algún papel que le quede por interpretar o le cause mucho interés?

R.M: Hay un genero en el que todavía no he participado, las películas de terror, y tiene un motivo. Porque me muero de miedo solo de pensarlo. Estoy segura de que si participara en una, me darían el Oscar directamente, por ser tan convincente ante la cámara.

Harrison, bienvenido a España, welcome to Spain. Después de esta experiencia, ¿has pensado en tener tu propio programa de televisión? Quizás podría llamarse “Los hombres de Harrison”.

H.F.: No, estoy muy contento con mi actual trayectoria profesional y mi trabajo… así que no pienso cambiar de gremio. Además, siento mucho respeto por el periodismo, sobre todo el practicado por mi personaje en la película, Mike Pomeroy.

¿Te atreverías con Indiana Jones 5, o no estás ya para esos trotes?

H.F.: Creo que físicamente todavía estoy a la altura para interpretar a Indy, pero me encantaría si hay un guion, Steven, George y yo estemos de acuerdo y nos guste.

Rachel, bienvenida a España también. En la película te toca hacer de jefa de Harrison Ford y Diane Keaton. Espero que no te haya resultado difícil. Así que por eso te traemos un regalo del programa (Tonterías las justas), el corchopán, para que no se te resistan tus futuros empleados.

R.M: Quizás le habría venido bien a mi personaje tener unos de estos para hacerse respetar, haberle dado con uno de estos palos. Y ellos se supone que me tenían que poner las cosas difíciles en la película, y de hecho lo hicieron. Bueno, sus personajes. Pero eso es parte de lo divertido de la película. Además, era maravilloso ver a Harrison y a Diane juntos, no sabía que era la primera vez que actuaban juntos, pero sin duda había una química increíble entre ellos. Quizás te gustaría preguntar al director sobre todo esto.

Pues entonces que nos diga el director… ¿Cómo fue trabajar con Harrison y Diane?

R.M.: La verdad es que ha sido un enorme placer y una suerte tener un reparto tan extraordinario. Y ya no solo los actores que veis aquí, sino también Noah Bean y Jeff Goldblum, unos actores maravillosos. Y no ha hecho ninguna falta darles con ningún palo para que hicieran bien su trabajo.

Harrison usted dijo que adoraba la inteligencia del guión, y su toque clásico de las comedias de los años 40-50. ¿Por qué cree que hoy en día es tan difícil hacer comedia para adultos, en lugar de tirar de formulas?

H.F.: En primer lugar, hay que tener claro que el cine no deja de ser un negocio. Y hay que adecuarse para el tipo de consumidor al que quieres llegar. La mayoría de las veces, prima la necesidad de atraer al público más joven, que no se siente para nada interesado en cosas como el ingenio o el sentido del humor. Precisamente lo que me encanto del guion fue su calidad en el lenguaje, su inteligencia, y no solo sobre su humor, sino también en sus personajes y la forma de utilizarlos.

Quería preguntarles a los actores cual ha sido el momento más glorioso que han vivido en el doblaje, y al director cuales son los puntos fuertes de la película, teniendo en cuenta que creó Notting Hill

R.M.: Recuerdo que la primera vez que una productora de un programa matutino me cito en su estudio fue a eso de las 2 o 3 de la mañana… así que me resulta difícil pensar en momentos gloriosos o glamourosos de esa profesión… También recuerdo haber tenido que tomar miles de tazas de café para poder llegar al final de la mañana. Y uno de los momentos más extraños que viví fue cuando un miembro del rodaje me pregunto dónde podía comer un entrecot en Nueva York a las 10 en punto de la mañana., ya que a fin de cuentas, esa venía a ser su hora de la comida. ¡Al final aprendí donde encontrar el mejor entrecot a una hora tan temprana!

Director.: Hacer cine es un trabajo muy complicado, y es difícil vivir uno de esos momentos gloriosos. Pero recuerdo que si que pudimos gozar de uno de estos momentos en la película. Si os acordáis del final, esa escena en la que los personajes están caminando calle abajo, hacia el sol del amanecer… Fue un día en concreto, el Manhattanhenge, producto de juntar Manhattan con Stonehenge, en el que el sol incide con su luz de forma paralela a las calles de Nueva York, un espectáculo visual tremendo y genial para un momento tan significativo para la película. Ese día, que solo sucede una vez al año, estuvimos preparados con todo el set en la calle para grabarlo, pero estaba nublado. Parecía que se iba a echar todo a perder, pero en el último momento las nubes desaparecieron, y la naturaleza nos brindó ese grandísimo amanecer con el que termina la película.

En la película usted desempeña el papel de una leyenda del periodismo. Me gustaría saber su opinión sobre el periodismo actual.

H.F.: Opino que hay un montón de periodistas responsables trabajando hoy en día, pero creo que hay una rama lamentable dentro del periodismo actual. Creo que el periodismo debería ser una herramienta objetiva que me dé a conocer una historia y un mundo de una forma totalmente objetiva, pero hay una nueva versión del periodismo que deriva del marketing, y cuyo objetivo es conseguir que cada uno se sienta más cómodo con sus prejuicios políticos. Y eso no es demasiado sano, ni tiene nada que ver con los principios nobles en los que se basa tanto el periodismo como la política, en mi opinión.

Roger, ¿Cree usted plausible ese periodista que lleva 40 años de experiencia, haciendo periodismo de verdad, y de pronto se va a reivindicar y a resarcir haciendo un programa matinal donde enseña a cocinar una frittata y la gente se pone feliz con ese tema?

D.: Creo que la frittata es la primera carta de amor escondida en una clara de huevo, y la fritata no es más que un símbolo de un romance. Pero la película no va sobre programas de televisión o de noticias. De hecho, comparar un programa de televisión matutino con las noticias es… no tiene nada que ver. Hay muchos temas que sí, que tienen que ver con las noticias, como son la fragmentación de las noticias, las nuevas plataformas sobre las que darlas a conocer… Esos son temas muy interesantes y maravillosos, pero no son el tema de esta película. Esta película va sobre los ingredientes que conforman un programa de televisión. No quería ni hablar mal de los programas de noticias, ni glorificar la frittata.

Harrison. ¿Le ha costado mucho empezar con un personaje soberbio, que no pide ayuda a nadie? ¿Y qué le ha motivado a aceptar un papel como actor secundario? ¿Va a ser así a partir de ahora?

H.F.: En primer lugar, decir que me ha resultado muy motivador el aceptar un papel como actor secundario, diferente a mis últimos trabajos. Y no me ha resultado muy difícil pasar del típico papel de bueno al desagradable Mike Pomeroy. En realidad creo que no es un personaje tan malo… Tan solo es que se da cuenta de que Becky puede llegar a caer en los mismos errores en los que cayó él, y lo que quiere es compartir esa percepción, avisarla, y ponerla sobre aviso antes de que lo pase mal. Una realidad humana y emocional muy fuerte, y fué lo que me atrajo del personaje.

Harrison, te hemos visto en mil facetas, como arqueólogo, combatiendo el mal en la galaxia… Pero mi pregunta es, a pesar de todo eso, ¿es más peligrosa la televisión por dentro, el panorama actual del que nos hablabas antes, o la que encarnas en la película?

H.F.: No sé ni cómo empezar a contestar esa pregunta, no sé. Lo que sí que puedo decir es que me interesa contar historias, y me interesa contar historias de lo que tenemos en común los seres humanos, historias que nos ayude a empezar a entender ese mundo que nos rodea, para intentar empezar a superar esos obstáculos y poder ayudar aunque sea mínimamente a las personas que están cerca de nosotros.

Y hasta aqui llegó la rueda de prensa, momento en el que todos los fans de Harrison Ford se lanzaron sobre él para intentar conseguir un autografo. ¡Incluso hubo uno que llevaba una estatua de coleccionista de Han Solo! Seguro que si lo consiguió, ese hombre puede decir que vivió una autentica mañana gloriosa. Os recordamos que Morning Glory se estrena el 21 de enero en cines.

Share Button
The following two tabs change content below.

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑