Artículos

Publicado el 15 diciembre, 2013 | por Sandman

3

El doctor Juan Martínez nos habla sobre la posibilidad de una pandemia Zombi

Guerra Mundial Z‘ pasa de la gran pantalla al formato digital, DVD y Blu-Ray. Y para conmemorar la salida de la película de zombis más emocionante del año, Paramount Pictures nos trae a Dr. Juan Martínez Hernández, Responsable del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Carlos III de Madrid, una eminencia en el mundo de la Medicina.

El evento constaba de una rueda de prensa en un lugar muy especial: el Museo de Ciencias Naturales de Madrid. En él, Martínez contestaría a las preguntas de los más curiosos e inquietos tras ver la película, para ver si tiene base científica, si podría pasar algo como esto en la vida real y en general para quedarse más tranquilos después del miedo pasado durante la peli. Os dejamos con la rueda de prensa para que descubráis vosotros mismos la verdad trasGuerra Mundial Z‘.

La epidemia tal y como está reflejada en la película tiene una parte inverosímil y otra parte más real. Cuéntanos, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Dr. Juan Martínez Hernández: “Bueno, sí, hay parte de realidad, parte de ficción y una mezcla de ambas. El periodo de incubación es totalmente impensable, es ficticio.. Los virus necesitan más tiempo para dominar el cuerpo. Sin embargo, los zombies en la película tienen coincidencias con algunos de los enfermos que sufren la rabia, y aunque tienen un comportamiento similar y se transmite la enfermedad a través de la mordedura, el tiempo que tardan en contagiarse no son los famosos once segundos de la película, podemos estar seguros de ello.
La transmisión epidémica a través de vuelos en avión es real, esto fue lo que paso con la gripe A y sin duda, si hubiese una epidemia se reproduciría gracias al avión. Y por lo general, La película está muy bien ambientada y tiene unas creaciones plásticas que logran simular muy bien la rabia, aunque no se tienen tantas convulsiones”.

 

En la película, la epidemia se da a conocer por un email, y en 24 horas, la noticia está en el telediario y se han puesto planes de contención. ¿En la vida real también sería igual de rápido?

Dr. Juan Martínez Hernández: “Sí y la gripe del pasado 2009 es un ejemplo. Esto es así de rápido y es posible gracia a la Inteligencia Epidémica creada de forma paralela a los servicios de inteligencia de seguridad. Se han desarrollado servicios de inteligencia en relación con la vigilancia de las enfermedades emergentes. Siempre hay un paciente cero y a partir de ahí se genera un comunicado, aunque es cierto que puede llegar en festivo, se le puede hacer más caso o no. Otra forma de enterarnos de todo es a través de las redes sociales, a tiempo real. Los médicos y toda la gente relacionada con esto se puede enterar de que un pollo ha muerto en un corral en Tailandia en circunstancias extraña, con una nueva enfermedad, todo es rapidísimo“.

 guerra mundialz_dr.juan_martinez1

En relación con las epidemias y las pandemias. ¿Cómo funciona el contacto viral? ¿sería posible que una enfermedad que infecta un cuerpo en 11 segundos se propagase por toda la tierra en 24 horas? ¿Está preparado el Gobierno Español para esto?

Dr. Juan Martínez Hernández: Tenemos que aclarar que las enfermedades que se propagan con más eficacia no son aquellas que se transmiten por contacto directo, como la mordedura. En la película se da este caso, de contagio por contacto directo, pero el contagio sería mucho más lento. En cambio, las enfermedades que se transmiten por el aire son mucho más rápidas, por eso la gripe es tan peligrosa.

En el caso de la gripe A, la declaración de pandemia fue en julio, aunque comenzó en Asia en Mayo. Como veis la respuesta es rapidísima, y la enfermedad no llegó a nuestro país hasta septiembre.

En cuanto si estamos preparados o no, yo creo que el Gobierno Español y en general toda la humanidad jamás estuvo mejor preparada para algo así. Tenemos todo tipo de equipos de nutrición, de intoxicación…etc. y un montón de gente trabajando en ello. No obstante siempre hay tiempo para mejorar, y siempre se puede ir a mejor“.

¿Qué tipo de transmisión es más rápida a la hora de provocar una pandemia?

Dr. Juan Martínez Hernández: “La rabia, algo similar a lo que vemos en la película, tiene un sistema de transmisión muy lento, ya que el virus tiene que llegar al sistema nervioso y ascender hasta el cerebro para provocar en el individuo la enfermedad, por lo tanto es demasiado lenta.

Sin embargo una toxina podría ser más rápida, casi instantánea. En la película han juntado dos elementos, el de las toxinas y el de los virus para crear un nuevo elemento, y como vemos, los resultados son terroríficos para la humanidad. En Haití pasó algo muy parecido a lo ocurrido en la película, al menos referido los zombis. El chamán de la aldea creaba un componente en forma de polvo que soplaba encima de su objetivo. Estos polvos eran una toxina muy poderosa, y al sujeto se le producía una bradicardia y una especie de muerte aparente, por lo que se le enterraba. Posteriormente el chamán lo desenterraba  y los utilizaba como mano de obra en trabajos abusivos mediante la esclavización. La persona quedaba empobrecida en su estado mental, y esto es lo que provoca esos andares tan característicos, atáxicos,  elemento que toma el cine de terror junto con las preguntas ¿Quién ha sido el que le ha provocado esto? ¿Cómo? ¿Por qué? El terror a los zombies en Haiti existe, y está muy bien relatado y recogido en su literatura“.

 

¿Los zombis, para que sean zombis tienen que estar vivos? No es lo mismo que revivir a los muertos, ¿no?

Dr. Juan Martínez Hernández: “Revivir a los muertos es algo de la literatura, pero no lo mezclemos con el tema de Haití. El zombie de Haití esta vivo.

Es muy parecido al caso de las hormigas zombies, que están perfectamente vivas pero su comportamiento está controlado por el hongo parásito. La hormiga modifica su comportamiento para reproducir al hongo, en este sentido la hormiga se ha convertido en zombie, pero la hormiga sigue viva, aunque este a su servicio“.

 guerra mundialz_dr.juan_martinez2

 

¿Y podían intoxicar a otros?

Dr. Juan Martínez Hernández: “No, ellos en concreto no, pero sí que existen toxinas que intoxican a terceros. El polonio, por ejemplo, afecta a todo aquel que toca a la persona que está envenenada con el tóxico. Los isótopos radiactivos se pasan de persona a persona, y basta con que toques el asiento donde se sentó o contactos mínimos o indirectos“.

 

Siguiendo los tópicos de “La gente solo piensa que las cosas pueden pasar cuando ya han pasado” y la alegoría del muro, ¿qué tiene que decir al respecto?

Dr. Juan Martínez Hernández: Que no hay muro lo suficientemente alto como para contener una epidemia, esto esta clarísimo. La política del aislacionismo es un clásico en sociología y puede que de la psicología y la política, pero no te protege de nada realmente que sea biológico.

Hay enfermedades y tóxicos que no producen portadores, solo producen enfermos. En la película los zombies se infectan unos a otros pero no hay un portador sano, sino que son todo enfermos que tienen el virus. En la segunda parte, que habrá, porque seguramente hay segunda parte de la película (risas) ya le están dando vueltas. Si hay un solo portador sano,  la enfermedad puede resurgir en cualquier momento. Las enfermedades tan letales, en la realidad, no provocan portadores sanos, sino que provocan enfermos, y si produjesen portadores sanos seguramente ya no estaríamos aquí, tan vivos y tan tranquilos”.

 

¿La estrategia del escamoteo, por medio de alguna infección, se ha intentado?

Dr. Juan Martínez Hernández: “Sí, las vacunas terapéuticas son una forma de vacunación que pretende que las personas ya enfermas infectadas por algo, manifiesten poco o nada otra enfermedad porque la enfermedad propia controla al nuevo patógeno. Realmente no ha habido un éxito tan rotundo, ya que las vacunas que más éxito han tenido son las vacunas preventivas, como la de la viruela o la polio, o en el presente, el sarampión o la hepatitis. Representan un gran avance porque aseguran por completo la ausencia de la enfermedad.

En la película el individuo inmunizado atraviesa a un montón de zombis sintiéndose seguro, es la alegoría de la inmunización“.

 

El mundo no se acabará por una epidemia. No obstante las películas más taquilleras siguen siendo las más apocalípticas ¿El miedo tiene algo que ver?

Dr. Juan Martínez Hernández: “El miedo vende y el miedo existe. Los temores están ahí y desde el año 2.000 hemos visto cosas horribles, catastróficas, la caída de las torres gemelas, los atentados del 11-M…. Etc. Pero los temores son los mismos, por ejemplo la peste negra en el Siglo IV fue realmente aterradora, pero el miedo es el mismo. Se trata del miedo a la muerte“.

 

¿La crisis económica tiene algo que ver con el afán al apocalipsis en el cine?

Dr. Juan Martínez Hernández: ” Sí es  casi un milenarismo. La crisis está siendo terrible para todo: para la ciencia, para la investigación, para la sanidad, para las personas individuales que han perdido trabajo y evidentemente en este contexto pues sí que triunfa el tema apocalíptico. Espero que nos recuperemos pronto y tengamos otro tipo de películas, no sé, por ejemplo musicales” (risas)

guerra mundialz_dr.juan_martinez3

 

En el caso de las hormigas y los hongos, ¿se puede extrapolar esto o un tipo de enfermedad parecida al ser humano? ¿Algún tipo de bacteria virus u hongo puede poseer el cuerpo humano?

Dr. Juan Martínez Hernández: “No con herramientas biológicas, sino con herramientas sociales. El nacismo era eso, una exposición temprana a mentiras genocidas. Los niños sometidos a eso lo creían y su conducta estaba modificada para ser un asesino. Hasta la fecha no se ha producido nada desde el punto de vista biológico. Se experimentó con el LSD, y se intentó durante mucho tiempo, por ejemplo con el tema de los interrogatorios y en la C.I.A. Todas las drogas sicodélicas provocan alucinaciones y esto provoca que el individuo haga cosas raras, pero jamás a placer de otro directamente, aunque está claro que pueda perder parte de su capacidad“.

 

En la película, el hecho de que se contagie por la mordedura y no se contagie por tragar sangre, como le pasa a Brad Pitt, ¿es una licencia cinematográfica o hay algo de fundamento detrás?

Dr. Juan Martínez Hernández: “La rabia, se inocula por mordedura. La otra posibilidad de transmisión de rabia es con aerosoles de saliva de murciélago, pero la sangre de un paciente con rabia tiene mucho menos riesgo que su mordedura. La inaculación por aerosoles, como pasó en varios laboratorios japoneses durante la guerra mientras intentaban conseguir una vacuna, se produjo al centrifugar cerebros de ratones. Esto provocaba una serie de sustancias en el aire que es muy eficaz. En cambio, por vía mucosa o sanguínea, es menos habitual. Esto está por lo tanto dentro de lo verosímil“.

 

¿Es real que no interesa que salgan ciertas vacunas?

Dr. Juan Martínez Hernández: “No, eso no es cierto. De hecho la mentalidad es todo lo contrario, la gente se piensa que nos estamos inventando nuevas vacunas simplemente para vender fármacos, pero creo que tampoco es así, ni lo uno ni lo otro. Todas las vacunas que nos ponemos son seguras, específicas y útiles. Estas vacunas están pensadas no para ganar dinero, sino para mejorar nuestras vidas. Si no hay más, es porque los científicos no han dado con ellas, no por ningún tipo de conspiración.”

 

A pesar de que estamos mejor que nunca en temas de sanidad, esto solo ocurre en los países desarrollados. ¿Qué ocurriría si la pandemia se provocase en Africa?

Dr. Juan Martínez Hernández: “Pues ocurriría lo mismo que ocurre en África ahora, lo que esta ocurriendo ya. La enfermedad se instala y se queda para siempre. Toda la sociedad africana está condicionada por el sida. El PIB se consume en la sangría que representa el sida. El daño humano social y ambiental que provoca una epidemia no tiene ningún punto de comparación con el que tiene en Europa. Por eso el desarrollo y la invención es cooperación. Lo primero es ayudar al país. Primero tiene que haber carreteras para que lleguen las vacunas, pero si aunque hubiera vacunas no hay carreteras, no tiene sentido. Hay un montón de países que están en situaciones desastrosas, si algún tipo de epidemia llega a producirse ahí, el desastre está garantizado“.

 

Como podemos ver, el Dr Juan Martínez Hernández es bastante optimista respecto del futuro de la humanidad, y aclara que la película tiene parte de ficción y parte de realidad, lo que hace que el film sea aún más interesante. Además, agradecemos esta charla con el doctor, ya que nos permitió dejar la imaginación por un lado y darnos una dosis de realismo necesaria para que se nos quitasen todos los miedos que nos  entraron después de ver la película. Desde Psicocine agradecemos a Paramount Pictures y a Martínez el habernos atendido siempre con un buen trato y esperamos que disfrutéis de la salida a la venta en Blu-Ray, digital y DVD de ‘Guerra Mundial Z

Share Button

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑